Pasar al contenido principal

La original solución de Lufthansa para que el gigantesco Boeing A380 pueda descansar en el hangar del aeropuerto de Múnich

Lufthansa
Un A380 de Lufthansa en el aeropuerto de Múnich. Aeropuerto de Múnich.
  • El avión Airbus A380 no entra en los hangares de los aeropuertos.
  • Y eso en Múnich suponía un problema por el frío que sufría el personal de mantenimiento.
  • La firma Butzbach ha construido unas puertas gracias a las que el avión puede reguardarse, aunque deja la cola fuera.

Los 73 metros de largo del Airbus A380 son un problema logístico para los aeropuertos: no entra en los hangares. Las alternativas son dos: construir espacios más grandes para poder aparcarlos, o dejarlos con las puertas de la infraestructura abierta. Pero en Múnich encontraron una solución mejor.

La firma Butzbach construyó un modelo de puertas con un agujero en cada lateral, para que cuando se cierren solamente la cola del avión de Lufthansa quede fuera del hangar.

Las nuevas puertas tienen 22 metros de alto por 11 de ancho y pesan 20 toneladas. La construcción y el montaje llevó cuatro semanas, hasta que comenzaron a utilizarse a mediados de noviembre.

Problemas para los trabajadores

El problema no es que parte del fuselaje esté a la intemperie: los aviones ─como el A380─ están construidos para soportar temperaturas extremas sin perjudicar su estructura o pintura.

La cuestión era que con las puertas abiertas el personal de mantenimiento sufría por las corrientes de viento y frío que entraban al hangar.

Cabe tener en cuenta de que las temperaturas mínimas en invierno en Múnich se encuentran en torno a los dos grados bajo cero. Y cuando nieva o llueve, los copos y el agua son una molestia adicional para los trabajadores.

Hangares de otras épocas

En Múnich hay basados cinco aviones A380 de Lufthansa, que hasta marzo se encontraban en el aeropuerto de Fráncfort. Estos aviones entraron en servicio en 2007, 25 años después de que se construyeron estos hangares.

Evidentemente, estas instalaciones se montaron cuando no se preveía la llegada de este gigante.

Otros gigantes de los cielos

Su envergadura de 79,75 metros solo es superado por otro coloso, el Antonov An-225 Mriya, que es el mayor avión del mundo en todos los sentidos: 88,4 metros de ala a ala, 84 metros de longitud y seis motores para impulsar la aeronave de 285 toneladas.

Pero a diferencia del A380 este avión ruso-ucraniano no es comercial, sino que se usa para transporte.

En los próximos años llegará a los cielos el nuevo Boeing 777X, que tendrá una envergadura de 71 metros. 

Pero gracias a su sistema de plegado de alas podrá reducir estas dimensiones a 65 metros y entrar sin problema en la mayoría de los hangares de los grandes aeropuertos.

 

 Artículo original de Cerodosbé.

Te puede interesar