Pasar al contenido principal

¿Qué ocurre con mi préstamo si el banco se lo vende a otra entidad?

Qué pasa cuando el banco vende tu deuda
Courtney Keating / Getty Images
  • La cesión de créditos es una figura jurídica que consiste en un cambio de acreedor, ya sea en los productos hipotecarios o en los de carácter personal.
  • Al mantenerse los parámetros recogidos en el contrato original, el comprador de la deuda no podrá añadir comisiones ni endurecer las condiciones de pago.
  • Los expertos aconsejan seguir abonando las cuotas aunque haya un traspaso a otra entidad, a una financiera o a un fondo de inversión, entre ellos los conocidos como 'buitre'.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

Un préstamo, sea hipotecario o personal, suele pasar por diferentes etapas vitales: solicitud del cliente, visto bueno otorgado por la entidad, concesión de los recursos financieros desde ésta última y devolución tanto del principal como de los intereses por parte de aquél. Es el proceso el habitual en estos productos bancarios, el que se da en la mayoría de los casos.

Sin embargo, hay excepciones y otras posibilidades. De entrada, obviamente, que el banco deniegue la petición de capital porque el perfil del solicitante no se ajuste a sus exigencias de riesgo, que el prestatario no pueda pagar lo acordado o que la entidad financiera transfiera la deuda.

¿Qué ocurre con mi préstamo si el banco se lo vende a otra entidad?

Aunque no es común, puede suceder que el banco ceda nuestra deuda a otra entidad, a una financiera o a un fondo de inversión (entre los que se encuentran los conocidos como 'buitre'). En otras palabras, lo primero es tener claro que resulta perfectamente legal que el banco venda tu préstamo. A ello hay que añadir, por tanto, las consecuencias que tiene para ti como cliente, si debes seguir pagando o si cambian las condiciones pactadas, entre otros aspectos.

Leer más: Guía para entender qué es el euríbor y cómo afectan sus cambios a tu hipoteca

La cesión de créditos se regula, con carácter general, en el Código Civil, si bien existen ciertas reglas específicas tanto en el Código de Comercio como en la Ley Hipotecaria. "Consiste en que un banco, por ejemplo, vende una serie de créditos a otra entidad, que se convierte en el nuevo acreedor del crédito. Este hecho genera confusión en el cliente que no sabe realmente qué va a pasar con su deuda", explican desde el Banco de España.

¿Por qué vende la deuda el banco?

A una entidad financiera que atraviese dificultades económicas o que necesite disponer de liquidez con celeridad puede convenirle vender los préstamos que tiene concedidos: es una vía para conseguir dinero con rapidez. Aunque, eso sí, percibirá una cantidad menor de la pactada en un primer momento con el prestatario. Por su parte, a los compradores también les sale a cuenta, ya que suelen abonar un precio muy inferior al importe de la deuda pendiente. El negocio para ellas está en ser capaces de que el deudor devuelva el total del préstamo. 

Leer más: Descubre la TAE, la fórmula para saber si un préstamo te interesa

Desde el punto de vista del cliente, según destacan desde el supervisor, es preciso tener en cuenta que "suelen ser compañías totalmente desconocidas para nosotros y localizadas fuera de España".

¿Debe el banco informarte del cambio de acreedor?

Aunque ha habido sentencias en un sentido y en otro a lo largo de los últimos años, el Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TJUE) falló en agosto de 2018 que la cesión del crédito no necesita el consentimiento del prestatario. Además de carecer de la obligación de notificárselo a éste, por mucho que algunos jueces y asociaciones consideran ambas prácticas como abusivas.

Leer más: Qué son los intereses bancarios, cómo funcionan y cuántos tipos existen

A pesar de esa realidad legal, los bancos suelen enviar una carta en la que se informa del nuevo escenario y se aporta la documentación correspondiente."Si recibes una comunicación expresa en la que te indican quién es el nuevo acreedor o titular de tu crédito, léela con atención porque puede contener información relevante acerca de cómo pagar las cuotas y a quién tienes que dirigirte en caso de cualquier incidencia", aconsejan desde el Banco de España.

¿Pueden cambiar las condiciones del préstamo?

Las cláusulas del contrato que firmaste en su momento siguen estando vigentes, de tal modo que las condiciones del productos -sea préstamo o crédito- no pueden ser alteradas. Así que el nuevo acreedor no podrá añadir comisiones ni endurecer las condiciones de pago y deberá respetar plazos, tipo de interés, cuota, etc.

¿Tienes obligación de seguir pagando el préstamo?

"Dejar de pagar un préstamo, sea hipotecario o personal, puede acarrear graves problemas. En la gestión de cualquier presupuesto, el pago puntual de las deudas debe tener prioridad sobre los demás gastos. Nunca tomes la decisión de dejar de pagar un préstamo como solución a un problema económico, porque lejos de ser una solución, será el comienzo de problemas mucho peores", concluyen desde finanzasparatodos.es, página creada y sostenida por el Banco de España y la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), ante la imposibilidad de cumplir con un préstamo.

Ello, como es lógico, incluye las situaciones de cesión de crédito por parte del banco, en las que resulta clave seguir abonando las cuotas, sea el traspaso a otra entidad, a una financiera o a un fondo de inversión, entre ellos los denominados 'buitre'.

Y además