Pasar al contenido principal

Orcel cumple su amenaza y demanda al Santander por cancelar su fichaje: pide más de 100 millones de euros

Ana Botín, en una presentación de resultados.
Ana Botín, en un acto del Santander. REUTERS/Sergio Perez
  • Orcel ha cumplido su amenaza y ha denunciado al Santander por incumplimiento de contrato.
  • El famoso banquero italiano exige más de 100 millones de euros a la entidad española en concepto de daños y perjuicios.
  • Todo, tras meses de intentar alcanzar un acuerdo prejudicial que finalmente no ha sido posible.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

Estuvo a punto de convertirse en su CEO. Lejos de ello, la relación entre el italiano Andrea Orcel y el Santander de Ana Botín finalmente ha saltado por los aires. En realidad, ya lo hizo hace meses, cuando la presidenta de la entidad anunció que se retractaba en su fichaje. Pero hoy, la advertida denuncia es ya una realidad.

Así lo publica El Confidencial: Andrea Orcel ha demandado al Santander "por incumplimiento de contrato" y pide en concepto de daños y perjuicios algo más de 100 millones de euros. Entre este montante se incluiría el plus de 50 millones que dejó de cobrar de UPS cuando anunció que se marchaba al banco español.

Orcel venía de UBS fichado como consejero delegado del Santander —lo que suponía, además, mover a su actual CEO, José Antonio Álvarez, a la presidencia del banco en España—. Sin embargo, la entidad consideró "inaceptable" asumir el pago de un bono en diferido de 50 millones de euros que UBS ya había comprometido con Orcel.

Leer más: La verdadera razón del veto del Santander a Andrea Orcel no es el dinero sino el poder

En enero el regulador español, la CNMV, dio cuenta del conflicto. Durante todos estos meses, Orcel y el Santander han intentado alcanzar un acuerdo prejudicial. Para ello, el italiano puso las negociaciones en manos del bufete de abogados De Carlos Remón. Finalmente este despacho es el que se ha encargado de interponer la demanda ante la imposibilidad de acordar nada.

El Confidencial cuenta que la demanda plantea que se cumpla "el contrato pactado con la entidad". Pide más de 100 millones de euros, tanto por el sueldo que dejó de cobrar en UBS como por el que podría haber recibido en Santander. El banco ha encargado su defensa al bufete Uría Menéndez.

El propio Orcel ya confió el pasado mes de mayo en una entrevista con el Financial Times que el no acudir finalmente al Santander fue "una enorme decepción".

Y además