El CEO de Ryanair dice que Bielorrusia tomó una acción "premeditada e ilegal" al obligar a aterrizar en Minsk a un vuelo en el que viajaba un opositor bielorruso

Llegada a Vilnius del vuelo de Ryanair desviado a Minsk por las autoridades de Bielorrusia
Llegada a Vilnius del vuelo de Ryanair desviado a Minsk por las autoridades de Bielorrusia

REUTERS/Andrius Sytas

  • El CEO de Ryanair ha criticado con dureza la acción del Gobierno de Bielorrusia, que obligó a aterrizar en Minsk a uno de sus aviones que hacía la ruta Atenas-Vilnius, para detener a un opositor.
  • La acción fue "un secuestro ilegal", según ha asegurado Michael O'Leary en una carta enviada a las autoridades aéreas de Bielorrusia en la que pide la liberación del periodista Roman Protasevich, detenido en el país junto a su pareja.
  • La Unión Europea ha aumentado las sanciones contra el Gobierno de Aleksandr Lukashenko, que ya estaba sancionado por las elecciones presidenciales de agosto de 2020, sobre las que hay sospechas de fraude.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

"Premeditado, ilegal y reprobable" son algunos de los adjetivos utilizados por el consejero delegado de Ryanair, Michael O'Leary, en una carta dirigida al director del departamento de aviación de Bielorrusia en respuesta a la acción del Gobierno bielorruso, que obligó a un vuelo de la aerolínea de bajo coste que viajaba de Atenas (Grecia) a Vilnius (Lituania) a desviarse y aterrizar en la capital bielorrusa, Minsk, para detener al periodista Roman Protasevich, conocido por su oposición al régimen del presidente Aleksandr Lukashenko.

En la misiva, dada a conocer por el Wall Street Journal, O'Leary condena la maniobra del Gobierno bielorruso, que hizo aterrizar el avión de Ryanair debido a una supuesta amenaza de bomba en el interior del pasaje y ya en tierra detuvo a Protasevich y a su pareja, provocando una crisis internacional.

Según el CEO de Ryanair, la maniobra fue un "secuestro ilegal de la aeronave" y sospecha que los otros 3 pasajeros que dejaron el vuelo en Minsk podrían ser agentes de seguridad enviados por el Gobierno bielorruso. En la carta también releva que los pasajeros y la tripulación fueron retenidos "durante 6 horas sin explicaciones" por un grupo de guardias armados y que no les ofrecieron un intérprete en inglés, por lo que la aerolínea tuvo que buscar un traductor de ruso por teléfono.

Las explicaciones dadas por el Gobierno bielorruso han ido cambiando durante la semana. Primero dieron a conocer un correo electrónico, supuestamente enviado por el grupo palestino Hamas, en el que se alertaba de que había una bomba en el avión, aunque la organización palestina negó estar involucrada, y la compañía que opera el servidor desde el cual habría sido enviado este correo aseguró este jueves que fue enviado después de que el avión fuera forzado a aterrizar en Minsk.

Estos son los 32 países que todavía viven bajo una dictadura, que gobiernan a un 28% de la población mundial

El presidente Lukashenko aseguró después que Bielorrusia había recibido una alerta de Suiza respecto a una amenaza de bomba en el vuelo, aunque el Gobierno suizo afirmó no tener conocimiento de ningún tipo de alarma relacionada ni haber estado en contacto con el ejecutivo bielorruso por ese motivo.

El periodista Roman Protasevich, de 26 años, es uno de los fundadores de Nexta y Nexta Live, dos canales de Telegram con entre 1 y 2 millones de suscriptores muy seguidos durante las protestas populares tras las últimas elecciones presidenciales en Bielorrusia. Vive en Lituania desde 2019 con asilo político y estaba en Grecia para seguir la visita al país de la opositora bielorrusa Svetlana Tijanóvskaya. Según el presidente bielorruso es un "extremista" que planeaba iniciar "una masacre y una revuelta sangrienta".

La UE aprueba sanciones contra Bielorrusia

La maniobra ha provocado la reacción de la Unión Europea, que se suman a las ya puestas en marcha tras las elecciones de agosto pasado, sobre las que pesan acusaciones de fraude. La UE pidió el lunes la liberación de Protasevich y su pareja, amplió el número de dirigentes bielorrusos vetados en Europa, prohibió a las aerolíneas de Bielorrusia volar a destinos europeos y anunció sanciones económicas. El Consejo Europeo también pidió a las aerolíneas de los 27 que dejaran de volar al país.

Bielorrusia ha cancelado los vuelos de su aerolínea de bandera, Belavia, a ocho países (Polonia, Holanda, España, Alemania, Bélgica, Italia, Austria y Rusia); mientras las aerolíneas europeas han comenzado a evitar el espacio aéreo del país. Austrian Airlines canceló un vuelo el jueves entre Moscú y Viena al no tener permiso para volvar por una ruta alternativa. Una situación similar ocurrió con un vuelo de Air France entre Moscú y París; aunque otros pasajes de la aerolínea francesa y de Lufthansa han podido cambiar su ruta para evitar el espacio aéreo del país.

Por su parte Irlanda, país en el que tiene su sede Ryanair, ha pedido a la Organización Internacional de la Aviación Civil (ICAO, por sus siglas en inglés) que investigue el aterrizaje forzoso del avión en Minsk. El presidente de su consejo, Salvatore Sciacchitano, admitió que el evento "supone una amenaza seria al escenario legal" de la aviación comercial.

20 años de Putin al frente de Rusia: ¿cambio de rumbo o más de lo mismo?

Según algunos expertos, las sanciones internacionales a Bielorrusia tienen un beneficiado: Vladimir Putin. "El aislamiento total de Lukashenko ayuda a la posición de Rusia. Cuanto más débil esté, más dependiente es del Kremlin", aseguró a RNE el  jefe de investigación del Institute for Statecraft en Londres, Nicolás de Pedro. Se espera que el líder ruso y el bielorruso se reúnan este viernes en la ciudad balneario de Sochi, a las orillas del mar Negro.

LEER TAMBIÉN: Estos son los 32 países que todavía viven bajo una dictadura, que gobiernan a un 28% de la población mundial

LEER TAMBIÉN: Rusia no existe, es una ficción: cómo ha logrado Putin desconcertar a la población para mantenerse en el poder

LEER TAMBIÉN: Ryanair es la aerolínea que ha transportado a más viajeros en España en 2020

VER AHORA: José María Galofré, CEO de Volvo Car España: “Nuestro compromiso es que en 2040 nuestra compañía no tenga ningún impacto de CO2 sobre el medio ambiente”