Pasar al contenido principal

Nueva York quiere restringir el número de coches Uber y Lift

Uber car service on the streets of New York
  • La ciudad de Nueva York ha anunciado un plan que, si se aprueba, limitaría el número de coches que empresas como Uber y Lyft pueden operar en la ciudad.
  • La legislación propuesta por el Concejo Municipal quiere evitar más congestión en el tráfico y los numerosos suicidios de taxistas y conductores de Uber en los últimos meses.
  • En Nueva York hay cuatro coches de Uber o Lift por cada taxi.
  • Los grupos pro derechos civiles y las minorías raciales protestan por la medida diciendo que se sienten discriminadas por los taxistas tradicionales.

Nueva York quiere restringir el número de coches de Uber y otros servicios de viajes compartidos como Lift para reducir la congestión en el interior de la gran manzana, como anunció hace unos días el New York Times. El ayuntamiento de la ciudad también perseguiría reducir la elevada tasa de suicidios que se ha registrado tanto entre la población de taxistas, como entre la de conductores de Uber. 

Liderados por el presidente del Concejo Municipal, Corey Johnson, Nueva York está considerando suspender todos los nuevos vehículos de servicios de viajes compartido, eximiendo a aquellos que estén adaptados para discapacitados. La nueva legislación de Nueva York contra Uber también aborda el problema de la congestión, ya que el proyecto de ley propone establecer límites de cuánto tiempo un vehículo puede circular vacío mientras busca pasajeros.

"Este es el plan que se nos ha ocurrido y en mi corazón creo que es el mejor camino a seguir", asegura Johnson en un comunicado al New York Times

"Nuestro objetivo siempre ha sido proteger a los conductores, brindar equidad a la industria y reducir la congestión. Eso es lo que hace esta propuesta, y representa las líneas generales de hacia dónde creemos que nuestros próximos pasos deberían ir para ayudar a la industria".

Leer más Los servicios como Uber aumentan la congestión en el interior de las ciudades

La legislación propuesta viene después de que se hayan registrado numerosos suicidios de conductores profesionales en la ciudad de Nueva York, que se cree que se han visto desesperados por la falta de negocio y la aplastante deuda creada por una inversión de cientos de miles de dólares en sus coches y licencias

Los vehículos de Uber y Lift han disparado su número en Nueva York: de 47.000 en 2013 a aproximadamente 103.000 en la actualidad. Los datos del año pasado muestran que el número de coches de Uber y Lyft superaron en número a los taxis en la ciudad de Nueva York en una proporción de 4 a 1.

La mayor congestión es otro tema que motiva a los legisladores para la nueva norma. El crecimiento exponencial de Uber y Lyft ha creado un problema físico de más coches en las calles, lo que aumenta la congestión en la ciudad más grande de Estados Unidos. Si bien el plan de tasas para circular los días de congestión del Gobernador Andrew Cuomo se ha estancado, esta nueva legislación aborda el problema limitando el número de coches y estableciendo nuevos estándares para conducir vehículos desocupados.

Uber no estaba satisfecho con la propuesta de la ciudad.

"El límite a los coches Uber de Nueva York dejará a los neoyorquinos varados sin hacer nada para evitar la congestión, arreglar el metro y ayudar a los propietarios de las licencias de taxis en dificultades", asegura la portavoz de Uber Danielle Filson en un comunicado a Business Insider

Leer más Por qué los taxistas de media España están en huelga por un reglamento de Colau

"El límite del Nueva York a Uber perjudicará a los pasajeros fuera de Manhattan, que han llegado a depender de Uber porque sus comunidades han sido ignoradas por los taxis tradicionales y no tienen un acceso confiable al transporte público", prosigue.

Uber fue previamente prohibido en Londres, pero recientemente ganó su licencia para operar en la ciudad después de meses de litigio.

Los grupos por derechos civiles, a favor de Uber y Lift en su litigio con Nueva York

Los grupos pro derechos civiles se han unido a Uber y a Lyft en su lucha contra el plan propuesto por Nueva York para poner un tope a la cantidad de coches con los que estas compañías pueden operar en la ciudad.

Después de que el presidente del Concejo Municipal, Corey Johnson, reveló su propuesta de congelar los permisos para más vehículos de viaje compartido en la ciudad de Nueva York, N.A.A.C.P., National Urban League y National Action Network se unieron a Uber y Lyft para oponerse públicamente a la legislación propuesta.

Según un artículo publicado el domingo por el New York Times, algunos neoyorquinos negros y latinos sienten que llegar a sus destinos será más difícil para ellos, ya que los taxis amarillos a menudo no les recogen por la calle.

El Dr. Johnnie M. Green Jr., pastor en Harlem, afirmó al New York Times: "Es un problema racial. Las personas que defienden la cruzada contra Uber no tienen problemas para llamar a los taxis amarillos".

Ni el N.A.A.C.P., ni la National Urban League han respondido por ahora a los requerimientos de Business Insider para obtener comentarios.

El sábado, el reverendo Al Sharpton habló públicamente en la sede de Harlem de su organización, National Action Network. Sharpton se paró frente a una audiencia y denunció la propuesta del Concejo Municipal de Nueva York para limitar los coches de Uber y Lyft, diciendo: "Estoy tratando de ir a trabajar, estoy tratando de ir a la escuela. Quiero que alguien me recoja".

Por su parte, Uber ya ha movilizado una campaña publicitaria de 1 millón de dólares contra la iniciativa, en la que está empleando el hashtag #DontStrandNYC. (No abandone Nueva York)
 

 

Te puede interesar