Pasar al contenido principal

Estas opciones de inversión pueden dar rentabilidad a tu cartera y no son siguen las estrategias habituales

Dos traders repasan la sesión en Wall Street
Reuters
  • Las empresas líderes transforman la forma de hacer negocios y el resto sobrevive amoldando sus modelos al nuevo entorno. 
  • En la era del darwinismo corporativo, el rigor mortis no es una consecuencia de lo que ha pasado, sino un anuncio de lo que va a pasar, tal y como explican los expertos de Rentamarkets.
  • Bajo su punto de vista, las empresas evolucionan “a través de sus inversiones”, por lo que hay que mirar más allá y centrarse en otras posibilidades.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

La inversión pivota en los últimos tiempos a los llamados activos de value y growth. Los gestores están enfocados en ese tipo de valores para configurar sus carteras. Pero no todo queda ahí. Estamos viviendo un periodo de darwinismo corporativo salvaje. Las empresas líderes transforman la forma de hacer negocios y el resto sobrevive amoldando sus modelos al nuevo entorno

Las empresas más rígidas están condenadas. En la era del darwinismo corporativo, el rigor mortis no es una consecuencia de lo que ha pasado, sino un anuncio de lo que va a pasar, tal y como explican los expertos de Rentamarkets.

Bajo su punto de vista, las empresas evolucionan “a través de sus inversiones”. Por eso, hay que mirar más allá y centrarse en otras posibilidades. Opciones que, a su juicio, podrían encontrarse en “el sector de distribución, H&M y Richemont, están redefiniendo su capacidad logística y reforzando sus canales online”. 

Asimismo, Philips y Adecco, a pesar de operar en sectores muy diferentes, “ambas utilizan el I+D para dotar a sus productos y servicios de un valor añadido al que sus competidores más débiles no pueden llegar”. En el caso de BMW o Schaeffler, la inversión en I+D es más extrema pues su sector “se está enfrentando a un cambio estructural sin precedentes”.

Es otra metodología de inversión que puede generar rendimientos en el largo plazo y no solo centrarse en el potencial de crecimiento o la infravaloración que el mercado da a una compañía en concreto. 

Así, estos expertos explican que algunas de las empresas en las que invierten optan por hacer su cambio estratégico bruscamente: “Bayer comprando Monsanto, ThyssenKrupp poniendo en valor su división de ascensores o Corteva separándose de DowDuPont”, lo cual genera atractivo con el paso del tiempo. 

Leer más: 3 cosas que debes entender sobre invertir para ganar dinero en bolsa

La innovación: principal referencia

Muchas de sus inversiones son empresas que tienen altas cuotas de mercado y que cuentan con bases de producto instaladas muy extensas. Sus posiciones de dominio nacen de una capacidad de innovación mayor que la de sus competidores, lo que les permite “elevar los estándares del sector y tener la mejor oferta disponible”

De este modo, retienen a sus clientes, consiguen capital para seguir innovando y “cierran este círculo virtuoso, reactivándolo con cada nuevo ciclo de reposición”. Además, a medida que sus productos van teniendo más valor añadido, “menos empresas ajenas a ellas son capaces de encargarse de su mantenimiento”.

Knorr-Bremse, Atlas Copco o Smiths Group, tienen divisiones de mantenimiento muy potentes, que incrementan los márgenes y reducen la intensidad de capital de sus negocios. Recientemente, la capacidad de análisis de los datos de su base instalada, les está permitiendo desarrollar un servicio post-venta proactivo (que se anticipa a la avería) frente al tradicional reactivo (que se limita a repararla). Con esta propuesta “diferencian aún más su oferta de la competencia e incrementan la cautividad de sus clientes”, ejemplifican. 

Y además