Pasar al contenido principal

¿Odias el desorden? Según la ciencia, podrías ser más racista

Patrones que muestran desorden.
Gollwitzer et al
  • Algunas personas se muestran molestas ante patrones desordenados
  • Según un nuevo estudio, cuanto más desagradable te parecen las imperfecciones geométricas, mayor probabilidad tienes de mostrar prejuicios contra otras personas
  • La investigación prueba que existe un vínculo entre el desagrado ante el desorden y los prejuicios contra minorías étnicas, personas obesas y personas que tienen problemas cutáneos

¿Te molesta que los azulejos del baño no estén correctamente alineados? ¿Te hacen moverte inquieto en tu asiento alguna de estas fotos?

No estás solo. De hecho, hay un hilo completo de Reddit dedicado a cosas que resultan tremendamente desagradable a algunas personas, y todo porque el orden no termina de funcionar a la perfección.

Según un nuevo estudio publicado por Nature Human Behaviour, hay relación entre el desagrado al ver una estantería desordenada y el desarrollo de prejuicios contra otras personas.

Los investigadores, de la Universidad de Yale, llevaron a cabo ocho experimentos en cientos de niños y adultos estadounidenses y chinos, sólo para darse cuenta de que aquellos que no soportan un escritorio desordenado o un cuadro torcido demostraron tendencias discriminatorias en los test.

En dicho experimentos, se les cuestionó acerca de sus sentimientos hacia "otros grupos" como minorías étnicas, personas obesas, toxicómanos y personas con problemas cutáneos.

Los resultados fueron "cocinados" para tomar en consideración factores externos, como la neurosis o la ideología política, pero incluso tras hacer limpieza, siguieron encontrando relación entre la obsesión por el orden y los prejuicios personales.

Se puede detectar en niños a partir de los seis años, y se hace mayor con el paso del tiempo.

"Los ingredientes necesarios para fabricar prejuicio están presentes desde muy pronto en la vida" opina Carol Sigelman, profesora de Psicología de la Universidad George Washington, citada por The Times.

"Los humanos pueden comenzar realmente pronto a juzgarse mutuamente, pero ¿cómo es que estigmatizan más a unos grupos que a otros? ¿Cómo es que algunas personas son más dadas a estos estigmas hacia los demás?

Y añade: "La investigación nos proporciona una explicación potencial bastante simple al por qué algunas personas se sienten incómodas y rechazan a otras que se desvían de las normas sociales establecidas".

Este estudio encaja a la perfección con el creciente número de investigaciones que muestran que existe correlación entre el aspecto físico y el comportamiento social.

Por ejemplo, este estudio concreto cita directamente a otros dos, uno de los cuales dice que la sensibilidad de cada individuo al dolor físico puede predecir la sensibilidad al llamado dolor social, como el que produce ser rechazado por los demás. El otro demuestra que el calor humano físico hace que nos sentamos mucho más conectados espiritualmente con los demás.

"Este solapamiento entre lo físico y lo social tiene mucho que ver con nuestra red neural, y podría señalar la existencia de una base neuronal que juzga a la vez el desorden físico y el social" aclara el estudio.

Ver ahora:

Tags:

Curiosidades

Te puede interesar