Pasar al contenido principal

Nueva Zelanda se convierte en el primer país en legalizar el pago de salarios en criptomonedas

New Zealand just became the first country to legalize salary payments in cryptocurrencies
David Ryder/Stringer
  • Nueva Zelanda permitirá a las empresas que paguen sus salarios en criptomonedas a partir del 1 de septiembre, siendo el primer país que toma una medida similar, según Financial Times.
  • El país requiere que la criptomoneda preferida se vincule a una moneda estándar y se convierta directamente en una forma de pago normal. Esta previsión permite al bitcoin reemplazar al dólar de Nueva Zelanda en las nóminas.
  • Las compañías que paguen a sus trabajadores con criptomonedas podrán deducirse el impuesto sobre la renta a través del programa de pago según ingresos que se aplica en este país.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

Nueva Zelanda se ha convertido en el primer país en legalizar el pago de salarios en croptodivisa, según publicaba este lunes el Financial Times.

La agencia tributaria de este país ha dictaminado que los salarios pueden pagarse en criptomoneda siempre que esté vinculada a una divisa estándar o de curso legal. Nueva Zelanda también exige que la criptomoneda elegida pueda ser directamente convertida a una forma normal de pago.

Esto permitirá al bitcoin, la mayor criptodivisa del mundo por capitalización bursátil, ser utilizado como forma de pago a los trabajadores neozelandeses cuando la ley entre en vigor el 1 de septiembre.

Esta medida fue tramitada el 7 de agosto a través de una propuesta en la que también se detallaban los planes de este país para permitir que se paguen bonificaciones en criptomoneda. Aunque se elija cobrar en criptomoneda, es necesario pagar el impuesto sobre la renta, lo que supone impedir a los trabajadores por cuenta propia cobrar sus ingresos a criptomonedas.

Leer más: 11 datos alucinantes sobre el bitcoin que seguramente no conocías

La medida lleva estos controvertidos activos digitales al ámbito de los medios de pago cotidianos. Las criptodivisas están relativamente libres de regulación y su naturaleza irrastreable les ha ayudado a hacerse populares en las compras anónimas por internet. Esta decisión supone "un nuevo paso adelante hacia el reconocimiento por parte de los gobiernos de que la gente quiere cobrar en" criptomonedas, según aseguró a Financial Times Thomas Hulme, abogado del bufete londinense Mackrell Turner Garrett.

Las criptodivisas también se consideran un activo de inversión tan novedoso como volátil. El bitcoin cotiza actualmente en su máximo de 19 meses, creciendo a medida que los inversores huyen de las bolsas por temor a la guerra comercial. Todavía supone un 42% menos que su máximo histórico de casi 20.000 dólares (unos 17.800 euros) por bitcoin que alcanzó en diciembre de 2017.

Leer más: El Supremo dice que una criptomoneda "no es dinero" y condena a un estafador a devolver 45 bitcoins pagando lo que valían hace años

La decisión de Nueva Zelanda se produce apenas 2 semanas después de que Facebook anunciase su propia criptomoneda, llamada Libra. Aunque generó preocupación sobre privacidad en inversores y funcionarios, el interés del gigante digital en las divisas digitales ha añadido más legitimidad a esta tecnología.

Y además