Pasar al contenido principal

Los números detrás del boom de la cerveza en España: estas son las marcas que más facturan

Cerveza
Tim Bennet/Unsplash
  • El 2018 apunta a convertirse en un ejercicio récord para el sector cervecero en España, las compras de cerveza crecieron un 6,4% en el primer semestre del año respecto al mismo periodo del ejercicio anterior.
  • El sector cervecero supone el 1,4% del Producto Interior Bruto  (PIB) español, y además aporta entre el 25% y el 40% de las bebidas que se consumen en hostelería.
  • La marcas de cerveza que más factura en España es Mahou San Miguel, en segundo lugar Heineken, y tras ella Damm y Estrella Galicia.

La cerveza está de moda. Desde hace unos años, el boom cervecero ha ido calando en el ocio de los españoles para pasar a convertirse de pasatiempo a cultura. Cada vez más gente se anima a probar cervezas artesanales. Otros se han ido más allá de nuestras fronteras para traer variedades cerveceras multiculturales. Incluso, ha proliferado el culto a la cerveza casera con establecimientos especializados en la venta de los ingredientes necesarios. 

En cualquier caso, el verano se acaba pero con buenas noticias para el sector cervecero español. Los datos son de lo más optimistas pues, tras los niveles históricos alcanzados en 2017, el 2018 apunta a convertirse en un ejercicio récord para el sector cervecero en España, según informó la Agencia Tributaria. Y es que las compras de cerveza crecieron un 6,4% en el primer semestre del año respecto al mismo periodo del ejercicio anterior, lo que la convierte en la mayor tasa de consumo de cerveza desde el 2003. 

Por si fuera poco, entre julio y septiembre, se consumieron en torno a 1,2 millones de litros de cerveza o, lo que es lo mismo, el 30% de la cerveza que se consume todo el año.

La cultura cervecera ha trascendido el mero ocio del terraceo y la conversación al calor veraniego. “Los grandes productores de cerveza han dinamizado mucho el sector y la economía local. A raíz de la crisis económica mucha gente se fue al  paro pero invirtió en este negocio y el sector ha ido repuntando y generando empleo. Es un fenómeno interesante y positivo”, analiza el director general de Cerveceros España, Jacobo Olalla.

El sector cervecero supone el 1,4% del Producto Interior Bruto  (PIB) español, y además aporta entre el 25% y el 40% de las bebidas que se consumen en hostelería. “Es la bebida fría más consumida”, asegura Olalla. 

La tendencia en el consumo apunta, de hecho, al alza y, a cierre de 2017, rozó los 40 millones de hectolitros. Este repunte del 3,7% respecto al año anterior, responde por un lado al auge del turismo y las buenas condiciones climatológicas, pero también a la recuperación económica y la estabilidad fiscal, según apunta el Informe Socioeconómico del Sector de la Cerveza en España 2017, elaborado por la Patronal de Cerveceros de España.

Aún con todo, España registra uno de los consumos per cápita de cerveza más bajos de la Unión Europea. Así, el 63% del consumo cervecero procede del sector hotelero mientras que el 37% restante es en el hogar. 

En este sentido, el director general de Cerveceros España, Jacobo Olalla, argumenta que se han dado una serie de circunstancias para justificar este auge en el consumo de la cerveza, que había marcado un pronunciado descenso con la crisis: “ha crecido la confianza del consumidor español en la economía nacional y, por tanto, la gente sale más a las terrazas y cafeterías”, apunta.

Leer más: Día Internacional de la Cerveza: 10 curiosidades de una de las bebidas alcohólicas más consumida por los españoles

El directivo sostiene que se trata de la bebida fría que más valor aporta a los establecimientos, ya no sólo porque en el 84% de los casos el  consumo de cerveza le acompañe algún otro alimento sólido sino que, además, es transversal a todas las clases sociales y se consume independientemente del día de la semana. “El mix de cerveza y tapa es un gran dinamizador de la economía nacional y del empleo”, opina el director general de Cerveceros España.

Producto nacional y artesano

Aunque, por muy transversal que sea,  lo que es una evidencia es que su consumo difiere en función de la región española en cuestión. Algo especialmente destacable al hablar de la popularidad de las marcas. “El 90% de la cerveza que se consume en España se produce en España. Es nuestro lúpulo, nuestra cebada... nuestro producto”, pone de relieve Olalla. 

De esta forma, la marca de cerveza que más factura en España es Mahou San Miguel, muy presente en el centro peninsular. Le sigue en segundo lugar Heineken, y tras ella Damm, que triunfa en la zona del noreste y Baleares. Estrella Galicia se encuentra en cuarto puesto y lidera en el noroeste peninsular. 

Pero, más allá de marcas reconocidas, Andalucía lidera las ventas de cerveza, y le siguen el centro peninsular y, en tercer lugar, el noreste y Baleares.

Lo cierto es que los nuevos productores artesanales han ido dinamizando el sector. De hecho, la producción de cervezas artesanales se disparó en España un 36% este año y la tendencia se mantendrá al alza, según los datos del Observatorio Sectorial DBK de Informa. El volumen de producción se situó en 170.000 hectolitros, un 36% más que el año anterior y alcanzó los 47 millones de euros de facturación.

Pero aún con más de 500 compañías dedicadas a este negocio en la actualidad, no se trata sólo de pequeñas empresas especializadas, sino también de los gigantes de la cerveza española: Mahou, Heineken y Ámbar han irrumpido con fuerza. Sin ir más lejos, las ventas de las marcas craft de Mahou en España se incrementaron en un 132% el año pasado.

“Han surgido nuevos nichos de mercado que compiten por el consumidor”, señala Olalla para referirse a la producción de nuevas gamas de cervezas artesanales pero también a esta reciente afición a la que se han sumado los más eruditos de producir su propia cerveza casera: “no es sólo en España, es un fenómeno global”, matiza el directivo. 

De hecho, este fenómeno viene impulsado también porque, cada vez más, la sociedad opta por consumir productos naturales y se genera una mayor oferta a raíz de ello. De repente, “el consumo de cerveza se asocia a momentos distintos a los tradicionales”, analiza Olalla. 

Leer más: Las cervecerías están en alerta roja ante el riesgo de quedarse sin cerveza este verano

El turismo se ha convertido en otro de los elementos tractores de la época de bonanza en el sector cervecero: “los turistas alemanes y británicos  duplican o triplican el consumo per cápita”, apunta el directivo. 

De Portugal a Guinea Ecuatorial

Así es que, la producción nacional de cerveza mira más allá de las fronteras peninsulares. España se sitúa como el cuarto país productor de cerveza del Viejo Continente, por detrás de Alemania, Reino Unido y Polonia y en el puesto número once del mundo. 

El pasado año, el sector cervecero español exportó 2,9 millones de hectolitros de cerveza, un 22% más que hace un año. Según recoge el informe del sector cervecero español, Portugal y China concentran el grueso de las exportaciones, con 82,9 y 46,2 millones de litros de cerveza respectivamente. “Portugal lidera la lista por razones obvias de proximidad geográfica”, razona Olalla, “China es un mercado tan grande que cualquier exportación, por pequeña que sea, es grande. China quiere cerveza europea, porque la cerveza china no tiene fama”. 

Le siguen en tercer, cuarto y quinto lugar, Reino Unido, con 37,1 millones de litros; Irlanda, con 31,4 millones de litros y Guinea Ecuatorial, con 19,2 millones de litros. “Reino Unido e Irlanda se han convertido en uno de los principales destinos por la tracción del turismo. Son países con gran cultura cervecera que han dado a conocer la cerveza española”, dice Olalla.  El directivo justifica, además, el quinto puesto de Guinea Ecuatorial: “por las relaciones comerciales establecidas por haber sido una antigua colonia y puerto de entrada a África”. 

Las exportaciones de cerveza se han disparado, nada menos, que un 261% desde 2006 hasta 2016, principalmente impulsadas por el turismo. Y es que con los más de 75 millones de turistas extranjeros que visitaron España en 2016, el consumo per cápita se situó en 46,4 litros. Aun con todo, la cifra es inferior a la media europea, que está en 70 litros y se aleja de las cifras de países como la República Checa, donde alcanza los 134 litros y Alemania, con 116 litros de media. 

Para poner la puntilla, el director general de Cerveceros España concluye que España es lo que califica de “potencia cervecera” y, además, el país es líder en consumo de cerveza sin alcohol: “es algo de lo que estamos muy orgullosos”, asegura.

Por tanto, considera que si España continúa apostando por la hostelería y el turismo de calidad el sector cervecero español tendrá un buen futuro: “la cerveza y el turismo van de la mano. Tenemos que seguir apostando por las marcas de producción españolas”, concluye.

Te puede interesar