¿La empresa tiene que mantener tu puesto de trabajo y condiciones laborales después de una baja médica?

Un hombre con la pierna rota consulta su ordenador
Getty

Si te encuentras de baja médica seguro que tienes muchas dudas relacionadas con el regreso a tu puesto de trabajo.

Una de las preguntas más habituales es si la empresa tiene la obligación de mantenerte en el mismo puesto de trabajo, es decir, si tus condiciones laborales van a ser las mismas cuando vuelvas.

La ley establece que no puede haber modificaciones, pero existe la posibilidad de que hayas regresado de una baja y ahora tus funciones sean muy diferentes, algo que siempre genera malestar.

Declarado nulo el despido de un trabajador que criticó a la empresa en un correo electrónico: "se vulneró su derecho a la libertad de expresión"

¿Tienes la opción de presentar una denuncia en estos casos? ¿Qué ocurre si la empresa te despide nada más llegar de una baja?

Para responder a estas cuestiones, Business Insider España ha contactado con la abogada Elisa Caldeiro, socia del Departamento Laboral del despacho Garrigues.

¿Tiene que mantener la empresa tu mismo puesto cuándo vuelves de una baja?

"El empresario tiene la obligación de reincorporar al trabajador a su mismo puesto y con sus mismas condiciones", explica Elisa Caldeiro.

Esto sucede porque la situación de incapacidad temporal es una causa de suspensión del contrato de trabajo que aparece recogida en el artículo 45 del Estatuto de los Trabajadores.

Eso sí, existen diferentes situaciones que pueden motivar el cambio de las condiciones laborales tras la reincorporación, por lo que no todo es blanco o negro.

Motivos que justifican que cambien tus condiciones después de una baja médica

Una circunstancia que justifica la modificación del puesto o las condiciones es el propio estado de salud del empleado.

"Es válido el cambio de condiciones para evitar al trabajador situaciones de estrés por recomendación del servicio médico tras su periodo de baja", expone Caldeiro.

Un ejemplo sería el de encargar al trabajador tareas menos complicadas y que pueda realizar con cierta facilidad, siempre con el fin de no empeorar su salud. 

En cualquier caso, el trabajador debe estar de acuerdo con este cambio en las condiciones.

La justicia declara improcedente el despido a un trabajador que se negó a ponerse la mascarilla

Además, existe otra posibilidad: que la empresa se vea obligada a llevar a cabo ciertas modificaciones por razones objetivas (económicas, productivas u organizativas). En este caso las condiciones pueden ser diferentes cuando el trabajador ha regresado a su puesto.

Tal y como advierte la experta de Garrigues, estar de baja "no es un blindaje a futuro para que este tipo de decisiones de flexibilidad interna puedan acometerse".

Si las condiciones cambian, ¿se puede denunciar?

Aún así, el profesional puede estar en desacuerdo con la decisión de la empresa en cuanto ha regresado a su empleo.

"Si el trabajador que se reincorpora a su puesto de trabajo ve modificadas sustancialmente sus condiciones de trabajo, puede impugnar la medida", argumenta Elisa Caldeiro.

Esta situación se vuelve más peliaguda cuando el afectado considera que sus condiciones son peores que antes, algo que sí es denunciable al no estar justificado por ninguna ley. 

"Adscribir al trabajador a un puesto de trabajo de categoría inferior y menor responsabilidad no es una decisión empresarial que esté amparada por el poder de dirección del empresario", avisa la letrada.

¿Se consideraría nulo un despido después de regresar de una baja?

Llegados a este punto, hay que considerar la posibilidad de que trabajador y empresa no se pongan de acuerdo, las circunstancias empeoren y se produzca un despido.

Aquí es habitual que el afectado piense que el despido es nulo, ya que ha estado de baja, pero esto no es necesariamente así. 

"El hecho de que el trabajador haya estado de baja por incapacidad temporal antes de su despido no conlleva la automaticidad de la nulidad del mismo", reconoce la experta.

Para que del despido sea declarado discriminatorio, y por lo tanto nulo, el trabajador tiene que sufrir dolencias mentales o físicas que le impidan completar su trabajo en igualdad de condiciones con el resto de trabajadores.

Suponiendo que ya hayas vuelto de la baja, el despido no podría ser declarado nulo, pues estarías sano para continuar desempeñando tu trabajo con normalidad.

Otros artículos interesantes:

13 aberraciones que cometes en una entrevista de trabajo

Los pasajeros de vuelos adelantados más de una hora deberán ser compensados, según una sentencia del TJUE

Esta sentencia podría sentar jurisprudencia y obligar a la DGT a devolver 6 puntos del carnet a 40.000 conductores

Te recomendamos