Pasar al contenido principal

La OMS desmiente el mito de la nicotina y el coronavirus: los fumadores con COVID-19 tienen síntomas más graves

cómo mejorar tu piel sin productos
Gleb Garanich/Reuters

  • La OMS desmiente que los fumadores estén más protegidos contra el coronavirus. Lejos de ello, son incluso más vulnerables a la enfermedad.
  • En las últimas semanas han surgido varias informaciones relacionando las terapias de reemplazo de nicotina como posibles "escudos" frente al COVID-19, pero ninguno de estos estudios está fundamentado.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) ha desmentido varias de las informaciones que circulaban en torno a la relación del tabaco con el COVID-19. Lejos de "inmunizar" o reducir los efectos del coronavirus, la organización dirigida por Tedros Adhanom Ghebreyesus ha confirmado que los fumadores no sólo presentan síntomas más graves ante la enfermedad, sino que son más susceptibles a morir por ella.

Según recalca el organismo, el tabaco supone "un riesgo conocido" para muchas infecciones respiratorias y aumenta la gravedad de muchas de ellas, como la neumonía producto del COVID-19. Fumar afecta la función pulmonar, lo que dificulta que el cuerpo combata los coronavirus, y supone un factor de riesgo para los problemas cardiovasculares, cáncer, enfermedades respiratorias o diabetes, entre otras.

Leer más: Las 3 palancas de Inditex para enfrentarse al coronavirus: 8.000 millones en caja, autofinanciación y la opción de aplazar a final de año el pago de los alquileres de las tiendas

Así, la OMS insta a investigadores, científicos y medios de comunicación a ser "cautelosos" al afirmar que el tabaco o la nicotina pueden reducir el riesgo del COVID-19. Esto no sólo no está comprobado, sino que es probable que sea todo lo contrario, a falta de confirmar "cualquier vínculo más del tabaco en la prevención o el tratamiento de COVID-19", comenta el organismo.

En las últimas semanas también han surgido varias informaciones relacionando las terapias de reemplazo de nicotina como posibles "escudos" frente al COVID-19, pero ninguno de estos estudios está fundamentado. Así, la OMS recomienda que se utilicen sólo en el caso de fumadores que quieran dejar la adicción, y nunca desde la posición de un no-fumador pretendiendo inmunizarse del coronavirus.

Lo que dice la investigación sobre la nicotina y el coronavirus

Todo parte de un supuesto estudio francés que dice haber encontrado propiedades que hacen a la nicotina una excelente protectora ante el coronavirus. La investigación —que por el momento no es más que una prepublicación—, titulada Una hipótesis nicotínica para el COVID-19 con implicaciones preventivas y terapéuticas, todavía no ha sido aprobada en ninguna revista científica ni ha sido validada por pares del sector.

Es cierto que el que no esté publicada ni validada no invalida completamente sus conclusiones, pero sí obliga a tomárselas con reservas

Leer más: Las cámaras térmicas que las empresas están instalando para frenar el coronavirus no son infalibles: se pueden 'hackear' con agua fría, mascarillas o reflejos de luz

El estudio plantea como hipótesis que un receptor celular activado por la nicotina "podría representar un objetivo para la prevención y el control de la infección por la COVID-19". Para ello descarta la opinión reinante de que el virus entra en el organismo a través de la enzima ACE2 y, en contraste, asegura que lo hace a través de las neuronas del sistema olfativo y/o a través del pulmón: si este fuese el caso, la nicotina supuestamente repelería la enfermedad por estos conductos.

Además de la ya mencionada falta de comprobación científica, cabe resaltar que el estudio trata sólo la influencia de la nicotina, no del tabaquismo, en la respuesta al coronavirus. Además de la nicotina, fumar mete en el organismo alrededor de otras 4.000 sustancias, 69 de ellas altamente tóxicas para el cuerpo.

Y además