China notifica una nueva variante de COVID, mientras que el país se enfrenta a confinamientos por el rebrote de ómicron y casos asintomáticos

Un hombre se hace un test en Pekín (China).
Un hombre se hace un test en Pekín (China).

Reuters

En diferentes regiones el SARS-CoV-2 sigue mutando, provocando con ello la aparición de nuevos subtipos o variantes, como ómicron. Aunque también existen otras con menor incidencia, como las recientes XE, XD y XF.

La XE apareció por primera vez en Reino Unido el 19 de enero de 2022, según confirmó en su momento la Organización Mundial de la Salud (OMS). Ahora, China protagoniza el hallazgo de una nueva variante.

Este nuevo subtipo se detectó en un paciente con coronavirus leve, en una ciudad a menos de 70 kilómetros de Shanghái, proveniente de la rama BA. 1.1 –la misma que combinada con la variante delta es causante del subtipo XF–.

Aunque de momento China no ha notificado nuevas infecciones por la variante, el país está viviendo nuevos rebrotes, con 13.000 notificaciones en las últimas 24 horas, según la Comisión Nacional de Salud (CNS).

En este sentido, 1.500 de estos casos tienen relación con la variante ómicron, mientras que 11.600 fueron asintomáticos, una cuestión que pone en tela de juicio el modelo chino de "COVID cero".

Dicha estrategia se centra en impedir los contagios y tratar de frenar la transmisión comunitaria del virus, aunque con una vacunación propia que resulta menos efectiva que las de los países occidentales.

7 diferencias de BA.2 y ómicron que te ayudará a identificar con qué versión te has contagiado

Todo ello con un foco de infección en Shanghái, uno de los núcleos de población más importantes de China.

Sun Chunlan, viceprimera ministra del país, visitó la localidad y aseguró que la estrategia seguiría siendo la de "COVID cero", con la movilización de la capacidad de pruebas de COVID, además del refuerzo del personal médico en la región.

"Es una ardua tarea y un enorme desafío combatir la variante ómicron a la vez que se mantiene la operación normal de funciones núcleo en una megaciudad con una población de 25 millones de habitantes", ha explicado Chunlan, según recoge Xinhua.

Por ello, la ciudad se mantiene ahora en cuarentena, mientras que Chunlan ya ha visitado otros núcleos de población donde ómicron sigue causando estragos. Es el caso de Jilin, una provincia del noreste, o de Sanya, que ha suspendido por completo el transporte.

Aun así, la estrategia de China sí es efectiva en ciertos casos, como en la propagación internacional del coronavirus, por la cual es muy improbable que la nueva variante se extienda a otros países.

Chunlan también ha concretado que es necesario expandir los hospitales provisionales para atender a pacientes con COVID, y ha mandado un mensaje a las industrias e instituciones para que sigan ofreciendo suministro en el país y no frenen la cadena de producción.

Algo que contrasta con lo que ocurrió recientemente con Foxconn, principal ensamblador del iPhone de Apple, que tuvo que suspender las operaciones en su sede de China, en Shenzhen, debido al confinamiento obligatorio de la población por los rebrotes.

Otros artículos interesantes:

El petróleo acelera su caída y retrocede a niveles de hace dos semanas ante las negociaciones entre Rusia y Ucrania y el temor al descenso de la demanda de China por el coronavirus

La inmunidad híbrida es la mejor protección contra el COVID-19 ahora mismo: un único gráfico compara la efectividad de las vacunas y la infección previa contra el coronavirus

Crup: este es el nuevo síntoma del COVID-19 detectado en niños

Te recomendamos