Por qué el nuevo movimiento de Apple en los servicios de "compra ahora y paga después" es una amenaza para los bancos al dejar de lado a Goldman Sachs y gracias a la exorbitante caja del gigante tecnológico

Tim Cook, CEO de Apple.
Tim Cook, CEO de Apple.

REUTERS/Peter DaSilva

Apple sigue su incursión en el mundo de las finanzas. 

En el último evento de la compañía, la tecnológica anunció su servicio de minipréstamos a corto plazo, dentro del negocio del sector que se conoce por su nombre en inglés de "buy now, pay later" (BNPL que correspondería en español a "compra ahora y paga después"). La tecnológica dio pocos, por no decir ningún, detalle sobre la operativa del servicio, aunque aseguró que no cobraría comisiones. 

Unos días después del anuncio, el medio económico Financial Times (FT) publica que este servicio se ofrecerá desde una filial de la propia compañía, Apple Financing LLC. Un movimiento en el que deja de lado una alianza como la realizada con Goldman Sachs, con quien lanzó su tarjeta de crédito. Un servicio, por ahora, solo disponible en Estados Unidos. 

En anteriores incursiones en el sector financiero, la tecnológica contaba con un mayor apoyo de otros bancos para ofrecer sus servicios, en parte, por necesidad porque alguno de estos servicios únicamente pueden realizarse con determinadas licencias.

De hecho, según apunta el diario económico, Goldman Sachs está facilitando Apple Pay Later al permitir que Apple acceda a la red de Mastercard, ya que el fabricante de iPhone no tiene una licencia para emitir credenciales de pago directamente. Sin embargo, Apple estaría gestionando la suscripción y los préstamos a través de su nueva subsidiaria.

Los bancos tradicionales llevan un tiempo temiendo la entrada de las grandes tecnológicas en el terreno financiero y quizá este podría ser el paso definitivo. 

El servicio de pago aplazado contará con una amplia base de clientes ya desde sus inicios, puesto que podrán utilizarlo todos aquellos clientes y comercios que ya tengan admitido el servicio de Apple Pay. Hay que tener en cuenta la elevada penetración que tiene la tecnológica en Estados Unidos, algo que no ocurre en Europa. 

Cómo funcionará el pago aplazado de Apple 

Este tipo de servicios de pago aplazado suelen funcionar, por lo menos, en el resto de fintech como Klarna, Affirm o Afterpay que lo ofrecen, permitiendo a los usuarios que los usen para aplazar tickets de precios no muy elevados en dos o tres meses. A los clientes no se les cobra una comisión, sino que son los vendedores los que tienen que pagar una tarifa por cada compra aplazada con ellos. 

La justificación a esta forma de negocio que dan las compañías de servicios de pago aplazado es que gracias a este tipo de aplazamientos las compras que se realizan en los comercios son de un importe más elevado y que, además, mejoran la recurrencia del cliente.

En el caso de Apple, la tecnológica no ha desglosado cómo será el funcionamiento concreto de este servicio de pequeños préstamos aplazados. Señala el diario económico que Apple tiene pulmón para hacer los préstamos ella misma, especialmente si se tratan de préstamos a corto plazo. La tecnológica tenía una caja de 73.000 millones de euros a finales de marzo, según sus últimas cuentas presentadas. 

Este nuevo servicio financiero vendrá a complementar la cartera de servicios de Apple, que ha ido desarrollando desde que en 2014 permitiera a los propietarios de iPhone y Apple Watch usar tarjetas conectadas a sus dispositivos para pagar en las tiendas. En 2017, Apple añadió la capacidad para que los usuarios ejecuten pagos entre pares a través de un servicio que, ahora, se llama Apple Cash.

Otros artículos interesantes:

Apple eleva su apuesta en el universo 'fintech' con su servicio de 'compra ahora y paga después' sin intereses: por qué es importante

Compra ahora y paga en dos meses: los bancos entran en el negocio del pago aplazado y presionan a unas 'fintech' en horas bajas

El CEO de Openbank revela por qué es tan importante su entrada en el 'compra ahora y paga después': "Es la primera vez que un banco con el tamaño de Santander tiene la tecnología para competir de igual a igual con las 'fintech'"

Te recomendamos