Pasar al contenido principal

Esto es lo que le pasaría a tu cuerpo si pudieras atravesar un agujero negro

  • Los agujeros negros son uno de los cuerpos celestes más misteriosos y más estudiados
  • Se desconoce qué hay más allá del llamado horizonte de sucesos, pero las obras de ciencia ficción podrían no estar muy equivocadas.
  • Viajar través de ellos es uno de los sueños más grandes de la humanidad, sin embargo nadie sabe qué se podría encontrar al otro lado.

Esta es la transcripción del video.

Los agujeros negros están en el límite entre la ciencia ficción y los hechos científicos. En un lado tenemos a los científicos que han visto a los verdaderos agujeros negros en acción, consumiendo a las estrellas más confiadas que osan a acercarse demasiado. Pero donde termina la realidad y la ficción coge el relevo es en el “borde” de los agujeros negros, un lugar llamado horizonte de sucesos, al que nunca ha llegado ninguna nave espacial.

Así que, pase lo que pase más allá de los límites, dentro de un agujero negro, estará en la imaginación de cada uno. Los científicos coinciden en que, si uno viaja lo suficientemente lejos dentro de un agujero negro, la gravedad acabará volviéndose tan fuerte que mataría cualquier cosa que se encontrara en su camino. Pero las películas de ciencia ficción son mucho más optimistas, ya que representan los agujeros negros como portales a través del espacio y el tiempo o puertas de entrada a otras dimensiones.

Pues resulta que algunos científicos ahora piensan que los aficionados a la ciencia ficción podrían no andar muy lejos. Los agujeros negros podían ser adecuados para viajar por el hiperespacio, después de todo, solo necesitas el tipo correcto de agujero negro.

En el centro de cada agujero negro hay un punto de densidad infinita, llamado singularidad. Es lo que les da a los agujeros negros su fuerte atracción gravitacional. Y durante décadas, los científicos pensaron que las singularidades eran todas iguales, por lo que cualquier cosa que pasara por el horizonte de sucesos sería destruida de la misma manera: estirada y espachurrada como un trozo infinitamente largo de espagueti.

Pero todo esto cambió a principios de la década de 1990, cuando diferentes equipos de investigación de Canadá y Estados Unidos descubrieron una segunda singularidad llamada “singularidad de inflación masiva”. Sigue teniendo un fuerte tirón gravitacional, pero solo te estiraría de manera finita, y en principio NO te mataría en el proceso, lo que significa que podrías sobrevivir a un viaje a través de un agujero negro. Y más específicamente, a través de un gran agujero negro giratorio, que es donde se encuentran esta clase de singularidades.

Obviamente, los astrónomos no pueden viajar a través de un agujero negro para probar sus teorías. De hecho, el mejor lugar para probar esto es en el agujero negro que está en el centro de nuestra galaxia natal, la Vía Láctea, y que está a 27.000 años luz de nosotros. No está lo que se dice cerca.

Leer más: La colisión planetaria que originó la Luna hizo posible la vida en la Tierra

Es por esto que los científicos, en su lugar, ejecutan todas las simulaciones por ordenador para ver qué pasaría si logramos llegar a un agujero negro aislado y rotatorio. Y ahora, por primera vez, un equipo de científicos de la Universidad de Missouri, en Dartmouth junto con el Georgia Gwinnett College ha hecho exactamente eso.

Lior Burko: “Sentirías un ligero aumento de tu temperatura, pero no sería muy brusco. Es solo que no tendrías tiempo para procesar fuerzas tan grandes. Te atravesaría demasiado rápido.” Añade que pasar a través de una “débil” singularidad es como pasar rápidamente el dedo por una vela cuya llama está a 1.000ºC. Si mantienes el dedo en la llama el tiempo suficiente, te quemas, pero si pasa el dedo rápidamente apenas sientes nada. Ocurre algo similar si pasas a través de una singularidad débil con la velocidad, el impulso y el momento correcto. Es posible que no sientas nada en absoluto.

En cuanto a lo que sucede una vez llegas al otro lado, nadie lo sabe, pero Burko tiene sus propias ideas. Dice que una posibilidad es que lleguemos a alguna otra parte remota de nuestra galaxia, lo más probable que esté a años luz de cualquier planeta o estrella. La otra posibilidad es que lleguemos a una galaxia completamente diferente. Eso si consigues llegar tan lejos.

Los científicos dicen que se necesita mucha más investigación antes de que seamos capaces de viajar a través de un agujero negro. Pero cuando estemos listos, uno de los pasadizos más seguros podría ser el agujero negro supermasivo del centro de nuestra galaxia llamado Sagitario A*, y podría ser nuestro billete de salida de la Vía Láctea.

Y además