Pasar al contenido principal

Estados Unidos ofrece una recompensa de 5 millones de dólares a quienes den pistas sobre las actividades de los colectivos hacker de Corea del Norte

Kim Jong-Un, líder de Corea del Norte
Kim Jong-Un, líder de Corea del Norte. Reuters
  • Corea del Norte supone una amenaza para "la estabilidad del sistema financiero internacional", según un informe conjunto publicado por el FBI y varias Secretarías de Estado estadounidenses.
  • Las autoridades norteamericanas han incluido en su programa de recompensas contraterroristas un botín de hasta 5 millones de dólares a quien dé información sobre las actividades de los grupos hackers de Corea del Norte.
  • En su informe, las autoridades estadounidenses recuerdan que los hackers norcoreanos se especializan en los ataques y robos de entidades financieras, en el secuestro de servidores y en campañas de extorsión.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

"Las actividades cibernéticas de Corea del Norte amenazan a Estados Unidos y a toda la comunidad internacional, y suponen también una significativa amenaza para la integridad y la estabilidad del sistema financiero internacional".

Estas son las conclusiones de un informe que ha liberado el Gobierno de EEUU y el FBI, en el que ofrecen una recompensa de 5 millones de dólares para quien dé información sobre los hackers del régimen de Kim Jong-un. Un régimen en el que sus propios ciudadanos adolecen un estricto control del uso que hacen de internet.

Leer más: Los hackers están vendiendo las vulnerabilidades de Zoom en Windows y Mac hasta por 500.000 dólares porque son "perfectas para el espionaje industrial", según expertos

El documento advierte que Corea del Norte tiene una infraestructura digital desarrollada para preservar los intereses "y prioridades" de su régimen, "incluyendo sus programas de armas de destrucción masiva". Esta es la razón por la que EEUU y, en concreto, el FBI, "urge a gobiernos, empresas y a la sociedad civil a emprender acciones de calado para protegerse y contraatacar a las ciberamenazas norcoreanas".

En su informe, las autoridades estadounidenses realizan un amplio sumario de los últimos ciberataques registrados. Incluye, por ejemplo, los hackeos a Sony cuando estrenaron la película La Entrevista, que parodiaba a la dictadura norcoreana. 

  • Ataques y robos de bancos y entidades financieras.
  • Ataques y robos de criptomonedas.
  • Secuestros de servidores para minar criptodivisas.
  • Campañas de extorsión.

En estas últimas, el Gobierno estadounidense detalla que los hackers norcoreanos han comprometido las infraestructuras de redes de compañías y las ha amenazado hasta que paguen un rescate. Ídem mediante el hackeo o desfiguración de páginas web, o pagos incluso de una suerte de impuestos preventivos que algunos particulares han sufragado para evitar estos ciberataques.

Leer más: Críticas a la ONU por elegir a Tencent para celebrar su 75 aniversario por videoconferencia: "Están normalizando las políticas de vigilancia chinas"

Así, el informe del FBI repasa desde las sanciones del Tesoro de EEUU a 3 grupos de hackers norcoreanos —Lazarus, Andariel y Bluenoroff— en septiembre de 2019, la denuncia del Departamento de Justicia a un experto en criptomonedas norteamericano que dio una charla en Corea del Norte para hablar de sus aplicaciones para evitar sanciones económicas; o los cargos contra 3 ciudadanos chinos que blanqueaban capitales para uno de estos colectivos.

"Es fundamental para la comunidad internacional, para los defensores de la red y para todos los ciudadanos permanecer atentos y trabajar juntos para mitigar cualquier ciberamenaza que pueda suponer Corea del Norte", incide.

No es la primera vez que las autoridades estadounidenses ofrecen recompensas para paliar las actividades norcoreanas. También hay programas para combatir las actividades marítimas ilícitas de Corea del Norte. Puedes encontrar más información sobre estos programas en la página web del Programa de Recompensas y Contraterrorismo de EEUU, o enviar toda la información que tengas a la dirección [email protected].

Y además