La OCU demanda a Apple por obsolescencia programada y reclama 189 euros para los usuarios españoles del iPhone 6

iPhone 6
iPhone 6

apple

En el mundo de la tecnología, 8 años son muchos. Hace casi este tiempo que Apple lanzó en el mercado global su buque insignia de 2014, el iPhone 6. 

Ya han pasado varias generaciones hasta llegar a los actuales iPhone 12 pero, lejos de haberse olvidado, las organizaciones de consumidores siguen teniendo muy presente el iPhone 6 y reclaman ahora indemnizaciones para sus compradores.

La Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) ha presentado una demanda colectiva contra Apple por obsolescencia programada en su serie completa de terminales iPhone 6, como ha denunciado en un comunicado de prensa.

En representación en juicio de los más de 400.000 afectados en España, OCU acusa a Apple de "prácticas comerciales injustas y agresivas" y de ocultar información a los usuarios, por lo que habría incurrido en una vulneración de la Ley de Competencia Desleal y la Ley General de Defensa de los Consumidores y Usuarios.

El confinamiento de Shanghái impacta directamente contra la fabricación del iPhone

En concreto, la organización ha denunciado que Apple actualizó el software del iPhone 6 para evitar los problemas de duración de batería a sabiendas de que esto implicaba una ralentización y pérdida de rendimiento en los terminales.

Al empeorar el funcionamiento de sus móviles, muchos de estos usuarios acabaron comprando nuevos dispositivos porque pensaban que sus iPhone 6 se les habían quedado viejos. OCU cifra el perjuicio económico a los usuarios entre 40 y 80 millones de euros.

Se trata de un problema que llevaba arrastrándose desde hace años, y OCU presentó en diciembre de 2020 diligencias preliminares para identificar a los afectados.

La organización solicita una compensación económica para los usuarios que se vieron empujados a comprar un nuevo dispositivo por este problema, con indemnizaciones solicitadas de entre 99 y 189 euros por usuario.

De esta cantidad, entre 29 y 89 euros proceden del precio de la batería, según si cada persona se acogió o no al plan de reemplazo, más un 10% del precio de compra del móvil (entre 699 y 999 euros).

OCU ha asegurado que correrá con los gastos del juicio, incluyendo los honorarios de abogados y procuradores, de manera que los afectados no tendrán que pagar ningún coste adicional, incluso si finalmente el proceso se pierde.

Otros artículos interesantes:

Los usuarios de iPhone conducen peor que los de Android, según un nuevo estudio

No, nadie te va a regalar un iPhone en Instagram: qué debes saber sobre la estafa de moda

Apple se plantea reorganizar su división de Servicios para impulsar el 'streaming' y la publicidad

Te recomendamos