8 razones por las que tu orina está turbia y qué hacer al respecto

Una orina normal debe ser clara y ligeramente amarilla.
Una orina normal debe ser clara y ligeramente amarilla.

Rodolfo Parulan Jr./Getty Images

Es probable que tu orina varíe ligeramente en color cada día dependiendo de lo que comiste y la cantidad de agua que bebiste, y esos pequeños cambios son perfectamente normales.

Siempre que tu pis sea de color claro a ligeramente amarillo y en gran parte transparente, no debes preocuparte. Sin embargo, si tu orina de repente se ve turbia o lechosa, es hora de hablar con un médico.

"Cada vez que hay un cambio en el color o la apariencia, es motivo para buscar atención médica", dice Aria Olumi, jefa de urología en el Centro Médico Beth Israel Deaconess, en el hospital de Boston (EEUU).

La orina turbia puede ser causada por varias cosas, desde una infección hasta deshidratación. Aquí hay 8 razones por las que puede suceder y qué hacer al respecto.

1. Infección del tracto urinario

La orina turbia es un síntoma principal de las infecciones del tracto urinario o UTI,  explica Marc S. Cohen, urólogo de Bastion Health, una plataforma de telesalud para hombres.

Cuando tu tracto urinario está infectado, las bacterias se acumulan en tu orina, dándole esa apariencia.

Las infecciones urinarias son muy comunes y pueden ocurrir en cualquier persona. Aproximadamente el 40 % de las mujeres y el 12 % de los hombres experimentarán una infección urinaria en algún momento de su vida. 

En los hombres, las infecciones urinarias se asocian con un agrandamiento de la próstata, especialmente a medida que se envejece.

Además de la orina turbia, los síntomas de una UTI pueden incluir:

  • Aspecto rojizo de la orina.
  • Dolor o ardor al orinar
  • Orina con mal olor
  • Dolor en la parte inferior del vientre y la espalda.
  • Micción frecuente
  • Fiebre, cansancio y temblores

Qué hacer al respecto: las infecciones urinarias se tratan con mayor frecuencia con un ciclo de antibióticos, por lo que deberás consultar a un médico para obtener una receta. Los síntomas generalmente se resuelven a los pocos días de tomarlos.

Esto es lo que el color de tu orina dice sobre tu salud y tu hidratación

Si bien las UTI pueden ser extremadamente dolorosas, la mayoría son inofensivas para la salud a largo plazo. Pero si no se trata, una UTI puede provocar problemas de salud graves, como enfermedad renal y sepsis. Si crees que podrías tener una infección urinaria, consulta a tu médico para obtener diagnóstico y tratamiento.

2. Deshidratación

Cuanto mejor hidratado estés, más clara aparecerá tu pis. Por otro lado, la deshidratación puede provocar una orina turbia y de color oscuro.

  • La deshidratación puede ser causada por:
  • no beber lo suficiente
  • Diarrea
  • Vómitos, incluidas las náuseas matutinas
  • Sudar demasiado
  • Micción frecuente causada por medicamentos o enfermedad.

Además de la orina poco clara, los síntomas de la deshidratación incluyen:

  • Sed
  • Sequedad de boca y piel.
  • Sensación de cansancio
  • Mareos, confusión y desmayos a medida que empeora la deshidratación

Qué hacer al respecto: Para evitar la deshidratación, asegúrate de consumir suficientes líquidos. Lo recomendable en adultos es beber entre 2 litros y 2,5 litros de agua al día. Esto puede ser en forma de agua, otras bebidas hidratantes o alimentos que contengan agua.

Si llegas a deshidratarte, necesitarás agua y electrolitos, como los que se encuentran en las bebidas deportivas, para rehidratarse.

3. Dieta y medicamentos

Los alimentos y medicamentos que originan una orina de color amarillo oscuro o anaranjado pueden dar la apariencia opaca, dice Cohen. Estos incluyen alimentos ricos en vitamina B y caroteno, como zanahorias, espinacas, brócoli y otras frutas y verduras.

La orina turbia también puede ser causada por ciertos medicamentos, que incluyen:

  • Laxante
  • Rifampicina, utilizada para tratar la tuberculosis
  • Fenazopiridina, utilizada para tratar infecciones del tracto urinario
  • Warfarina, utilizada para tratar los coágulos de sangre

Qué hacer al respecto: los cambios en la orina debidos a un alimento o medicamento generalmente no son peligrosos, deben solucionarse en un día y no requieren tratamiento, afirman Cohen y Olumi.

4. Infecciones de transmisión sexual

Ciertas infecciones de transmisión sexual (ITS), incluidas la clamidia y la gonorrea, pueden provocar una orina turbia.

La clamidia es una de las ITS más comunes y afecta hasta al 5% de las mujeres jóvenes. Las infecciones pueden ser graves, especialmente para las embarazadas, pero a menudo son asintomáticas. Además del cambio en la orina, es posible que notes:

  • Dolor al orinar
  • Picazón o dolor genital
  • Flujo anal o vaginal
  • Conjuntivitis

La orina turbia de la gonorrea ocurre cuando la secreción del pene o la vagina causada por la infección entra en contacto con la orina y le da una apariencia opaca. Otros síntomas de la gonorrea incluyen:

  • Micción dolorosa o ardiente
  • Sangrado vaginal entre períodos
  • testículos hinchados
  • Ano doloroso o con comezón
  • Secreción anal o sangrado

Qué hacer al respecto: si crees que puedes tener una ITS, consulta a tu médico para que le realices pruebas y tratamiento. Si tienes clamidia, es probable que te receten antibióticos. Para la gonorrea, el tratamiento recomendado es una inyección del antibiótico ceftriaxona.

5. Cálculos renales

Los cálculos renales ocurren en aproximadamente el 10% de las personas y pueden causar una orina poco clara.

Un cálculo renal es un objeto duro que está hecho de cristales de desechos químicos que se encuentran naturalmente en el pis. Estos cristales se forman cuando hay muy poco líquido en la orina, lo que puede ocurrir debido a la deshidratación, el ejercicio excesivo, las infecciones urinarias crónicas u otras infecciones bacterianas. La genética también juega un papel.

Además de orina turbia, puede notar los siguientes síntomas:

  • Dolor intenso concentrado en un lado de la espalda baja
  • Dolor de estómago, náuseas y vómitos
  • Sangre en la orina
  • Orina con mal olor
  • Fiebre y escalofríos

Qué hacer al respecto: si tienes cálculos renales, consulta a un médico que probablemente te alentará a beber mucha agua para ayudar a que el cálculo se elimine. También puede recetar medicamentos para cambiar la composición de la orina o relajar los uréteres para permitir que el cálculo pase. En casos raros, los cálculos renales deben extirparse quirúrgicamente.

6. Eyaculación retrógrada

La eyaculación retrógrada es una condición en la que, en lugar de eyacular a través de la punta de la uretra, el semen viaja hacia la vejiga al llegar al orgasmo. Esto puede causar una orina turbia durante  dos siguientes veces que se vaya al baño.

Si tienes eyaculación retrógrada, es posible que notes muy poco o nada de líquido después del orgasmo. La condición no es peligrosa, asegura Olumi. Sin embargo, puede causar infertilidad o simplemente ser angustiante.

Qué hacer al respecto: la eyaculación retrógrada no es dañina, por lo que no necesariamente requiere tratamiento. Sin embargo, si te molesta, los médicos a menudo pueden tratar la eyaculación retrógrada con medicamentos no aprobados, como imipramina, un antidepresivo, midodrina, un medicamento que contrae los vasos sanguíneos o antihistamínicos.

7. Cáncer de vejiga

El signo revelador del cáncer de vejiga es sangre en la orina, que a veces puede hacer que la orina se vea turbia, advierte Olumi.

Si tienes sangre en la orina, es poco probable que se trate de cáncer de vejiga y más probablemente de algún tipo de infección.

El cáncer de vejiga es uno de los tipos de cáncer más común en España, con más de 22.000 casos nuevos detectados en 2020.

Otros síntomas del cáncer de vejiga incluyen:

  • Micción frecuente y urgente
  • Despertarse de noche para orinar
  • Dolor o ardor al orinar
  • Problemas para orinar o flujo interrumpido

Qué hacer al respecto: si te preocupan estos síntomas, debes consultar a tu médico para un posible examen de detección de cáncer de vejiga. Este se puede tratar con cirugía, quimioterapia, radiación y tratamientos dirigidos.

8. Diabetes

La diabetes por sí sola no causa orina turbia, dice Olumi. Sin embargo, las personas con diabetes corren un mayor riesgo de padecer otras afecciones saludables, como infecciones urinarias, infecciones de la vejiga, enfermedad renal y eyaculación retrógrada.

Por eso, es más probable que las personas con diabetes noten orina oscura en la taza del inodoro.

Qué hacer al respecto: si tiene diabetes y notas orina turbia, debes hablar con tu médico, ya que esto podría ser una señal de que tienes una infección u otro problema de salud.

Cuándo ver a un médico

Una orina turbia no es necesariamente motivo de preocupación. Algunas personas, naturalmente, tienen un pis menos claro que otras, dice Cohen.

Sin embargo, hay ciertas señales que podrían indicar que debe recibir atención médica, dice Olumi. Éstas incluyen:

  • Cambios en la apariencia de la orina que duran más de uno o dos días
  • Orina con mal olor
  • Sangre en la orina
  • Ardor o dolor al orinar
  • Cambios en la apariencia de la orina acompañados de fiebre.

La apariencia de la orina es subjetiva, por lo que es importante consultar a un médico que pueda realizar un análisis de orina para un diagnóstico, señala Olumi.

La orina saludable debe ser clara y de color claro, sin un olor fuerte. La orina turbia está más estrechamente asociada con las infecciones urinarias, dice Olumi. Sin embargo, otras condiciones, como la deshidratación y las ITS, también pueden causar orina turbia.

Aunque muchos de nosotros preferimos no mirar demasiado de cerca nuestra orina, prestar atención a tu orina puede ayudarte a detectar problemas de salud tempranos, considera Cohen.

"Te da una idea de lo que está pasando dentro de tu cuerpo", dice. "Es una ventana al sistema".

Otros artículos interesantes:

8 trucos sencillos para ayudarte a beber más agua, incluso en invierno

Esto es lo que el color de tu orina dice sobre tu salud y tu hidratación

5 signos que indican que puedes padecer cáncer de próstata

Te recomendamos