Pasar al contenido principal

La OCDE asegura que el coronavirus ha desencadenado una crisis económica que "durará años" y que ya es más grave que la de 2008

Un miembro de la UME desinfecta el aeropuerto de El Prat en plena crisis del coronavirus
REUTERS/Nacho Doce

  • El secretario general de la OCDE, Ángel Gurría, ha asegurado a la BBC que el impacto económico de la pandemia de coronavirus ya ha superado al de la crisis financiera que comenzó en 2008.
  • Gurría ha destacado que los países deberán lidiar en "los próximos años" con las consecuencias económicas del brote, pese a que ha reconocido que no es posible cuantificar la destrucción de empleo y el cierre de empresas que puede provocar. 
  • El secretario general de la OCDE ha calificado de "quimera" considerar que la economía mundial se recuperará rápidamente del impacto del coronavirus, como ha augurado el G20.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

Al mismo tiempo que se continúa expandiéndose la pandemia de coronavirus, los pronósticos sobre los daños económicos que dejará a su paso adquieren un cariz cada vez más sombrío. En Europa y Asia se asume una recesión inminente, mientras que EEUU se prepara para un desplome de su PIB de hasta el 12% en el segundo trimestre del año que podría dar lugar a la peor contracción económica desde la década de 1930.

En esta misma línea, el secretario general de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos​ (OCDE), Ángel Gurría, ha reconocido este lunes en una entrevista a la cadena británica BBC que el impacto económico del coronavirus ya ha superado al de la crisis financiera que comenzó en 2008. Además, ha pronosticado que el mundo "necesitará años para recuperarse de la pandemia de coronavirus".

Leer más: La Unión Europea alerta del riesgo de una crisis tan grave como la de 2009

Este mensaje de Gurría supone endurecer considerablemente el tono respecto al mensaje que publicó el economista mexicano en la web de la OCDE el pasado viernes, en el que proponía un "Plan Marshall a escala global" (en referencia al plan de asistencia económica de EEUU a Europa tras la II Guerra Mundial), y en la que ya advertía de que "ya hemos superado incluso el escenario más grave que contemplábamos en esos momentos".

Hace 3 días, Gurría calificaba los efectos negativos del coronavirus en la economía como "la tercera mayor crisis económica, financiera y social del siglo XXI tras el 11-S y la crisis financiera mundial de 2008". Esta mañana, ha endurecido sus pronósticos, señalando que las mayores economías del mundo ya están sufriendo un impacto mayor que el de los ataques terroristas de 2001 en EEUU o la pasada recesión económica.

El secretario general de la OCDE ya da por hecho que los países deberán lidiar en "los próximos años" con las consecuencias económicas del brote, pese a que ha reconocido que no es posible prever ni cuantificar sus efectos, como la destrucción de empleo y el cierre de empresas que puede provocar. No obstante, Gurría ha señalado como "demasiado optimista" su propia estimación de hace una semana, cuando aseguró que el brote recortaría a la mitad el crecimiento mundial, hasta un 1,5% en 2020.

Leer más: El coronavirus podría perdurar dos años en Europa, según avisa un epidemiólogo chino que insta a tomar medidas de confinamiento extremas para contenerlo

"Incluso si no produce una recesión mundial, no va a haber crecimiento o será negativo en muchas de las economías del mundo, incluidas algunas de las más grandes, y por lo tanto no solo habrá un bajo crecimiento este año, sino que también supondrá más tiempo recuperarse en el futuro", ha destacado Ángel Gurría. Además, ha destacado que las medidas gubernamentales para frenar el aumento del paro y del cierre de empresas son necesarias pero crearán un lastre de deuda para el futuro.

El secretario general de la OCDE ha calificado de "quimera" considerar que la economía mundial se recuperará rápidamente del impacto del coronavirus, como ha augurado el G20. En lugar de ese rebote en forma de V, Gurría ha apostado por una recuperación en forma de U, "con un largo periodo en lo más bajo antes de mejorar" y ha asegurado que se puede evitar una caída en forma de L, en picado y sin posibilidad de repunte, siempre que se tomen las medidas adecuadas conjuntamente.

Y además