Pasar al contenido principal

La nueva versión del coronavirus se extiende más rápido pero es menos dañina para los enfermos

Una prueba PCR de coronavirus desde un coche
REUTERS/Sergio Flores

  • Hay pruebas que confirman que una nueva versión del coronavirus se ha extendido desde Europa hasta Estados Unidos.
  • Según el estudio, esta mutación del virus es de 3 a 9 veces más infecciosa que la cepa original.
  • Pese a eso, no hay evidencia científica de que la nueva versión impacte en la salud de los pacientes con mayor gravedad que las anteriores versiones del virus.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

Un estudio global ha encontrado pruebas que confirman que una nueva versión del coronavirus se ha extendido desde Europa hasta Estados Unidos. La nueva mutación hace que el virus sea más propenso a infectar a las personas, pero no parece hacerles enfermar más que las variaciones anteriores del virus, según el comunicado de un equipo internacional de investigadores del que informa CNN.

El estudio, publicado en la revista Cell, se basa en un trabajo anterior que el equipo realizó a principios de año. La información compartida sobre secuencias genéticas había indicado que una versión mutante del virus estaba asumiendo el control de la enfermedad.

Ahora, el equipo no solo ha comprobado que existen más secuencias genéticas, sino que también ha realizado experimentos con personas, animales y células en el laboratorio que muestran que la versión mutada es más común y que es más infecciosa que las otras versiones.

Leer mesa: Una investigación descubre daños neurológicos en niños que habían superado el COVID-19

La mutación afecta a la proteína espiga, la estructura que utiliza el virus para atacar a las células que infecta. Ahora, los investigadores están comprobando si esto afecta a que el virus pueda ser controlado por una vacuna. Las vacunas que se están desarrollando en estos momentos se centran principalmente en dichas proteína, pero se crearon usando cepas más antiguas del virus.

El estudio confirma investigaciones anteriores que sugieren que la mutación había hecho que la nueva variante del virus fuera más común. Los investigadores llaman a la nueva mutación G614, y muestran que ha reemplazado casi por completo la primera versión que se extendió por Europa y EEUU, la llamada D614.

No afecta a la supervivencia del paciente

Según una de lasa investigadoras que participó en el estudio, los datos muestran que la variante G614 se ha extendido más rápido que la D614, lo que, interpretan, significa que es probable que el virus sea más infeccioso. Pese a ello, señala, no hay evidencia de un mayor impacto de la G614 en la gravedad de la enfermedad.

Para realizar el estudio, el equipo tomó muestras de pacientes de todas Europa y EEUU, para secuenciar los genomas. La comparación de estas secuencias les ayudó a dibujar un mapa de la propagación de ambas variantes y comprobaron que, hasta el 1 de marzo de 2020, la variante G614 era rara fuera de Europa, pero a finales de marzo había aumentado su frecuencia en todo el mundo. Este aumento se dio a pesar del confinamiento global.

De 3 a 9 veces más infecciosa

La nueva versión parece multiplicarse más rápido en el tracto respiratorio superior, lo que explicaría por qué se propaga más fácilmente, dijeron los investigadores.

Tras realizar 1.000 pruebas a pacientes británicos, comprobaron que la nueva versión del virus no les afectaba peor que las original, pero sí que esta era de 3 a 9 veces más infecciosa. 

Por tanto, las pruebas de laboratorio del virus confirmaron lo que habían mostrado los mapas genéticos.

A los investigadores les preocupaba que si la nueva mutación hiciera que el virus creciera más rápido y a niveles más altos, se necesitaría más esfuerzo del sistema inmunitario para neutralizarlo.

Los científicos señalan que aún son necesarias más investigaciones que confirmen los hallazgos y clarifiquen las consecuencias que esto puede tener para las vacunas. 

Y además