Pasar al contenido principal

En 2009 Nestlé tuvo que retirar 3,6 millones de paquetes de masa para galletas tras la intoxicación de 80 personas al ingerirla sin hornear

  • Puede que sea algo delicioso, pero comer masa cruda para galletas podría acarrearte algunos problemas de salud. Los huevos pueden estar contaminados con salmonela, y la harina puede contener E. coli.
  • En Estados Unidos, Nestlé se vio obligada a retirar 3,6 millones de paquetes de su masa para galletas después de que casi 80 personas sufrieran una intoxicación alimentaria por E. coli, escondida entre la harina. 
  • Los huevos contaminados con salmonela causan 79.000 enfermedades transmitidas por alimentos que no han sido cocinados debidamente, y hasta 30 muertes en Estados Unidos cada año según el Centro para el Control de Enfermedades. 
  • Descubre más historias en Business Insider España.

Esta es la transcripción del vídeo.

Lamer la cuchara es la mejor parte de hacer galletas. Pero es una mala idea, porque comerse la masa cruda de las galletas podría enfermarte, y no solo porque contenga huevos crudos. 

En 2009, más de 77 personas en 30 estados se intoxicaron después de comer masa cruda de galletas pre-envasada. Muchos experimentaron vómitos y diarrea con sangre, y algunos tuvieron daños renales muy severos. Al final, Nestlé tuvo que retirar 3,6 millones de paquetes de su masa refrigerada para galletas. Y en 2016, otro grupo se enfermó después de comer masa casera para galletas hecha con productos de General Mills

Pero a pesar de lo que cabría esperar, el culpable no era la salmonela en los huevos. Era una toxina de Shiga que producía E. coli en la harina, del mismo tipo que a veces se encuentra en la lechuga romana y en la carne de las hamburguesas. De hecho, los CDC estiman que es el responsable de 265.000 enfermedades, 3.600 hospitalizaciones y 30 muertes en Estados Unidos cada año. 

Ahora, normalmente a la E. coli le gusta refugiarse en lugares húmedos. Por eso los científicos se sorprendieron cuando se lo encontraron en la harina. El problema es que las bacterias pueden haberse infiltrado en la harina en cualquier etapa del profeso de fabricación. Podría haberse colado en el trigo de las deposiciones de los animales, o haber saltado a la harina desde un equipo de procesamiento contaminado. No hay manera de saberlo con seguridad. Ahora, para que quede claro, aunque la harina fuera la culpable en este caso, los huevos crudos pueden seguir siendo igual de peligrosos. De hecho, la FDA estima que cada año los huevos contaminados causan 79.000 enfermedades transmitidas por alimentos, y hasta 30 muertes en Estados Unidos. Con eso en mente, el CDC advierte sobre ingerir cualquier masa cruda de galletas.

Leer más: 14 alimentos que mantener en tu búnker para sobrevivir un apocalipsis

Pero, hay buenas noticias. Aunque, sí, existe riesgo de que la masa de tus galletas esté contaminada, es bastante mínima. Muchos panaderos, por ejemplo, degustan la masa constantemente, y parecen estar bien. Además, un estudio descubrió que más de la mitad de sus estudiantes universitarios comían masa cruda de galletas, y vivían para contarlo. 

Mejor aún, el riesgo hoy es más bajo que nunca, al menos cuando se trata del que compras en las tiendas. Porque, después del brote de 2009, compañías como Nestlé y Pillsbury han comenzado a incluir en su masa harina tratada térmicamente y huevos pasteurizados. Al calentar la harina a 71 grados centígrados, se elimina cualquier rastro del E. Coli. Y el proceso de pasteurización calienta los huevos lo suficiente como para eliminar las bacterias y no cocinarlos. La harina tratada térmicamente y los huevos pasteurizados también explican por qué el tipo de masa para galletas que se encuentra en los helados es inofensivo. Pero si insistes en hacerte tus propias galletas con trozos de chocolate desde cero, hay una manera de esterilizar tus propios ingredientes: ¡horneando la galleta! Y seguirá sabiendo bien. 

Y además