Microsoft se enfrenta a una denuncia ante la Comisión Europea por abuso de posición dominante en el cloud relacionada por Office

Microsoft Azure

La empresa francesa de servicios en la nube OVHcloud ha presentado una denuncia antimonopolio ante la Comisión Europea que acusa a Microsoft de aprovechar su posición dominante en el cloud para perjudicar a los rivales, como ha informado el diario The Wall Street Journal. 

La denuncia de OVHcloud, aunque se presentó originalmente en verano, no se ha dado a conocer públicamente hasta ahora, según ha tenido conocimiento el medio citado previamente.

La queja se centra en la forma en que Microsoft incluye las licencias de sus productos, como la suite de aplicaciones de Office, que puede hacer más caros los servicios en la nube de los rivales de Azure, su marca de cloud.

Fuentes internas de Microsoft temen que el Pentágono abandone el multimillonario contrato de las gafas de realidad mixta: el dispositivo decepciona a los militares

Asimismo, la empresa francesa también protesta sobre el funcionamiento del software de Microsoft, que no tiene un rendimiento tan bueno en los servicios de terceros y que les complica competir con Azure.

"Al abusar de su posición dominante, Microsoft debilita la competencia justa y limita la elección de los usuarios en el mercado de servicios de computación en la nube", ha asegurado un portavoz de OVHcloud en declaraciones a WSJ.

La empresa francesa ha asegurado que la denuncia la han firmado también "varias compañías" más, aunque de momento no ha dado a conocer de cuáles se trata. 

Por su parte, Microsoft ha defendido que los proveedores en la nube "disfrutan de muchas opciones para proporcionar servicios cloud a sus clientes utilizando software de Microsoft", como ha asegurado un portavoz de la empresa a WSJ.

Críticas y denuncias previas contra Microsoft

La compañía estadounidense se enfrenta ante crecientes críticas que le acusan de llevar a cabo prácticas que van en contra de la competitividad del mercado de la nube.

Previamente, Microsoft se ha enfrentando ya a varias demandas antimonopolio, en especial durante los años noventa, cuando se le acusó de paquetizar su navegador propio, Internet Explorer, con su sistema operativo Windows, afectando negativamente al resto de navegadores y siendo anticompetitivo.

En Estados Unidos, tras una batalla judicial de varios años, Microsoft terminó compartiendo sus interfaces de programación de aplicaciones (API) con terceros durante 5 años, mientras que en la UE, la Comisión Europea le impuso una multa de 497 millones de euros en el 2004.

Otros artículos interesantes:

Alberto Granados, presidente de Microsoft España: “Desde ahora a 2024, se van a crear 2 millones de empleos en España ligados a la digitalización”

Así es como se reinventa la nube: estos son los grandes desafíos en torno al cloud que tu empresa debe conocer

10 empresas que Microsoft podría comprar para impulsar sus ambiciones en el metaverso empresarial tras su adquisición de Activision

Te recomendamos