Pasar al contenido principal

Este médico japonés experto en longevidad, que vivió 105 años, recomendaba no jubilarse nunca o, al menos, hacerlo después de los 65

El Dr. Shigeaki Hinohara
El Dr. Shigeaki Hinohara segúia trabajando con 100 años. KYODO/REUTERS
  • El doctor, que contribuyó a construir los cimientos de la medicina japonesa, dejó escritas unas pautas básicas para tener una vida larga y saludable.

  • Unos meses antes de morir Hinohara continuaba atendiendo a sus pacientes y trabajaba hasta 18 horas al día.

  • Descubre más historias en Bussines Insider España.

El médico japonés Shigeaki Hinohara, reconocido por reforzar los cimientos de la medicina japonesa y ayudar a que su país esté a la cabeza mundial en longevidad, solía practicar lo que decía.

En una entrevista con la periodista de Japan Times Judit Kawaguchi el doctor, y presidente emérito de la Universidad Internacional y del Hospital Internacional de St. Luke, dio varias pautas básicas para llevar una vida larga y saludable. Entre ellas el médico recomendó no jubilarse pero, si fuese necesario, hacerlo mucho después de los 65 años.

En la entrevista explicó que la edad de jubilación en Japón se fijó en 65 años cuando la esperanza de vida media alcanzó los 68. Sin embargo ahora las personas viven mucho más tiempo: la esperanza de vida media en Japón rozaba los 84 años en 2015.

Según informa The New York Times, hasta unos pocos meses antes de su muerte, Hinohara continuó tratando a sus pacientes y trabajaba hasta 18 horas al día; tenía 105 años.

"Creía que la vida tenía que ver con la contribución, por eso sentía ese increíble impulso de ayudar a las personas, de madrugar y hacer cosas por los demás", dijo Kawaguchi, que consideraba a Hinohara su mentor, a la BBC: "Esto es lo que lo motivaba y lo que lo mantenía vivo".

Otras de las pautas de Hinohara para vivir bien incluyen:

Preocúpate menos por comer bien o dormir más y diviértete. "Todos recordamos que cuando éramos niños, cuando nos divertíamos, a menudo nos olvidábamos de comer o dormir. Creo que también podemos mantener esa actitud siendo adultos. Es mejor no cansar al cuerpo con demasiadas exigencias como la hora de comer o la hora de acostarse".

Si quieres vivir mucho tiempo, no tengas sobrepeso. "Para el desayuno tomo café, un vaso de leche y un poco de zumo de naranja con una cucharadita de aceite de oliva. El aceite de oliva es excelente para las arterias y mantiene mi piel sana. El almuerzo consiste en leche y algunas galletas, aunque a veces ni lo hago. Suelo estar demasiado ocupado para comer, nunca me da hambre porque estoy concentrado en mi trabajo. La cena consiste en verduras, un poco de pescado y arroz y, dos veces por semana, 100 gramos de carne magra".

No sigas al pie de la letra lo que dice tu médico. "Cuando un médico te recomiende que te hagas una prueba o te sometas a una cirugía, pregúntate si ese médico también se lo sugeriría a tu mujer o tus hijos. En contra de la creencia popular, los médicos no pueden curar a todo el mundo, así que ¿por qué causar un dolor innecesario con la cirugía? Creo que la música y la terapia con animales pueden ayudar más de lo que la mayoría de los médicos imaginan".

Para combatir el dolor diviértete. "El dolor es misterioso y divertirse es la mejor manera de olvidarlo. Si un niño tiene un dolor de muelas y te pones a jugar con él, inmediatamente se olvidará del dolor. Los hospitales deben atender las necesidades básicas de los pacientes y en St. Luke's tenemos música, terapias con animales y clases de arte".

Intenta subir siempre por las escaleras. "Subo dos peldaños a la vez para que mis músculos se ejerciten".

 

Y además