Pasar al contenido principal

El nuevo plan estratégico de Caixabank: apuesta por el canal digital, menos oficinas físicas y rentabilidad del 12% en 2021

Jordi Gual, presidente de CaixaBank (izq.) y Gonzalo Gortázar, consejero delegado de CaixaBank.
Jordi Gual, presidente de CaixaBank (izq.) y Gonzalo Gortázar, consejero delegado de CaixaBank. Caixabank
  • El nuevo plan estratégico de Caixabank para 2019-2021 contempla la reducción de sucursales desde las 4.461 oficinas físicas de 2018 hasta 3.640 en 2021 con una disminución, sobre todo, de oficinas urbanas.
  • Se incrementará el número de oficinas stores, más grandes y dedicadas al asesoramiento, hasta las 600 desde las 285 actuales de este tipo. 
  • Respecto a los datos financieros, esperan una rentabilidad sobre el capital tangible (ROTE) superior al 12 en 2021. 

Caixabank presenta su nuevo plan estratégico en Londres a los inversores. Las líneas maestras para los próximos tres años mantienen la apuesta por el canal digital, pasan por reducir el número de oficinas físicas urbanas y ampliar hasta  600 el número de oficinas denominadas stores, más grandes y enfocadas al asesoramiento.

Además, el objetivo es conseguir una rentabilidad sobre el capital tangible (ROTE) superior al 12% para 2021. 

El grupo presenta así un plan estratégico donde perfila las líneas del grupo para los próximos tres años, en un momento crucial para la banca que se enfrenta al reto de la ominicanalidad donde los clientes demandan canales online ágiles pero que se complementen con oficinas cercanas a sus lugares de residencia. 

En el plano financiero, la banca se enfrenta a una encrucijada marcada por la salida de la crisis financiera global donde los bancos centrales todavía no han retirado sus políticas de estímulo y se mantienen unos tipos de interés al mínimo, lo que complica el negocio tradicional de la banca. 

El papel de las sucursales bancarias y el canal online

En la presentación que ha comunicado a la CNMV, la entidad apunta que el 48,3% de los clientes bancarios señala como principal motivo para elegir un banco la cercanía. En esta línea, el grupo explica que están viviendo un fuerte crecimiento en canales digitales, pero que la estrategia pasa por hacerlo manteniendo la importancia de las oficinas.

En este sentido, la entidad señala que las operaciones se mantienen estables en las oficinas, pero son de mayor valor añadido. Así, señala que en los últimos años ha habido una "drástica" caída en la operativa transaccional, pero aumenta el tiempo dedicado a la planificación y relación comercial. 

Como ejemplo, el cobro de cheques cayó un 42% de 2008 a 2014, la actualización de operaciones lo hizo un 52% y las transferencias realizadas en oficinas bajaron un 35%. 

Leer más: Banca online: así es la apuesta de los grandes bancos entre cierres y transformaciones de sucursales

Cierre de sucursales urbanas y apertura de 600 store 

En este nuevo plan estratégico, y en la línea con la apuesta por la omnicanalidad, la entidad señala que acabará 2018 con 4.461 oficinas físicas. Un número que se reducirá hasta las 3.640 a cierre de 2021. 

No solo se reducirán sucursales bancarias, también cambiará la tipología de las mismas. Por un lado, la entidad apunta que la reducción de la red pasará "principalmente" por oficinas urbanas en los próximos tres años, con la red rural manteniéndose estable (siguiendo con la apuesta de Agrobank lanzado en 2014). 

Dentro de la red de oficinas urbanas, el banco aumentará el número de las denominadas oficinas store desde las 285 actuales hasta superar las 600. 

El objetivo de las oficinas stores, según apunta en la presentación la entidad, es que las oficinas "se conviertan en centros de asesoramiento". Entre las patas que destacan de este tipo de sucursales se encuentran que están más cerca del cliente, están más especializadas, tienen un horario más amplio o que no tienen puesto de caja. 

Más opciones en el canal online

En el plan estratégico para los próximos tres años, el banco apunta que quieren generar un impulso a nuevos modelos de relación digital y remota a través de "Intouch". Este canal es un modelo de atención remota para aquellos clientes con un bajo uso de las sucursales físicas pero con un gestor propio para sus finanzas. 

Actualmente, la entidad tiene 600.000 clientes utilizando este servicio y espera que para 2021 la cifra se incremente en dos millones más. 

En el canal digital, Caixabank señala además que cuentan con 1,2 millones de clientes utilizando Imaginbank, el banco móvil del grupo, de los cuales el 60% de ellos tienen ingresos recurrentes, con una edad media de 23 años y una interacción con el banco cada tres días. 

Digitalización de procesos: ahorro de costes

La tecnología también estará en el plan estratégico en la parte que se ve menos: la de la digitalización de procesos internos, que servirá para un ahorro de costes o una mayor eficiencia comercial y operativa, por ejemplo, con la digitalización de firmas. 

Objetivos financieros: 12% de rentabilidad

Caixabank, plan estratégico 2019-2021.
Caixabank

CaixaBank quiere lograr una rentabilidad sobre el capital tangible (ROTE) superior al 12% en 2021, según detalla en su plan estratégico. Además, el grupo tiene en su agenda aumentar los ingresos típicos que denomina core un 5% anualmente.

"El aumento de los ingresos core pivotará sobre el crecimiento de la financiación a empresas, consumo y ahorro a medio-largo plazo, con un incremento por encima de mercado", señala el grupo en un comunicado. 

También señala que quiere reducir sus activos no estratégicos, llevar la ratio de morosidad por debajo del 3% y que su política de dividendos sea "atractiva" para los inversores. En este último punto tiene un objetivo de payout (porcentaje del beneficio que se destinaría a dividendo) superior al 50%. 

Por otra parte, señala que esto irá en la línea de conseguir un objetivo de capital de máxima calidad, el conocido por las siglas CET1, del 12% a lo que sumará un colchón del 1%. 

Compromiso social

Otra de las patas del plan, según señala la entidad es "ser referentes en gestión responsable y compromiso con la sociedad". 

En el mismo comunicado, el grupo apunta que las iniciativas en este ámbito se centrarán en promover una cultura de conducta responsable y potenciar medidas que fomenten la sencillez y la transparencia con los clientes; implantar las mejores prácticas de control interno y gobierno corporativo; impulsar la inclusión y la cultura financiera; promover iniciativas de acción social y voluntariado; y fomentar la financiación responsable y sostenible.

En general, el plan estratégico tiene como objetivo "ofrecer la mejor experiencia al cliente; acelerar la transformación digital para ser más eficientes y flexibles; potenciar una cultura centrada en las personas, ágil y colaborativa; generar una rentabilidad atractiva para los accionistas, manteniendo la solidez financiera; y ser referentes en gestión responsable y compromiso con la sociedad". 

Te puede interesar