Pasar al contenido principal

El mercado mantiene la vista fija en Draghi ante la nueva reunión del BCE para ver si vuelve a retrasar la subida de tipos

Mario Draghi, presidente del BCE.
Mario Draghi, presidente del BCE. Reuters
  • Los analistas fijan la vista en las decisiones sobre política monetaria que tomará en su reunión de hoy el Banco Central Europeo que se celebra en Vilna (Lituania) en lugar de Francfort. 
  • En marzo, el BCE anunció una nueva ronda de subastas de liquidez sin dar más detalles, los inversores estiman que ese desglose se producirá en la reunión de esta semana.
  • Algunos analistas también especulan con la posibilidad de que el BCE vuelva a retrasar la subida de tipos de interés. 

El Banco Central Europeo (BCE) tendrá que lidiar en su reunión de este jueves con la atención de los mercados, que fijarán su mirada en las condiciones de la nueva ronda de operaciones de financiación a largo plazo con objetivo específico (TLTRO-III), según el consenso de los analistas consultados por Europa Press.

El cónclave del Consejo de Gobierno de la autoridad monetaria también será especial por otros dos motivos: se celebrará en Vilna (Lituania), en lugar de en Francfort, y será la primera reunión a la que asista el nuevo economista jefe del BCE, el irlandés Philip Lane, que tomó posesión de su cargo el pasado 1 de junio en sustitución del belga Peter Praet.

"Debido a que, en realidad, no hay mucho que pueda hacer para impulsar el crecimiento en caso de que haga falta, el BCE se mantendrá fiel a su actual sesgo, añadiendo algún comentario prudente por aquí y algún elemento facilitador por allí", ha indicado el economista jefe de ING Alemania, Carsten Brzeski.

En marzo, el BCE anunció la nueva ronda de subastas de liquidez, que se realizarán cada tres meses entre septiembre de 2019 y marzo de 2021. Sin embargo, desde entonces no ha vuelto a ofrecer ningún dato sobre ellas, por lo que los inversores estiman que ese desglose se producirá en la reunión de esta semana.

Para Brzeski, lo "más probable" es que Mario Draghi anuncie que el coste de las TLTRO-III sea un diferencial con respecto al tipo de interés de referencia para las operaciones de refinanciación, actualmente situado en el 0%. Esto permitiría establecer, de forma efectiva, un coste negativo durante cierto tiempo.

Leer más: Así se notan las decisiones del BCE en tu bolsillo 

En este sentido, los economistas de Morgan Stanley Daniele Antonucci y Joao Almedia estiman que los bancos "probablemente no pagarán nada o casi nada" en las subastas de liquidez, cuyo precio se reduciría hasta el -0,2% si esas entidades cumplen los criterios del BCE de incrementar los créditos hacia la economía real. La economista de Nomura Chiara Zangarelli estima que la tasa negativa podría incluso alcanzar el -0,25%.

El posible efecto de las condiciones de las TLTRO-III ya se estaría descontando por parte de los bonos soberanos, según ha afirmado el gestor de renta fija de A&G Germán García Mellado. En los últimos días, los rendimientos de los bonos con vencimiento a 10 años de España, Portugal y Alemania han alcanzado mínimos históricos.

Proyecciones macroeconómicas del BCE

Por otro lado, la reunión de este jueves también coincide con la publicación trimestral de las proyecciones macroeconómicas del instituto emisor. El consenso de los analistas consultados no prevé que haya grandes cambios con respecto a las previsiones de marzo, por lo que la atención estará fijada en los pronósticos de la inflación.

Esta semana, Eurostat dio a conocer que la tasa de inflación interanual de la zona euro se situó en el 1,2% en mayo, medio punto porcentual por debajo de la subida registrada el mes anterior, mientras que la tasa subyacente se situó en el 0,8%, también medio punto porcentual por debajo de los datos de abril. "El BCE se encuentra en una situación muy complicada", ha apostillado el analista de XTB Francisco Sánchez-Matamoros, añadiendo que el margen de mejora de la entidad es "muy limitado".

La caída en la inflación, que se vuelve a alejar del objetivo del BCE de que los precios avancen a un ritmo cercano, pero inferior al 2%, también entraña riesgos para el calendario de subidas de tipos de interés.

En marzo, el equipo de Mario Draghi ya retrasó hasta finales de 2019 el primer alza de tipos, aunque algunos analistas ya están empezando a estimar que el BCE volverá a retrasar esa primera subida.

El gestor senior de Ethenea Independent Investors Fran Borchers ve posible que el BCE aleje la subida hasta comienzos de 2020, posición que es compartida por el responsable de gestión de patrimonio privado de Bank Degroof Petercam, Juan Ramón Casanovas. De su lado, el responsable global de renta fija de Allianz Global Investors, Franck Dixmier, incluso ha descartado que la autoridad monetaria de la eurozona realice una subida de los tipos de interés hasta 2021.

Y además