La OMS estudia infectar deliberadamente a voluntarios sanos para acelerar el desarrollo de la vacuna contra el coronavirus

Científicos GSK
REUTERS/Peter Nicholls
  • La OMS va a estudiar si sería conveniente infectar con coronavirus a pacientes sanos para acelerar el desarrollo de la vacuna, una posibilidad que está dividiendo a la comunidad científica.
  • Los estudios o ensayos de desafío humano pueden dar resultados más rápidos que las pruebas habituales de vacunas, pero no está claro que sea lo mejor en el caso de un virus del que aún no existe cura.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) discutirá este lunes sobre la viabilidad de llevar a cabo pruebas con la vacuna del coronavirus en voluntarios jóvenes y sanos, que se infectarían deliberadamente para acelerar su desarrollo, según ha publicado The Guardian.

Por un lado, algunos científicos tienen dudas sobre la efectividad exponer a personas sanas a un virus del que aún no existe cura; por otro, hay quienes argumentan que el riesgo para los jóvenes sanos es mínimo y que los beneficios para la sociedad son altos. Este lunes en el encuentro participarán más de una docena de científicos y algunos observadores, como quizá miembros de Wellcome Trust, la Fundación Bill & Melinda Gates, los estadounidenses National Institutes of Health y la Administración de Medicamentos y Alimentos (FDA) de Estados Unidos.

Según The Guardian, los estudios de desafío humano pueden dar resultados más rápido que las pruebas habituales de vacunas, en las que los investigadores deben esperar a que sus participantes se contagien en el mundo real. Estos estudios también pueden utilizarse para comparar múltiples posibles vacunas, desarrollar tratamientos y recopilar datos sobre el efecto inmediato de la infección.

"Pfizer, Moderna y AstraZeneca solo pueden producir juntos y en 2021 suficientes vacunas para inmunizar a un tercio de la población mundial, y los países ricos ya han comprado la mayor parte de sus vacunas. Pero los estudios de desafío humano para la siguiente generación de vacunas puede ayudar a que haya suficientes dosis para todo el mundo", ha apuntado la organización sin ánimo de lucro 1Day Sooner, que aboga por el uso de estudios de desafío humano con voluntarios. 

Los expertos creen que la vacuna no inmunizará para siempre contra el coronavirus y advierten de que se necesitarán dosis de refuerzo

Los estudios de desafío humano para frenar el coronavirus dividen a los expertos

La viabilidad de las pruebas conocidas como "desafío humano" o "estudios de desafío" se vienen discutiendo desde mayo y es un aspecto en el que Reino Unido quiere tomar la delantera, como anunció este octubre. El Gobierno británico aseguró que financiará con casi 37 millones de euros los primeros ensayos de desafío humano para encontrar una vacuna contra el coronavirus, según informa Financial Times.

En mayo, la Organización Mundial de la Salud publicó un documento destacando el valor de este tipo de ensayos y detallando una guía para realizarlos de forma ética y segura. 

Aquellos que están de acuerdo con utilizar personas sanas para la investigación aseguran que es una manera de acortar el proceso y de probar vacunas en miles de voluntarios que llevan vidas normales, porque insisten que estas pruebas están estrictamente controladas y, una vez que el paciente se infecta es aislado y monitoreado para comprar el efecto de la vacuna.

Sin embargo, los críticos apuntan que infectar deliberadamente a alguien con una enfermedad que ha matado en los últimos meses a más de un millón de personas y de la que, además, no existe un remedio eficaz no es ético.

La idea de este tipo de ensayos es saltarse la fase III de los estudios clínicos, que requiere que miles o decenas de miles de personas reciban la vacuna o el placebo para ver los resultados, pero la duda es si esto se puede hacer para el COVID-19, ya que no hay tratamientos oficiales y específicos. 

Otros artículos interesantes:

La inmunidad al coronavirus dura hasta 8 meses después de la infección: las vacunas contra el COVID-19 podrían ofrecer protección a largo plazo

Por qué los resultados de Pfizer son una buena noticia para las demás vacunas contra el coronavirus

Los datos de Pfizer y Moderna no ofrecen información sobre su eficacia en los asintomáticos, un grupo clave para frenar la pandemia

Te recomendamos

Y además