Disney debería haber hecho una película de Obi-Wan Kenobi y no una serie como tenía previsto, pero no lo hizo por esta razón

Obi Wan Kenobi

Disney

Obi-Wan Kenobi, de Disney, estrenó su final la semana pasada, el último episodio de la serie de seis partes de Star Wars que seguía al Kenobi de Ewan McGregor 10 años después de los acontecimientos de Star Wars: La venganza de los Sith.

Este ha sido el último ejemplo de cómo las líneas entre el cine y la televisión se están difuminando en un panorama de entretenimiento dominado por la propiedad intelectual. 

También fue la última de una saga de series de Star Wars, después de The Mandalorian y El libro de Boba Fett, que ponen de manifiesto cómo la compañía está alejando la franquicia de sus raíces en la gran pantalla para el streaming.

Sin embargo, ese no fue siempre el plan. La estrategia original de Disney para la franquicia, a partir de El Despertar de la Fuerza de 2015, era lanzar una película por año. Es difícil saber si eso habría sobresaturado la franquicia, pero como mínimo, podría decirse que Disney perdió muchos ingresos en taquilla al abandonar una película de Obi-Wan.

El guionista Stuart Beattie reveló recientemente que la serie de Obi-Wan evolucionó a partir de un guion cinematográfico que había escrito, y que propuso una trilogía de películas de Obi-Wan. Beattie dijo que la idea fue desechada después de que Solo, una película independiente de del universo Star Wars, se estrenara en 2018.

Solo decepcionó en la taquilla, recaudando menos de 400 millones de dólares (alrededor de 380 millones de euros)en todo el mundo, mientras que todas las demás películas de la era Disney de Star Wars habían ganado más de 1.000 millones de dólares, y fue la única película de Star Wars que perdió dinero de Disney. 

Quién es quién en la guerra del 'streaming': Disney Plus, la 'major' contraataca

Poco después de su estreno, el exdirector general de Disney, Bob Iger, dijo que los fans debían esperar una "desaceleración" de los estrenos de Star Wars.

Al año siguiente, Disney lanzó Disney+, y desde entonces ha anunciado una docena de programas de Star Wars para la plataforma. Mientras tanto, no tiene planes inmediatos de estrenar Star Wars en las salas de cine, pero se espera que más películas lleguen a la pantalla grande en algún momento en el futuro.

Algunos proyectos previstos han quedado en suspenso, incluida la trilogía cinematográfica del director de Los últimos Jedi, Rian Johnson, según un reportaje de Vanity Fair publicado el mes pasado.

Disney+ es una prioridad importante para Disney, y Star Wars ha sido esencial para retener a los suscriptores. El servicio ha crecido rápidamente hasta convertirse en un servicio de streaming de primera línea que compite con Netflix con 138 millones de suscriptores en todo el mundo. Obi-Wan parece haber sido un éxito; su episodio de estreno fue el mayor debut de una serie original de Disney+, según las mediciones de Nielsen, con 1.000 millones de minutos vistos en su primer fin de semana en Estados Unidos.

Pero también es difícil imaginar que una película de Obi-Wan no haga un gran negocio en la taquilla.

Una película de Obi-Wan podría haber sido un éxito de taquilla 

Solo fue un caso atípico; incluso Rogue One, otra película independiente, hizo más de 1.000 millones de dólares (cerca de 958 millones de euros) en todo el mundo. La venganza de los Sith, la última aparición cinematográfica de McGregor como Obi-Wan, recaudó 380 millones de dólares solo en Estados Unidos (570 millones tras la inflación).

Solo también ha cambiado su personaje principal, mientras que McGregor ha vuelto a su papel de Obi-Wan. Lucasfilm ha tenido cuidado de evitar la refundición de personajes queridos en los proyectos desde entonces, en su lugar confiando en la tecnología de des-envejecimiento, comojizo con Luke Skywalker en The Mandalorian y El libro de Boba Fett.

"Debe haber momentos en el camino en los que aprendes cosas", apuntaba la presidenta de Lucasfilm, Kathleen Kennedy, a Vanity Fair. "Ahora sí parece muy claro que no podemos hacer eso".

Los cines están registrando una lenta pero constante remontada. El negocio ha aumentado significativamente con respecto a esta época del año pasado, cuando los estrenos de películas eran escasos. Pero la taquilla aún no ha alcanzado los niveles previos a la pandemia, y este último fin de semana bajó un 33% en Estados Unidos en comparación con el mismo fin de semana de 2019, según el analista de Exhibitor Relations Jeff Bock. 

7 grandes retos a los que se enfrenta el CEO de Disney, Bob Chapek, tras la marcha de Bob Iger

Películas como Top Gun: Maverick y Jurassic World: Dominion han funcionado bien, y ambas juegan con el tipo de nostalgia que tendría una película de Obi-Wan. Pero los estudios siguen sin estrenar tantas películas como antes, lo cual es una razón importante para que la taquilla siga bajando. Los cines echan de menos desesperadamente La guerra de las galaxias este año.

Y aunque la serie Obi-Wan Kenobi ha sido popular, parece haber recibido una reacción mixta. Tiene una puntuación global del 63% de la audiencia en Rotten Tomatoes, basada en más de 10.000 valoraciones de usuarios.

Disney corre el riesgo de diluir el potencial cinematográfico de la franquicia, y de alienar a los fans de siempre, con series de televisión poco satisfactorias (El libro de Boba Fett recibió una puntuación de audiencia del 57% en Rotten Tomatoes).

La taquilla de Solo, combinada con las ambiciones de streaming de Disney, empujó a la compañía en una dirección diferente. Pero una película de Obi-Wan podría haber sido un gran éxito, y un producto muy necesario para los cines mientras siguen recuperándose.

Otros artículos interesantes:

Esta es la tecnología que permite crear figuras hiperrealistas de los personajes de Marvel y 'Star Wars'

Disney+ quiere ir más allá de las series de Marvel y Star Wars: busca una serie épica al estilo de 'Dune'

Vive en el planeta Tatooine de 'Star Wars' con estas casas prefabricadas futuristas de 148 metros cuadrados por menos de 100.000 euros

Te recomendamos