Pasar al contenido principal

Orange España aumenta sus ingresos impulsada por su estrategia convergente

Logotipo de Orange
Getty Images

Orange España ha cerrado el primer trimestre de 2018 con una cifra de negocio de 1.310 millones de euros, lo que supone un 4,3% más que los 1.256 millones de euros que ingresó en el mismo periodo del año anterior, según ha informado la compañía francesa en un comunicado.

El grupo de telecomunicaciones destaca que el crecimiento de los ingresos de su negocio en España se mantiene "constante" a pesar de la "fuerte competencia" en el mercado low cost tanto de banda ancha móvil como fija. Además, añade que excluyendo el impacto de las menores tasas de terminación móvil desde el 1 de febrero los ingresos hubieran subido un 4,9%.

En concreto, Orange detalla que su negocio convergente elevó un 7% sus ingresos en el primer trimestre del año, hasta los 526 millones de euros, debido tanto al aumento de la base de clientes (+2,1%) como del ingreso medio por usuario (3,8%) gracias al "fuerte incremento" de los accesos de fibra y los servicios de televisión.

De esta manera, la operadora contaba a fecha de 31 de marzo con 3,14 millones de clientes convergentes con un ingreso medio de 57,1 euros, tras lograr 56.000 altas netas, lo que hace que los clientes convergentes representen ya un 85,1% de su base de banda ancha fija, 3,1 puntos porcentuales más que el año anterior.

Por su parte, los ingresos por servicios sólo móviles alcanzaron en los tres primeros meses de 2018 los 299 millones de euros, un 3,2% menos que hace un año, después de que la caída de clientes de prepago (-7,3%), compensara el leve incremento (+0,5%) de los de contrato. Además, el ingreso medio de estos servicios descendió un 1%.

A cierre del primer trimestre de 2017, Orange contaba con 16,08 millones de clientes de servicios móviles, frente a los 15,76 millones de hace un año, de los que 5,83 millones eran de servicios convergentes y 10,25 de servicios sólo móvil. El número de clientes de 4G alcanzó los 9,5 millones, un 15% más que hace un año.

Mejora en las soluciones de banda ancha para empresas

En el caso de la banda ancha fija, los ingresos aumentaron un 0,9% en el primer trimestre de 2018, hasta los 122 millones de euros, ya que el desarrollo de soluciones para empresas ha compensado el descenso de los servicios de banda ancha de clientes.

La base de clientes de banda ancha fija se redujo desde los 4,17 millones hasta los 4,14 millones, debido principalmente al descenso del 8,9% de los usuarios de solo fibra. Además, Orange informa de que el ingreso medio por usuario aumentó de 30 euros a 31,8 euros y que los clientes de televisión subieron de 537.000 a 641.000.

Respecto al negocio mayorista, la compañía informa de que los ingresos aumentaron un 5,7%, desde los 170 millones de euros de hace un año hasta los 180 millones de euros.

Leer más: Orange dobla gratis la velocidad de la fibra óptica a sus clientes

Los clientes de Orange que proceden de operadores móviles virtuales (OMV) aumentaron en el primer trimestre desde 2,53 millones a 3,2 millones.

Orange también informa de que a finales de marzo el despliegue de fibra en España alcanzó los 12,2 millones de unidades inmobiliarias, mientras que la población cubierta con tecnología móvil 4G era del 99,8%.

En este sentido, el grupo francés destaca que las inversiones en infraestructuras móviles en España se centran ahora en mejorar la experiencia de cliente, incluida la cobertura fuera de zonas urbanas y mayores velocidades en grandes ciudades.

Te puede interesar