Pasar al contenido principal

El nuevo coronavirus podría convertirse en una enfermedad endémica y "no desaparecer nunca", según el máximo responsable de Emergencias de la OMS

Mike Ryan, director ejecutivo del Plan de Emergencias de la Organización Mundial de la Salud.
Mike Ryan, director ejecutivo del Plan de Emergencias de la Organización Mundial de la Salud. REUTERS/Denis Balibouse
  • El nuevo coronavirus podría convertirse en un virus endémico y "no desaparecer nunca", según las declaraciones de Mike Ryan, director ejecutivo del Programa de Emergencias Sanitarias de la Organización Mundial de la Salud. 
  • "Creo que es importante que seamos realistas y no creo que nadie pueda predecir cuándo desaparecerá la enfermedad", sostiene.
  • Lo que coincide con las recientes declaraciones de Tedros Adhanom, quien augura que la pandemia de coronavirus "está lejos de concluir".
  • Además, el directivo señala a varios estudios que estimaban que el coronavirus podría considerarse una nueva enfermedad estacional. 
  • Descubre más historias en Business Insider España.

Antes de que la enfermedad COVID-19 del nuevo coronavirus fuese considerada pandemia, algunos expertos habían reconocido a Business Insider que el SARS-CoV-2 podría quedarse para siempre en nuestras sociedades e incluso convertirse en otra enfermedad estacional

Ahora, cuando la pandemia de COVID-19 ha afectado a más de 4,4 millones de personas en el mundo y provocado la muerte a más de 298.000, la Organización Mundial de la Salud reconoce que el coronavirus podría convertirse en una enfermedad endémica y "puede que no desaparezca nunca", según las declaraciones de máximo responsable de emergencias sanitarias de la OMS, Mike Ryan.

"Es importante dejarlo claro: el virus puede convertirse en otro virus endémico en nuestras sociedades y puede que nunca desaparezca", recoge Reuters de sus declaraciones.

"Creo que es importante que seamos realistas y no creo que nadie pueda predecir cuándo desaparecerá la enfermedad", alega Ryan sobre otras de las grandes preguntas del coronavirus sin respuesta.

Lo cual coincide con las recientes declaraciones del director general de la Organización, Tedros Adhanom, quien considera que la pandemia "está lejos de concluir". Además, el directivo señala varios estudios y afirmaciones de expertos que estimaban que el nuevo coronavirus no podría erradicarse. 

Leer más: La paralización de la economía española por el coronavirus podría suponer pérdidas de 49.000 millones de euros y el cierre del 15% de las empresas

"Si se observa la trayectoria del virus y la forma en que se está propagando en las comunidades, junto con el hecho de que tratamos con coronavirus cada año durante la temporada de gripe y resfriados, esos factores apuntan a que este coronavirus se convertirá en un virus estacional", explicaba Amesh Adalja, experto en enfermedades infecciosas del Centro de Seguridad Sanitaria de la Universidad Johns Hopkins, Estados Unidos, a Business Insider, antes incluso de que la enfermedad se convirtiese en pandemia el 11 de marzo de 2020. 

Según Harvard, nuevos brotes podrían darse hasta 2024 —teniendo en cuenta las vacunas y medicamentos en desarrollo— y el distanciamiento social extenderse hasta 2022. Mientras Corea del Sur intenta implementarlo en la vida cotidiana —la única forma de "volver a la normalidad".

En esta misma línea, Anthony Fauci, director del Instituto Nacional de Alergias y Enfermedades Infecciosas de Estados Unidos, ha achacado principalmente al turismo dicha responsabilidad: "Con los viajes globales diarios de literalmente cientos de miles de personas que llegan a los Estados Unidos de todas partes del mundo, no hay ninguna posibilidad de que estemos libres del virus".

Mientras la Comisión Europea propone una desescalada en 3 fases para ayudar a los Estados miembros que empiezan a levantar las restricciones a gestionar la reapertura de fronteras y la vuelta al turismo dentro de la Unión.

"El paquete tiene como objetivo ayudar al sector turístico de la UE a recuperarse de la pandemia, apoyando a las empresas y garantizando que Europa siga siendo el destino número uno para los visitantes", alegaba la Comisión en un comunicado, intentando proteger a un sector que de por perdido más del 80% de su negocio en 2020

Y además