Pasar al contenido principal

El otro lado de la crisis de la lira turca: la popularidad de las criptomonedas, disparada en Turquía

El bitcoin es la criptomoneda más conocida.
David Ryder/Getty Images

Las criptodivisas viven su época dorada. Más allá del bitcoin, existen multitud de este tipo de monedas digitales que cuentan con un mayor o menor número de usuarios. El uso de estas depende también de los países y de la estabilidad de sus divisas oficiales. Una reciente encuesta elaborada por ING apunta que en Turquía un 18% de los encuestados aseguraba tener algún tipo de criptomonedas. 

Por detrás de este país se sitúa Rumanía, donde un 12% de los encuestados asegura tener bitcoins u otro tipo de criptomonedas, seguido por Polonia donde la respuesta es positiva para un 11% de los encuestados. España se sitúa en cuarto lugar de esta clasificación con un 10%. 

Las criptomonedas pueden servir de refugio en algunos países donde su divisa oficial es muy volátil o se viven fuertes repuntes de la inflación. Dos características que se cumplen en el caso de Turquía. Un reciente artículo de Business Insider explicaba cómo en Venezuela una criptomoneda está viendo cómo se dispara su popularidad conforme aumenta la hiperinflación en el país. 

Los venezolanos están adoptando las criptomonedas como una manera de almacenar valor a medida que la tasa de cambio del bolívar venezolano se descontrola. En concreto, apuntaban que la criptomoneda que estaba viendo este repunte era Dash.

Leer más: La hiperinflación en Venezuela dispara la popularidad de una criptomoneda por encima del petro oficial y del bitcoin

"Si acepto un pago con una tarjeta de crédito, tres días después cuando el dinero llegue a mi cuenta, valdrá mucho menos en Venezuela que cuando se hizo la transacción", detallaba a Busines Insider EE.UU. Ryan Taylor, director ejecutivo de Dash Core Group, la firma que es propiedad de la red de pago donde funciona esta moneda digital "Este es un problema que las criptodivisas pueden resolver. Nuestras transacciones instantáneas pueden solucionar esto y la relativa estabilidad de nuestra criptomoneda es mejor que su moneda fiduciaria", añadía. 

Turquía vive también inmersa en los fuertes vaivenes de la lira turca a causa de las tensiones políticas que vive el país. El 10 de agosto, la lira turca vivió una de sus peores sesiones al desplomarse frente al dólar, hubo momento en los que llegó a caer un 14% respecto a la divisa estadounidense. Las caídas se han seguido acumulando durante las siguientes sesiones, aunque se han tratado de ir frenando con inyecciones de capital. 

A esto se suma que la inflación en Turquía está en tasas muy elevadas. En julio, se situó casi en el 16%. Lo que conlleva una pérdida de poder adquisitivo para quienes la usan y una inestabilidad a la hora de realizar una planificación financiera. 

Infographic: How Many Consumers Own Cryptocurrency? | Statista You will find more infographics at Statista

Te puede interesar

Lo más popular