Pasar al contenido principal

OHL pierde 145 millones en el primer trimestre de 2018

Recreación del futuro centro Canalejas, en Madrid.
Recreación del futuro centro Canalejas, en Madrid. OHL

La constructora Obrascón Huarte Laín ha registrado una pérdida neta de 145 millones de euros en el primer trimestre de 2018, según su informe de cuentas que ha publicado después del cierre, con lo que mantiene los números rojos con que cerró los dos pasados ejercicios.

En su informe de resultados, 140,3 millones de euros de dichas pérdidas en sus cuentas se deben al impacto de la resolución desfavorable de un conflicto surgido en un proyecto en Guatemala, al tipo de cambio y a la variación de las coberturas de tipo de cambio contratadas en el marco de la venta de la filial Concesiones, apunta la compañía del grupo Villar Mir.

Esta transacción, la mayor realizada en la historia de la compañía dado que se cerró por 2.235 millones de euros, no se refleja aún en las cuentas trimestrales, puesto que se materializó el pasado mes de abril.

OHL indica que sus pérdidas a marzo se reducen a 4,6 millones de euros en caso de descontar los efectos adversos ya mencionados, según notificó a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV). 

No obstante, el mencionado contencioso surgido en Guatemala lastró también el beneficio bruto de explotación (Ebitda) de la compañía, que a cierre de marzo se situó en un importe negativo de 36,4 millones.

De su lado, la cifra de negocio disminuyó un 7,9% entre los pasados meses de enero y marzo, hasta 712,5 millones de euros, consecuencia de la menor actividad tanto de construcción como de construcción industrial.

OHL logró del exterior el 75,4% de sus ingresos del trimestre. Estados Unidos y Canadá se mantienen como principales mercados de la compañía, al aportar el 31,3% del total, por delante de España (24,6%) y México (8,7%).

Aumento de deuda

En el capítulo financiero, OHL disparó un 27,6% su deuda neta con recurso en el trimestre en comparación a finales de 2017, hasta situarse en 1.204 millones de euros, por un mayor consumo de caja.

En este sentido, los denominados "proyectos legacy", la veintena de grandes obras internacionales en las que el grupo se ha encontrado con algún tipo de problema, requieren 45 millones de caja, si bien este importe es inferior al de 66 millones que demandaron hace un año.
Además, OHL tuvo que aportar 64,7 millones a proyectos de Concesiones antes de cerrar la venta de esta división.

En este sentido, el grupo recuerda precisamente su intención de destinar gran parte de los recursos que ha obtenido con la venta de Concesiones a amortizar deuda con recurso.

Asimismo, la liquidación total de toda esta deuda con recurso figura como uno de los principales objetivos que se ha marcado la compañía en el nuevo Plan de Negocio 2018-2020 que presenta este miércoles 16 de mayo.

A cierre de marzo, el endeudamiento neto total de OHL se situaba en 1.261,9 millones de euros, con lo que superaba en un 26,2% al del cierre del ejercicio.

Construcción negocio central

En el plano operativo, la tradicional actividad constructora, que tras la venta de Concesiones vuelve a situarse como negocio central del grupo, facturó 596 millones de euros, un 4,3% menos, "por la menor actividad en Estados Unidos y el retraso en el comienzo de proyectos concesionales en Latinoamérica".

OHL cuenta con una cartera de contratos pendientes de ejecutar por valor de 5.598,1 millones, de la que el 81,5% está en el exterior.

La rama de construcción industrial aportó 48,8 millones, un 16,2% menos por la finalización de proyectos y la salida del negocio de instalaciones petroquímicas, mientras que, por contra, la división de servicios es la única que creció, un 19,6%, y facturó 61,5 millones.

El grupo también registra una caída del 7,9% en sus ventas, de 712,5 millones de euros, que atribuye a la mejor aportación de su negocio de hoteles mexicanos Mayakoba. 

OHL planteó a principios de mayo un ajuste de personal de casi la mitad de la plantilla de sus oficinas centrales, después de la venta de su división de Concesiones al fondo australiano IFM, que materializó el 12 de abril.

La empresa precisó que en el ERE presentado a los sindicatos contemplaba 160 despidos y 36 recolocaciones de los 400 trabajadores de dichas oficinas. 

Te puede interesar