El OnePlus 8 es uno de los mejores móviles que he tenido entre manos: pantalla asombrosa, fotografía sobresaliente y rendimiento absolutamente colosal

Análisis OnePlus 8
  • El OnePlus 8 es uno de los mejores dispositivos Android que ha pasado por mis manos. 
  • Destaca, principalmente, por un rendimiento colosal y una fluidez extrema que me ha sorprendido muchísimo.
  • La pantalla es asombrosa y luce mejor que en teléfonos mucho más caros.
  • En cuanto al apartado fotográfico, también cumple con creces con un rendimiento sobresaliente, aunque igual esperaba un poco más. 
  • Lo mejor, sin lugar a dudas, su rango de precios: de 709 a 809 euros.
  • Descubre más historias en Business Insider España

No puedo empezar este análisis de otra manera: el OnePlus 8 es uno de los mejores dispositivos Android que ha pasado por mis manos.

Por matizar esta afirmación, tengo el iPhone 11 como dispositivo principal y tengo claro que en muchos apartados le pasa totalmente por encima.

Pero no es de extrañar. La compañía china lleva ya unos años luchando contra Samsung y Apple desarrollando teléfonos de gama alta a un precio más bajo que lo que acostumbran estos terminales. Ya lo demostró con el OnePlus 7T Pro, un dispositivo sencillamente magnífico, pero con este nuevo terminal se han superado.

Leer más: Los 21 mejores móviles en relación calidad/precio que puedes comprar en 2020

La pantalla, el rendimiento y la fluidez extrema del teléfono me han dejado totalmente asombrado. La rapidez de respuesta es digna de elogio, la representación de colores es alucinante y el comportamiento del terminal durante el día a día sencillamente magistral. 

En cuanto al apartado fotográfico, también cumple con creces con un rendimiento sobresaliente, aunque igual esperaba un poco más. 

Lo que tengo claro es que este dispositivo es un auténtico must have y que, si tienes en mente hacerte con un teléfono de gama alta, el OnePlus 8 debe estar entre tus opciones

La pantalla es absolutamente asombrosa y gracias a su pequeña curva en los laterales profundiza la sensación de estar ante un todopantalla

La pantalla del OnePlus 8 es una de las más fascinantes que he tenido en mis manos. Ofrece un panel Full HD de 6,5 pulgadas que además trae consigo una tasa de refresco de 90hz, así que consigue que la experiencia de navegación sea extremadamente fluida. 

Tengo todavía en mente cuando lo saqué de la caja para hacer la prueba. Al ver el terminal tuve claro que estaba ante algo muy grande. Simplemente se percibe. Una vez enciendes el terminal y empiezas a ir de un lado a otro, se confirma.

La suavidad que presenta mientras tocas el teléfono, la impontente presencia de los colores realmente vivos en pantalla y sus dimensiones que —gracias al acabado semicurvo en los laterales— dan la sensación de estar ante un todopantalla. 

Móviles más vendidos en Amazon

Móviles más vendidos en AmazonMóviles más vendidos en Amazon

Aquí puedes ver cuáles son los móviles más vendidos ahora mismo en Amazon España: varios smartphones de Xiaomi dominan la lista por delante de modelos de Huawei, Samsung o Apple.

Ver listado

Lo que cambia con respecto a su antecesor es que elimina la cámara frontal escondida dentro y opta por un agujero en la parte izquierda, pero no notas que está ahí salvo contadas excepciones. 

El motivo de cambiar una por otra es simple: desde OnePlus querían aligerar el teléfono, que ahora se queda en 180 gramos y ofrece un peso muy compensado y agradable.

El diseño del OnePlus es precioso, aunque es algo muy habitual en la marca

Como es habitual, también el teléfono también estará disponible en negro, pero esta opción que he tenido de pruebas me ha parecido sencillamente preciosa. Lo mejor es que no deja ningún tipo de huellas y tiene muy buen agarre. 

Lo que más me ha gustado es que el botón de pasar de modos (entre vibración, sonido o en silencio) debe moverse de manera manual, ya que tiene 3 posiciones. 

Uno de los mejores apartados del teléfono es su espectacular rendimiento: todo se mueve a una fluidez extrema y ofrece un comportamiento sencillamente colosal

Otro de los mejores apartados del OnePlus es su espectacular rendimiento. Sencillamente no hay palabras para definir la fluidez a la que responde el teléfono mientras te mueves de un lado a otro, abres una aplicación o cualquier cosa que se te ocurra. 

Esto lo consigue gracias al Snapdragon 865 de Qualcomm, el último procesador de la compañía americana y se nota.

Además, el OnePlus 8 cuenta también con una opción que la marca ha denominado como Ram Boost, que aprende de las aplicaciones que más usas y aunque la cierres, la mantiene en una especie de segundo plano para que cuando vuelvas a entrar todo sea más rápido, aunque ya lo tiene muy complicado por su colosal velocidad habitual. 

Por ponerle un pero: en algunos momentos utilizando la aplicación de la cámara el teléfono se quedaba un poco pillado y tardaba un pelín en responder, pero entiendo que esto se puede solventar con alguna actualización de software. Eso sí, hay que remarcar que fue algo muy puntual. 

El teléfono viene con un reconocimiento facial realmente preciso y un lector de huellas fiable... aunque un poco lento

En cuanto a seguridad, el OnePlus 8 viene con lo habitual en estos tiempos: reconocimiento facial y lector de huellas. 

Lo primero me ha parecido una maravilla: el desbloqueo es prácticamente inmediato y la cantidad de ángulos, situaciones y situaciones inverosímiles para ponerlo a prueba y ver su capacidad me ha encantado. Es incluso capaz de detectarte bastante lejos del objetivo y no necesita una toma cercana de tu cara. 

Por su parte, el lector de huellas integrado en la pantalla es muy fiable y sin duda su localización me parece la más acertada. Lo que he visto en otras marcas como en la parte trasera o incluso en el botón lateral nunca me ha llegado a convencer del todo y siempre apuesto por un teléfono que lo tenga en pantalla.

Esto lo digo simplemente porque cuando lo llevas en el bolsillo, muchas veces cualquier imprevisto puede hacer que el teléfono detecte que lo estás intentando desbloquear e intente activarse. Algo muy engorroso que se soluciona con esta modalidad y que, además, entre los ajustes hay una opción llamada "modo bolsillo" que viene a responder a este problema. 

En cuanto a su rendimiento, es muy fiable, me encanta la cantidad de opciones de colores que ofrece mientras se está desbloqueando pero... es un pelín lento. 

El sistema operativo me ha fascinado gracias a un toque minimalista y cientos de opciones en su interior

El OnePlus 8 viene con sistema operativo Oxigen OS basado en Android y me ha sorprendido lo minimalista de su acabado, algo que se percibe en todos sus apartados.

El teléfono ofrece tres variaciones de color: blanco, con acabados en algunos colores y el fabuloso modo oscuro que hace que el teléfono luzca aún más imponente. Además, es posible personalizar ciertos elementos de la barra de notificaciones como su forma o tamaño.

Lo que más me ha gustado, sin lugar a dudas, es precisamente la forma en la que te muestra las notificaciones. Si la tienes fuera de una carpeta, muestra un discreto punto encima de ella que depende, incluso, de los colores de la aplicación. Seguramente con apps de terceros esto no funcione de la misma manera, pero el acabado más tenue y diferenciador me ha encantado. 

Si la aplicación descansa dentro de una carpeta donde tienes más cosas, verás un punto blanco difuminado que te indica que una de las apps de su interior tiene algo que decirte y allí verás la app con su color correspondiente. 

Acostumbrado a puntos enormes que afean la pantalla o incluso a numeritos en color rojo que me impulsan a tener que coger el teléfono e ir abriendo las apps para que desaparezcan, esta opción me ha encantado. Sabes que tienes algo pendiente, pero es discreto, sutil, elegante... como todo el sistema operativo. 

Para los acostumbrados a Android tenéis lo de siempre: widgetes para personalizar el teléfono, la posibilidad de presionar una app para que te salgan varias opciones y acceder de manera inmediata a ese punto de la aplicación, el doble toque para apagar y encender la pantalla y muchas cosas más. 

A nivel de conexiones lo tiene todo: 5G, USB-C y NFC

A este respecto, poco que añadir. El buque insignia de cualquier marca debe estar a la última y OnePlus no iba a quedarse atrás e incluso se sube al 5G que, como siempre tiene que implementarse de manera definitiva, pero cuando tienes la opción de navegar con ella es una verdadera pasada. 

Aunque prescinda del minijack, ofrece conexión USB-C y siempre es posible utilizar cascos inalámbricos. También soporta NFC, algo fundamental en mi día a día. No concibo el pago sin móvil y es un elemento que debe estar sí o sí en un terminal.

La batería es uno de sus puntos flacos: aunque te dará para aguantar el día sin problemas a pleno rendimiento, esperaba una autonomía más longeva...

Tampoco me entiendas mal. La batería es muy buena, sobre todo para todo lo que consigue el teléfono, pero es cierto que esperaba algo más. Aunque han mejorado la capacidad de la autonomía a los 4.300 mAh, al teléfono le cuesta aguantar más de un día sin tener que pasar por el enchufe, eso sí: te dará para el día completo sin ningún tipo de problemas. 

Eso sí, la carga rápida es muy buena y en poco más de 40 minutos tendrás el teléfono listo.

El apartado fotográfico es espectacular, pero me hubiera gustado que hubieran ido un poco más allá

La cámara es un espectáculo en prácticamente todos los apartados. Ofrece una cámara selfie de 16MP que rinde muy bien y una cámara trasera de 3 lentes con una cámara principal de 48MP, un gran angular de 16MP y 117º y una lente dedicada para el modo macro.

Además, en cuanto a vídeo ofrece capacidad 4K con estabilización híbrida y sus resultados son fantásticos. 

Lo mejor de la cámara es que, aunque cuenta con muchas opciones, la IA detecta automáticamente la distancia o luz a la que estás tomando la foto y activa el modo noche o la lente macro dependiendo de las circunstancias. 

Evidentemente, no activará el gran angular o el zoom, dos apartados que responden muy bien, y estos tendrás que activarlos de manera manual. 

En cuando a la calidad de las fotos, me ha sorprendido su versatilidad y capacidad para adaptarse a todo tipo de entornos y situaciones. Además, ofrece un color, saturación y brillo realmente bien cuidados y trabajados que ofrecen fotografías muy naturales y logradas. 

El modo noche también me ha parecido fantástico en ciertos puntos aunque en otros me ha fallado más de lo que esperaba. Seguramente, con un trípode la situación mejore ya que las que he tomado con algún elemento para apoyarme tienen resultados mucho más interesantes. 

Aquí algunas imágenes de lo que puedes hacer con el teléfono

 

 

 

 

 

 

 

En interiores, al modo retrato de la cámara selfie le fallan un poco los tonos...

 

... cosa que se arregla en exteriores

 

Aquí tienes un ejemplo de lo que es capaz de hacer el modo noche de la cámara

 

El paso del zoom hasta el gran angular está muy logrado

 

Unido a todo lo demás, el teléfono sale a un precio realmente atractivo

El teléfono saldrá el próximo 21 de abril que se podrá comprar a través de la página web de la marca o en Amazon y ofrecerá tres colores diferentes: Onyx Black, Glacial Green e Interstellar Glow que verá la luz el próximo 4 de mayo. 

Lo mejor, sin lugar a dudas, es su rango de precios que viendo las características del dispositivo se hace un absoluto indispensable

  • 8GB de RAM y 128GB de memoria: 709 euros
  • 12GB de RAM y 256GB de memoria: 809 euros

El OnePlus 8 es un teléfono sencillamente asombroso que destaca prácticamente en todo

Para terminar, reafirmo el punto inicial: el OnePlus 8 es uno de los mejores dispositivos que ha pasado por mis manos. 

No solo por su espectacular pantalla que cuenta con calificación A+ en rendimiento, el nivel más alto de DisplayMate, su fantástico sistema operativo o su potente apartado fotográfico, sino por mucho más.

Cuenta con un diseño realmente soberbio y elegante en donde todas las piezas encajan y además es puntero en cuanto a conexiones gracias a la incorporación del 5G.

Unido a este punto toca hablar del precio que viendo todo lo que tiene en su interior y todas sus posibilidades se convierte en algo muy a tener en cuenta. Muy poco vas a ganar pagando más.

Aunque es cierto que tiene algún punto negativo, como le pasa a cualquier dispositivo que se precie sea de gama más alta o más baja, lo que está claro es que el nuevo buque insignia de la compañía china viene a por todas y en muchos campos supera, con creces a teléfonos que se supone que están en la cúspide a nivel tecnológico. 

Lo mejor es que si te parece poco y quieres apostar por algo más potente, la compañía china también a presentado el OnePlus 8 Pro que ofrece una pantalla con una tasa de refresco de 120Hz y una cámara más potente que ofrece un gran angular de 48MP y una lente extra para añadir filtros de color que además apoya a la IA para lograr un mayor equilibrio en sus fotografías. 

Yo lo tengo muy claro, estas dos semanas que he tenido el teléfono entre manos han sido realmente asombrosas y lo digo claro: mi siguiente teléfono personal es un OnePlus. 

LEER TAMBIÉN: He probado el OnePlus 7 durante un mes y es un móvil prácticamente igual de potente que el 7 Pro, pero cuesta 100 euros menos

LEER TAMBIÉN: OnePlus presenta un concepto de móvil con cámara invisible: así funciona su tecnología

LEER TAMBIÉN: Apple trabaja en un rediseño de sus iPhone con el que abandonarán los bordes redondeados de sus pantallas y reducirán más el notch

VER AHORA: Los 3 escenarios que maneja el grupo hotelero Palladium en 2021 tras la debacle turística por la pandemia

    Más:

  1. Storytelling
  2. Tecnología
  3. Móviles
  4. Trending
  5. Top