Orina de astronautas para producir combustible, la idea española para maximizar los recursos de las futuras colonias humanas en Marte

Ilustración de un astronauta en Marte.
Ilustración de un astronauta en Marte.

Getty Images

Carl Sagan e Isaac Asimov creyeron que la especie humana tendría que ser interplanetaria para evitar una catástrofe de proporciones bíblicas. La misma idea fue con la que crecieron algunos grandes multimillonarios, como Elon Musk o Jeff Bezos.

Aunque vivir en Marte no es fácil para un ser humano, ya que se requieren numerosos materiales para crear las colonias, medios de transporte eficientes, recursos necesarios para la vida y, evidentemente, garantizar la seguridad de las personas.

Aun así, Elon Musk quiere que la humanidad llegue a Marte en 2029 y, por su parte, la NASA quiere enviar astronautas al planeta rojo durante la década de 2030, misiones que no son fáciles en absoluto.

Sin embargo, para maximizar la obtención de recursos, un centro tecnológico de investigación privada de España parece tener una solución: aprovechar las aguas residuales de los astronautas para producir combustible.

Misiones a Marte: este es el tiempo que podría sobrevivir una colonia humana en el planeta rojo

La organización responsable de estas investigaciones es Tekniker, fundada en 1981 y cuya facturación alcanzó los 25 millones de euros en 2020. Por mostrar su importancia, Tekniker ha participado en 268 proyectos, con una captación media anual de 4,3 millones de euros en los últimos 10 años.

En este sentido, Tekniker está colaborando con la Agencia Espacial Europea (ESA) para llevar a cabo este proyecto tan asombroso que tiene como objetivo maximizar la obtención de recursos en las futuras colonias en Marte.

Aprovechar la orina de los astronautas para producir combustible

Hace ya algún tiempo, Borja Pozo de Tekniker explicaba en un foro de la ESA que se podía aprovechar el CO2 como un recurso valioso para producir químicos y combustibles, ya que el CO2 es el 95% de la composición de la atmósfera.

"Nuestro objetivo es hacer el primer reactor que produzca propulsor espacial en Marte usando el aire del planeta, que es 95% dióxido de carbono", asegura ahora en un comunicado reciente de la ESA. "

"El reactor será alimentado por luz solar y las aguas grises de los astronautas se usarán para ayudar en la producción del propulsor", continúa.

Es decir, que la orina no será la que produzca directamente combustible, sino que será el alimento para el reactor que tenga ese cometido, junto a la energía solar.

"El resultado de esta actividad podría proporcionar a la ESA información valiosa sobre la producción de propelente en Marte o para alimentar sitios remotos como estaciones terrestres en la Tierra", agrega Jean-Christophe Berton, oficial técnico de la ESA.

Y no solo eso, sino que Berton asegura que "también podría proporcionar información sobre cómo descarbonizar nuestra propia atmósfera".

Habrá que ver cómo evoluciona este modelo tan interesante, que no solo servirá para las futuras colonias humanas en Marte, sino también para que quien se quede en la Tierra pueda seguir viviendo aquí gracias a su atmósfera.

Otros artículos interesantes:

Así será Marte en el futuro: Nüwa, la ciudad sostenible donde vivirá la humanidad

Los anillos de Saturno acabarán desapareciendo, aunque Marte tendrá unos nuevos por el impacto de Fobos, una luna pequeña

Elon Musk quiere construir Starbase, la ciudad de SpaceX que conectará los viajes entre la Tierra y Marte y será un destino turístico

Te recomendamos