Los metales preciosos, la salida para que los que se arrepienten de invertir en bitcoin, según Coininvest

Lingotes de oro.

Pixabay

  • Desde la plataforma de compraventa de plata, oro, platino y paladio dan 5 razones por las que es mejor dejar de invertir en criptomonedas y pasarse a los metales preciosos. 
  • Aseguran que ambos tipos de inversores tienen cosas en común, por ejemplo, “diversificar evitando la compra de recursos tradicionales, demasiado expuestos a la inflación y a las crisis económicas”.
  • Descubre más historias en Business Insider España

En primer lugar, hay que dejar claro que Coininvest es un portal online especializado en la compraventa de plata, oro, platino y paladio. Por lo tanto, es lógico que, hablando en plata (nunca mejor dicho), ‘barran para casa’. Según ellos, los metales preciosos como el oro o la plata son una alternativa perfecta para los que ya no quieren invertir en criptomonedas –“los criptoinversores desengañados”, como les califican desde la compañía–, después de esta época de altibajos (más bajos que ‘altis’) tanto del bitcoin como del resto de criptomonedas.  

Ambos inversores, los de criptomonedas y los de metales preciosos, apuntan los expertos de Coininvest, “muestran rasgos comunes, ya que coinciden en diversificar evitando la compra de recursos tradicionales, demasiado expuestos a la inflación y a las crisis económicas. De hecho, es habitual que en su cartera se complementen ambos productos, ya sea por separado o en la figura de las stablecoins respaldadas por metales preciosos. Pero las últimas y más que relevantes turbulencias de las cripto han devuelto el protagonismo a las materias primas, y más concretamente a los metales preciosos, cuya rentabilidad aumenta cada año dada su permanente demanda en la industria”.

5 razones para dejar de invertir en bitcoin y pasar al oro y la plata, según Coininvest

  1. Volátil vs estable: las fluctuaciones en el precio de los metales preciosos son mucho más moderadas en comparación con las criptomonedas. Algo casi exclusivo de este mercado es la posibilidad que tiene de multiplicar en poco tiempo una inversión. Esto funciona en ambos sentidos, ya que las caídas de precio ocurren igual o incluso más rápido que las subidas.
  2. Especulación no, inversión a largo plazo: invertir en criptomonedas se utiliza a menudo como una operación especulativa, con sólo un corto período de posesión del activo en sí. El oro y la plata es una inversión a largo plazo, especialmente en forma física. Su posesión, si bien no garantiza una rápida rentabilidad elevada, sí reduce la exposición a grandes pérdidas. 
  3. Seguridad y control: la tangibilidad de los metales preciosos, ya sea en forma de lingote o moneda, ofrece una mayor sensación de control sobre la inversión que el registro en una cuenta online, expuesto a estafas y ciberataques.
  4. Aceptación universal: mientras que la legalidad de las criptomonedas es aún discutible en más de medio planeta, donde se suceden cada día más y mayores medidas restrictivas, los metales preciosos se pueden convertir fácilmente a cualquier divisa, e incluso son aceptados como medio de pago en cualquier país del mundo.
  5. Ahora es el momento: el oro, la plata y el platino han experimentado una corrección significativa después del lanzamiento de las primeras vacunas. Esto supone una inmejorable oportunidad de compra a un precio mucho más bajo que durante las primeras semanas de la pandemia, con la previsión alcista de cerrar en positivo un año más.

Otros artículos interesantes:

Cómo comprar oro para diversificar tu inversión y protegerte ante las caídas del mercado

Cuatro cosas sobre inversión que puedes aprender de los millennials: tecnología y sostenibilidad, así invierten según la plataforma etoro

Invierte 17 euros en la criptomoneda Rocket Bunny y se despierta con 953.000 millones

Te recomendamos

Y además