El fabricante sueco de baterías Northvolt, proveedor de los coches eléctricos de Volkswagen y BMW, levanta 2.250 millones de euros para expandir su gigafábrica y construir 2 más antes de 2030

Imagen del avance de la construcción de la fábrica de Northvolt en Suecia a junio de 2021
Imagen del avance de la construcción de la fábrica de Northvolt en Suecia a junio de 2021

Northvolt

  • La empresa sueca Northvolt ha recibido una inversión de 2.750 millones de dólares (2.250 millones de euros) para ampliar su fábrica de baterías y construir otras 2 antes de 2030.
  • Entre los inversores están fondos de pensiones suecos, canadienses y daneses, así como Goldman Sachs o Volkswagen, para quien esta compañía es clave en su estrategia de coches eléctricos.
  • Northvolt es una de las principales esperanzas europeas para hacerse un hueco en el mercado de las baterías, hasta ahora copado por fabricantes asiáticos.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

Northvolt, el fabricante sueco de baterías proveedor de gigantes de la automoción como Volkswagen y BMW, y que es una de las empresas de referencia en el objetivo de Europa de hacerse un hueco en este sector, ha recibido una inyección de capital de récord al cerrar una ronda de 2.750 millones de dólares (2.250 millones de euros), liderada por los fondos de pensiones suecos (AP Funds 1-4) y canadienses (Omers), junto con Goldman Sachs Asset Management y Volkswagen, que están entre los accionistas previos que han acompañado la ronda.

El objetivo es "cubrir la demanda en aumento de clientes implicados en la transición a soluciones energéticas descarbonizadas", según asegura la compañía, que acumula más de 6.500 millones de dólares (5.300 millones de euros) en capital acumulado en toda su trayectoria, entre emisiones de deuda y rondas de financiación.

El objetivo de Northvolt es desplegar una capacidad de producción anual equivalente a 150 gigawatios hora de potencia para el año 2030, con el que cubrir una demanda que ya supera los 27.000 millones de dólares en contratos de sus principales clientes, entre los que están las automovilísticas Volkswagen —con la que cerró un contrato de 14.000 millones de dólares y que cuenta su planta de Skelleftea (Suecia) como una de las 6 de producción de baterías que esperan tener para 2030—, BMW —con la que firmó un acuerdo por 2.000 millones de euros en julio de 2020—, la compañía de camiones Scania y la empresa de almacenamiento de energía Fluence.

Para ello, Norhvolt pretende ampliar la capacidad de producción de su primera factoría en Skelleftea (Suecia) de 40 gigawatios hora de potencia anuales a 60, una planta que esperan que comience a producir durante este año 2021. 

La compañía sueca pretende construir otras dos gigafábricas en Europa durante la próxima década, de las cuales una podría estar en Alemania, donde está "buscando activamente" un emplazamiento.

Estas 5 startups de baterías para coches eléctricos retan a Panasonic y LG Chem por el dominio de un mercado de más de 100.000 millones de euros

Northvolt también pretende conseguir que el 50% de los materiales que utiliza en su producción puedan obtenerse de baterías recicladas para el año 2030.

"Tenemos una base sólida de inversores de clase mundial y clientes que comparten la misión de Northvolt de construir la batería más ecológica del mundo para hacer posible la transición europea a la energía renovable", ha asegurado el cofundador y consejero delegado de Northvolt, Peter Carlsson.

El director financiero de la compañía, Alexander Hartman, aseguró que esperan ver "más inversiones en la cadena de valor" de las baterías "durante los próximos años". En esta operación también participa el fondo de pensiones danés ATP, la Fundación IMAS perteneciente a Ikea, el fondo público europeo EIT Innoenergy o el fundador de Spotify, Daniel Ek

Northvolt, una de las esperanzas europeas para alcanzar un tercio de la producción mundial de baterías

La compañía sueca es uno de los principales exponentes del interés europeo por la industria de las baterías, actualmente copado por compañías asiáticas como la china CATL, la surcoreana LG Chem o la japonesa Panasonic —que entre las tres copan el 72,9% del mercado mundial, según la consultora Global X—, pero en el que el Viejo Continente podría alcanzar en 2030 el 31% de la producción mundial del sector si salen bien las últimas inversiones, según Bloomberg.

Según la estrategia europea para el sector de las baterías, publicada por la Comisión Europea en diciembre de 2020, en Europa hay al menos 25 proyectos de fábricas de baterías, de los cuales una decena están ya en construcción: varios de Northvolt, las fábricas de CATL y Tesla en Alemania, la planta de Samsung SDI en Hungría, que va a ampliar su capacidad próximamente, o la de la canadiense Magna en la República Checa.

Europa podría copar un tercio de la producción mundial de baterías en 2030, según 'Bloomberg'

Volkswagen anunció en marzo un plan para contar en los próximos 10 años con 6 gigafábricas que podrán producir 240 gigavatios-hora de potencia cada año, así como el despliegue de 18.000 puntos de carga en todo el continente europeo. Una de ellas podría estar en un país del sur europeo que podría ser España, donde Seat e Iberdrola parecen las mejor colocadas para poner en marcha una fábrica de baterías con apoyo del Gobierno.

LEER TAMBIÉN: Estas 5 startups de baterías para coches eléctricos retan a Panasonic y LG Chem por el dominio de un mercado de más de 100.000 millones de euros

LEER TAMBIÉN: El CEO de una startup de baterías explica cómo trabajar con Elon Musk puso patas arriba su visión de la industria

LEER TAMBIÉN: Europa podría copar un tercio de la producción mundial de baterías en 2030, según 'Bloomberg'

VER AHORA: Desde personas en paro desesperadas hasta multinacionales del crimen: los perfiles de ciberdelincuente más comunes, según el CEO de Buguroo