Robinhood está apostando a lo grande por las criptomonedas, pero algunos empleados se sienten frustrados: "Solo te puedes golpear la cabeza contra la pared durante un tiempo"

Las ambiciones criptográficas de Robinhood le han llevado a lanzar nuevos productos en las últimas semanas.

Spencer Platt/Getty Images; IStock Photo; Vicky Leta/Insider

Cuando Robinhood anunció recortes de empleo en abril, a algunos empleados les pilló por sorpresa.

Aunque el negocio principal de la empresa, la gestión de operaciones de trading para pequeños inversores, estaba sufriendo, existían señales de crecimiento: apenas una semana antes, Robinhood había dicho que compraría Ziglu, una aplicación británica de criptotrading, por 170 millones de dólares.

A raíz de los recortes, que afectaron a unas 300 personas, esa adquisición se convirtió en un tema un poco delicado.

"Firmar y... luego tener este anuncio de despidos exactamente una semana después, es simplemente duro", explicó en ese momento a Business Insider un trabajador de Robinhood que había sido despedido.

Pero el motivo de la adquisición quedó claro días después, cuando Vlad Tenev —el CEO de la app— y otros ejecutivos de Robinhood reiteraron sus planes de apostar a lo grande por las criptomonedas.

Famosa por su papel en la revolución de las "acciones meme", Robinhood ha llevado a cabo "grandes inversiones" en el mundo del trading cripto, según anunció el propio Tenev en una reunión con  inversores dos días después de despedir a aproximadamente el 10% de los aproximadamente 3.800 empleados de la compañía. "Creemos que las criptomonedas son algo más que un tipo de activos", añadió.

La empresa está apostando por las criptomonedas para ayudar a impulsar su crecimiento en medio de una desaceleración de su negocio principal de trading bursátil. Sin embargo, los obstáculos regulatorios y la caída del mercado de las criptomonedas podrían obstaculizar la consecución de sus objetivos.

Business Insider ha hablado con expertos de la industria y fuentes familiarizadas con las operaciones en torno al mundo cripto de Robinhood, incluyendo varios empleados que han pedido permanecer en el anonimato con el fin de proteger futuras oportunidades de empleo dentro de la industria. 

Las fuentes consultadas explican que, aunque la estrategia de Robinhood en torno a acatar la regulación es la esperada para un exchange de criptomonedas, eso ha desatado retrasos de meses en el despliegue de productos de cripto, a mucha rotación entre el personal y a la frustración de los empleados.

Una persona familiarizada con el equipo de cripto explica a Business Insider que uno "no se puede golpear la cabeza contra la pared durante mucho tiempo".

Todo esto ocurre en un contexto de caída del mercado para muchos players del mundo de las criptomonedas, lo que hace que algunos se pregunten sobre la sostenibilidad de un modelo de negocio basado precisamente en el volumen de transacciones de cripto.

Robinhood se vuelca con las criptomonedas

A partir de 2020, Robinhood construyó agresivamente su división de criptografía, haciéndola crecer desde menos de 10 empleados hasta aproximadamente 150 esta primavera. Ha puesto en marcha carteras con y sin custodia —una pieza clave de la tecnología que permite a sus clientes interactuar con el ecosistema de las criptomonedas— y ha introducido diferentes criptomonedas en su plataforma. Tenev afirmó durante la conferencia de resultados que la empresa de tecnología financiera ha avanzado en su infraestructura básica de criptografía para facilitar la incorporación de nuevas monedas.

Las criptomonedas representan una gran oportunidad para Robinhood, asegura Alex Johnson, director de investigación de tecnología financiera en Cornerstone Advisors. "Lo que Robinhood descubrió fue una manera de hacer dinero al emparejar interfaces de usuario excepcionalmente buenas con activos de inversión volátiles".

Pero a partir de ahora, Robinhood no tendrá el mismo entorno macroeconómico propicio en el que apoyarse.

"Obviamente, el boom de las acciones meme resultó muy favorable para ellos porque tenían una interfaz de usuario divertida y gamificada que interactuaba con un activo muy volátil y entretenido en ese momento", explica Johnson. "Pero conforme eso se ha ido apagando, miran a las criptomonedas como la siguiente moda de trading volátil en torno a la cual quieren crear engagement, y saben exactamente cómo monetizar el engagement de los usuarios en las inversiones. Esa es su especialidad".

Johnson y los expertos del sector también temen que Robinhood se vea enfrentada a Coinbase, OpenSea y otros marketplaces que ofrecen productos de criptomonedas más variados para los clientes.

"Parece extraordinario decir esto, pero (las criptomonedas) ya no son un mercado incipiente o emergente a nivel de inversores particulares", señala a Business Insider Hugh Tallents, socio principal de la consultora CG42. "Los hábitos están formados, las cuentas se han abierto y financiado, y el trading lleva mucho más de 18 meses funcionando a escala".

Robinhood también ha captado a muchos de esos nuevos clientes. El director de tecnología de la startup, Johann Kerbrat, ha dicho recientemente a TechCrunch que 22 millones de clientes interactúan con los productos de criptomonedas de Robinhood, un número significativo, dado que la plataforma de criptomonedas tiene 22,8 millones de cuentas financiadas, según su último informe de ganancias.

Pero queda por ver si los productos cripto de Robinhood son suficientes para diferenciar a la empresa de otras fintech que llevan más tiempo en esto o que se centran únicamente en el universo cripto. Y Robinhood, que surgió como la fintech "techie" al comienzo de la pandemia, ha perdido parte de su brillo a medida que el entusiasmo por el comercio minorista se desvanece.

"Robinhood está atrapada en este extraño punto intermedio en el que no es lo suficientemente sofisticada en sus capacidades —o lo suficientemente moderna desde la perspectiva de la marca— para atraer a los adeptos más avanzados del mundo de las criptomonedas", reflexiona Johnson.

"Cuanto más grande te haces, más lento te mueves"

En mayo de 2020, Robinhood contrató a Dan Gallagher, un antiguo miembro de la Comisión de Valores y Bolsa de Estados Unidos, como su jefe de asuntos legales y corporativos. Eran los primeros días de la pandemia, y los usuarios habían acudido en masa a la plataforma, hasta el punto de que sus servicios se colapsaron en marzo, provocando demandas de clientes enfadados. Su fichaje fue percibido en gran medida como una respuesta a estos problemas y una señal de la maduración de Robinhood como una empresa de servicios financieros en crecimiento.

Sin embargo, varias fuentes consultadas por Business Insider dicen que el equipo legal de Robinhood, bajo la dirección de Gallagher, ha mirado con cautela gran parte de la oferta de criptoproductos de la startup. En algunos casos, al parecer, el lanzamiento de los productos se retrasó durante meses debido a las preocupaciones de la alta dirección.

Una persona familiarizada con el equipo cripto atribuye los retrasos a la situación de Robinhood como entidad altamente regulada. "En cripto queremos movernos extrarrápido, y como bróker de bolsa regulado, deben moverse con extrema lentitud", dice esta persona. "Cuanto más grande te haces, más lento te mueves. La frustración de no poder moverse lo suficientemente rápido es común en todas las fintech".

Sin embargo, este ambiente está mal visto por los desarrolladores de criptografía, añade una de las fuentes. Y eso al parecer ha provocado algunas tensiones con los miembros del equipo cripto. "Nuestro jefe de asuntos legales es un poco prudente; no es una persona de cripto. No le gustan las criptomonedas", explica un antiguo empleado a Business Insider.

Desde que Christine Brown, directora de Operaciones cripto de Robinhood y máxima ejecutiva de facto dentro del equipo cripto, dejó la empresa en marzo, Robinhood todavía no tiene a un nuevo responsable. Otros dos altos ejecutivos también han dejado el equipo desde entonces, señala la una de las personas que ha hablado con Business Insider.

Brown tuiteó que se había ido para crear su propia empresa, y elogió los esfuerzos en torno al mundo cripto de Robinhood en su salida. Pero la combinación de las salidas con los retrasos del producto ha dejado a algunos de los empleados de base preocupados por las perspectivas de la división.

"La gente del equipo está preocupada porque los líderes de producto más experimentados se han ido por falta de innovación o han formado parte de los despidos", apunta un empleado a Business Insider. Además, dichas fuentes añaden que algunos de los miembros de la junta directiva de Robinhood son considerados el mayor obstáculo para la innovación del equipo especializado en criptomonedas, y afirman que los "temores legales" a menudo detienen el lanzamiento de nuevos productos.

Al parecer, además, los lanzamientos de nuevas criptomonedas se detuvieron durante todo un trimestre, a pesar de que la infraestructura estaba preparada. "Como resultado también invertimos menos en nuevos productos debido a los temores regulatorios", explica un empleado. Al parecer, además, la estrategia a corto plazo de aumentar los ingresos por cliente también ha desatado el temor de que otros productos cripto queden más o menos arrinconados este año.

Johnson explica que Robinhood es "hipersensible, como debe ser". "Eso tiende a frenar su capacidad de atacar a las criptomonedas tan agresivamente como podrían querer hacerlo".

Un portavoz de Robinhood ha explicado lo siguiente a Business Insider a través de un comunicado: "Nos centramos en proporcionar una plataforma de criptomonedas segura y fiable para nuestros clientes, algo para lo que estamos en una situación única, dado que operamos en mercados altamente regulados y tenemos al mejor talento del país para responder a ello. Esto nos distingue de las muchas plataformas de criptomonedas que quizás no estén acostumbradas a operar en entornos regulados".

El portavoz indica que además de los recientes lanzamientos de productos, las nuevas criptocarteras, los activos en la plataforma y el soporte telefónico de criptocomercio 24/7, Robinhood tiene "planes para integrarse con la "Red Lightning", un protocolo de pagos de blockchain.

Pero para los profesionales del equipo de criptomonedas de Robinhood, el atractivo de unirse a una empresa de criptomonedas sin el obstáculo, para bien o para mal, que supone la sensibilidad de la app a las cuestiones regulatorias ha sido demasiado grande como para ignorarlo. El empleado dijo que los ingenieros y diseñadores se habían marchado debido a la falta de dirección de la dirección.

"Muchos de nuestros talentosos empleados han pasado a lanzar sus propios emprendimientos o han sido contratados para liderar sus propios departamentos, y lo vemos como algo bueno", explica el portavoz de Robinhood.

Las criptomonedas se estrellan contra la tierra

Otros posibles obstáculos a las ambiciones de Robinhood en materia de criptografía están fuera del control de la empresa. Los meses transcurridos desde la salida a bolsa de Robinhood en julio han estado llenos de riesgo macro tras riesgo macro, desde la subida de la inflación hasta la guerra en Ucrania.

Y ahora, cuando el agresivo endurecimiento de la Reserva Federal sobre los tipos de interés señala el fin de la pandemia del dinero fácil, los valores tecnológicos están cayendo en todos los mercados a una velocidad asombrosa, hasta el punto de que algunos inversores comparan el descenso con el estallido de la burbuja de las puntocom a principios de la década de 2000. El Nasdaq ha caído un 27% desde el 1 de enero. La inversión en startups por parte del mundo del capital riesgo se está desmoronando. Y las acciones de Robinhood han perdido aproximadamente el 70% de su valor desde su salida a bolsa.

Mientras tanto, las criptomonedas, que en su día se promocionaron como activos disociados del resto, evolucionan cada vez más en paralelo a los mercados tradicionales. El precio del bitcoin ha bajado más de un 36% este año, lo que ha perjudicado aún más a los inversores particulares que ya se han visto afectados por las caídas de las acciones.

Todos los "vientos de cola que Robinhood tenía para empujar su negocio se han disipado", dice Tallents. "Tenían la experiencia de que el mercado básicamente sólo subía, el boom de las criptomonedas y el boom de las acciones meme".

"Todo eso se ha vuelto ahora en su contra, francamente".

Las grandes empresas del mundo cripto están notando el pinchazo. Tras debutar con una valoración disparada hace un año, las acciones de Coinbase han caído más de un 73% este año, mientras que Galaxy Digital ha perdido alrededor del 65% de su valor en 2022.

La dirección de Dragonfly Capital, una firma de inversión cripto, ha dicho recientemente a las empresas de su cartera que "cierren las rondas de financiación lo más rápido posible" y que "recorten los gastos, tanto en la dirección del producto como en el personal si han contratado demasiado." Los ejecutivos de Dragonfly, que han invertido en criptosrtartups como Paradigm, Crusoe Energy Systems y Compound Labs, también han dicho que prevén que las grandes demandas de regulación impulsarán la innovación en el extranjero, mientras que el mercado será menos especulativo a medida que los inversores particulares se retiren.

Al menos uno de los grandes nombres del mundo cripto ha considerado oportuno invertir en Robinhood y, por tanto, en la estrategia en torno a las criptomonedas de la empresa. El pasado mes de mayo, Sam Bankman-Fried, fundador y CEO de FTX, reveló tener una participación del 7,6% en Robinhood a través de una filial de inversión, Emergent Fidelity Technologies.

No está claro si la inversión de Bankman-Fried fue estimulada por la fe en las ambiciones cripto de Robinhood o si simplemente vio la oportunidad de hacerse con una gran porción de una conocida tecnología financiera a un precio barato. Pero la participación convierte a Bankman-Fried en el tercer mayor accionista de Robinhood, según datos de Bloomberg.

A través de un portavoz, Bankman-Fried ha declinado hacer más comentarios sobre su inversión en Robinhood.

Las acciones de la app "representan una inversión atractiva", sostiene una presentación de la SEC que revela la compra de acciones, añadiendo que Bankman-Fried no tiene "actualmente ninguna intención de tomar ninguna acción para cambiar o influir en el control de Robinhood".

Otros artículos interesantes:

El atronador silencio de los famosos que apoyaban las criptomonedas

¿Por qué está cayendo en picado el precio de las criptomonedas? Esto opinan los expertos

Luna arrastra al resto de criptomonedas en un desplome generalizado: el mercado cripto pierde 500.000 millones en una semana

Te recomendamos