Designable trae a España el ‘crowdbuilding’: comprar piso haciendo que los vecinos sean los copromotores

Una de las casas del Edificio Rojas Clemente, que Designable está construyendo en Valencia.
Una de las casas del Edificio Rojas Clemente, que Designable está construyendo en Valencia.

Designable

  • Designable es una empresa valenciana, que ha traído, por primera vez, el crowdbuilding a España. Aseguran que hay una tercera vía para comprar piso y que esta es más barata y respetuosa con el planeta que la habitual. 
  • Ya han construido y vendido 4 edificios en Valencia y, este 2021, darán el salto a Madrid. Eliminan la figura del promotor, porque “los propietarios de suelo y edificios sufren de un mal: los promotores, en muchas ocasiones, van a exprimirlos”, sostiene Andrés Perales, uno de los cofundadores.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

Es un sistema cuasi desconocido aún en España y en Europa, que la empresa valenciana Designable quiere extender. Son los primeros que han implantado el crowdbuilding en este país y, de momento, está funcionando. De manera muy somera, lo que hacen es facilitar comprar piso convirtiendo a la propia comunidad de vecinos en copromotores.

Empezaron con pies de plomo, de hecho, antes llegó el primer trabajo que la empresa. Andrés Perales, cofundador junto a Pablo Bertolín de Designable –ambos arquitectos–, se lo cuenta a Business Insider España. En 2019, rememora, “vimos que en Valencia (pero también sucede en otras ciudades) los promotores no generaban ningún tipo de oferta de obra nueva en la ciudad, siempre se iban a las afueras”. Existía la demanda, subraya, pero no la oferta, y no era por falta de edificios y solares vacíos. 

A la ciudad, apunta, “le viene bien que se consolide la zona urbana, pero los promotores argumentan que en el centro el suelo es muy caro y, con las exigencias energéticas, suben los costes de producción, por lo que el producto no es competitivo”. 

Primer crowdbuilding de Designable: un edificio en ruinas en el Barrio de Ruzafa de Valencia

Vieron el negocio y decidieron intentarlo. Para ello, localizaron un edificio en ruinas en el barrio valenciano de Ruzafa. Hablaron con los propietarios y les propusieron que, en vez de venderle el edificio a un promotor, se lo cedieran a ellos, que intentarían buscar compradores. 

La proposición, aunque sorprendente, encajó bien: “Los propietarios de suelo y edificios sufren de un mal: los promotores, en muchas ocasiones, tratan de exprimirlos. Cuando se lo propusimos, ellos vieron claro que era un proceso transparente. No había ningún beneficio que fuera en contra del precio del suelo. Les dijimos: ‘Vamos a hacer el mejor proyecto arquitectónico y a ofrecer una personalización de las casas’. Creo que esa transparencia entre el precio de venta y de compra es muy buena, no hay negociación”.

Y les convencieron: el resultado fue el Edificio Clero, que se entregó en 2018. Tras el éxito, recuerda, decidieron fundar Designable. Ya han hecho 4 edificios en la capital valenciana y, en este 2021, llegarán a Madrid.

Piso en el Edificio Clero, el primero que construyeron, cuando aún no eran Designable
Piso en el Edificio Clero, el primero que construyeron, cuando aún no eran Designable

Designable

¿Qué es el crowdbuilding?

Esta novedosa fórmula para comprar piso, el crowdbuilding, funciona (al menos de momento), pero, ¿qué es exactamente? Perales especifica cada uno de los pasos del proceso:

De inicio, hay que conseguir la cesión de un suelo. A los propietarios se les pide un plazo de un mes para realizar la campaña de venta y, si hay mercado, “firmamos un acuerdo de 2 meses”. Normalmente, asevera, cuando pasa la primera mensualidad ya tienen vendidas más del 50% de las casas y le indican una fecha definitiva al propietario. Desde que logran un suelo, hasta que se va a la notaría, pasan 5 o 6 meses

Los compradores que van consiguiendo, relata, adelantan un dinero que se destina a comprar el suelo. Es decir, Designable no adquiere el suelo, sino que son los propios vecinos los que lo hacen dando una entrada de en torno a un 15% o un 20% del valor de la casa. También con ese dinero se paga a los arquitectos que hacen el diseño y que siempre son locales. 

Desde la empresa ofrecen a los copromotores todo lo que necesitan: vías de financiación, arquitectos, empresas de construcción, abogados. Sólo con eliminar la figura del promotor, sostiene Perales, todos salen ganando: “Ahorramos un 20% en el precio de cada casa, el propietario vende su edificio a un precio atractivo, los compradores compran un piso a un coste mucho más ajustado y, además, tienen la opción de personalizar sus casas e invertir en calidades y eficiencia energética”.

Una tercera vía para comprar casa

En Designable quieren demostrar que “existe una tercera vía para comprar una casa”. El 65% de las personas que van a comprarse una casa en cualquier ciudad de España, anota el cofundador, acaban no haciéndolo porque no les merece la pena gastarse los ahorros en pagar una obra nueva o en un piso de segunda mano, que, seguramente, estará sobrevalorado y no cumplirá con la normativa”

Para tratar de alcanzar el reto, colaboran con La Bolsa Social, una plataforma de crowdfunding que ayuda a pequeños inversores a invertir en sus edificios: “Para que las familias que han comprado las casas no tengan que poner un 40% de inicio, ofrecemos una financiación con inversores privados que lo compense. Se hace un préstamo a un tipo de interés fijo anual (5%) en un plazo (36 meses)”.

Pablo Bertolín y Andrés Perales, fundadores de Designable.
Pablo Bertolín y Andrés Perales, fundadores de Designable.

Designable

¿De dónde saca dinero Designable?

Todos ganan, afirmaba Perales, ¿y ellos? Pues también. Estas son sus 3 líneas de ingresos:

  1. El comprador paga un coste por gestión, que se da en el momento de comprar la casa, y suele ser entre un 2% y un 2,5% del valor de la misma. 
  2. Los propietarios, asimismo, les abonan 1.000 euros por cada casa que hayan vendido. 
  3. La tercera vía es la planta baja de los edificios: “Designable se queda con el 60% del valor de venta de los locales (que también gestionamos nosotros). El 40% se reinvierte en la autopromotora para contrarrestar cualquier desvío económico o sobrecoste, que, de momento, nunca ha llegado, pero por si acaso”. 

¿Por qué traer a España el crowdbuilding?

El modelo del crowbuilding para comprar piso, expone el cofundador, “es la evolución del sistema cooperativista habitual. Se ha aplicado tecnología y un concepto de economía colaborativa para generar seguridad en todas las partes”. Aunque suponga la aparición de competencia, Perales desea que este mecanismo de autopromoción sea una alternativa real a la compra de segunda mano. El propósito, indica, “es hacer más accesible la ciudad con una casa personalizada y con respeto por el planeta. Hay una forma diferente de poder comprarse una casa”. 

Le da importancia el arquitecto al aspecto de la sostenibilidad. El 40% de las emisiones de CO₂ globales, denuncia, “vienen de las casas y de los que vivimos dentro. El crowdbuilding puede ser una solución, ya que permite incrementar mucho los costes de obra para reducir el impacto (o incluso hacerlo positivo) y que el precio de venta sea competitivo”. 

Otros artículos interesantes:

La aventura de comprar casa en 2021: la demanda volverá a crecer y se diversificará, pero la evolución de los precios sigue siendo una incógnita

De medio millón a 29 millones de euros: estas son las casas de compra más caras en cada provincia de España

Las 8 mejores empresas de casas prefabricadas