Pasar al contenido principal

La empresa francesa que aspira a plantar cara a los gigantes de la nube pospone sus planes para España pese a que es su segundo mayor mercado europeo

Cloud computing
Getty Images
  • OVH es un actor francés que apela al carácter europeo y al bajo coste para competir con Amazon Web Services, Google o Microsoft en todas las capas de los servicios cloud.
  • La compañía anunció el pasado año la apertura de un centro de datos en España, pero ha pospuesto estas intenciones hasta el período 2020-2025.
  • OVH mantiene, eso sí, sus objetivos de facturación para el próximo año: 1.000 millones de euros; en agosto de 2018, sus ingresos apenas llegaban a los 600 millones.

La tendencia a subir las cargas de trabajo a la nube parece imparable, ya convertida de facto en el modo de despliegue preferente para cualquier empresa. Tanto es así que algunos estudios, como uno reciente de Citrix, apelan a la propia desaparición del término 'cloud computing' al convertirse en algo cotidiano para nosotros.

Un mercado en pleno auge, que crece a porcentajes del 20% interanual en España, que están comandando algunos gigantes norteamericanos como Amazon Web Services, Microsoft Azure o Google Cloud (con permiso de la china Alibaba). Todos ellos proceden de negocios diferentes al de los servicios tecnológicos empresariales y todos ellos son de fuera de la Unión Europea, con lo que se abre la caja de Pandora de los temores a puertas traseras (Patriot Act, en EEUU) y la falta de confidencialidad de la información alojada en sus centros de datos.

En ese convulso escenario y aprovechando esas dos lagunas -el carácter europeo y el conocimiento técnico en materia cloud-, hay un actor francés que trata de posicionarse como "el proveedor alternativo" a los grandes colosos, con el bajo coste como particular bandera: OVH.

La multinacional gala cuenta ya con 1,4 millones de clientes en los 140 países en que opera, con 350.000 servidores funcionando en sus 28 centros de datos (muchos de ellos, antiguas naves industriales reconvertidas), las cuales dan soporte a 1,2 máquinas virtuales en cloud pública y 200.000 máquinas en cloud privada. 

Leer más: Así será el cloud computing en 2019, según los expertos

La firma está invirtiendo, con el fin de soportar su crecimiento de doble dígito anual, alrededor de 1.500 millones de euros entre 2016 y 2020 en el marco de su plan estratégico. ¿El objetivo? Llegar a una facturación de 1.000 millones en 2020 (en agosto de 2018 sus ingresos estaban en la mitad, algo menos de 600 millones de euros).

Y, en este contexto, OVH anunció el pasado curso su intención de instalar un centro de datos en España. Motivos no le faltan a la empresa para dar este paso: nuestro país es su segundo mayor mercado en Europa -solo por detrás de Francia y superando a Alemania o Reino Unido- y existe un compromiso generalizado de las firmas cloud de convertir la península en un epicentro de esta clase de instalaciones. 

Pues bien, parece que estos planes tendrán que esperar. Según ha confirmado Román Coplo, sales director cloud en OVH, la compañía sigue pensando en instalar un CPD en España, "cerca de Madrid, como ya ha quedado reflejado en algunos estudios que hemos llevado a cabo", pero será dentro del siguiente gran plan de inversiones de la multinacional. Esto es, entre 2020 y 2025, cuando la compañía estima gastar alrededor de 7.000 millones de euros en nuevas instalaciones, prioritariamente en el sur de Europa (Italia también figura en su lista de tareas pendientes).

El proyecto está, por tanto, todavía en fase muy incipiente, pero de materializarse uniría a la capital española a la larga cartera de centros de datos que OVH gestiona en todo el globo. Solo en los dos últimos años, la empresa ha inaugurado dos CPD en Estados Unidos, otro más en Canadá, otro en Estrasburgo, Alemania, Reino Unido o Singapur, entre otros lares.

Te puede interesar