Pasar al contenido principal

OYO Vacation Homes irrumpe España con un modelo de negocio alternativo a Airbnb para que el cliente se olvide de la gestión de su propiedad

Tobias Wann, CEO de OYO Vacation Homes.
Tobias Wann, CEO de OYO Vacation Homes. OYO
  • La división de alquiler de viviendas vacacionales de la cadena hotelera india OYO presentó este miércoles sus planes para el mercado español.
  • El CEO de OYO Vacation Homes, Tobias Wann, insistió en que no son competidores de Airbnb porque ofrecen servicios diferentes para la gestión de las propiedades.
  • La plataforma cuenta con 130.000 viviendas en el mundo y unos 45 millones de huéspedes al año. Solo en España tiene casi 7.000 propiedades en oferta.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

Hace 10 años pocos turistas se planteaban alquilar viviendas para sus vacaciones, pero las tornas han cambiado y, entre familias con hijos y dueños de mascotas, la demanda de los que prefieren la comodidad de una casa frente a la de un hotel ha crecido un 6%.

"Cuando el cliente descubre por primera vez una vivienda vacacional, ya no vuelve a reservar en un hotel", comentó este miércoles Tobias Wann en la presentación de OYO Vacation Homes en España. 

Leer más: Todo lo que tienes que saber sobre el alquiler turístico si quieres irte de vacaciones

El grupo hotelero indio OYO quiso entrar en el segmento de casas de alquiler y en mayo de 2019 adquirió la holandesa Leisure, que se convirtió en su rama de alquileres vacacionales.

La compañía cuenta con una gran presencia en el centro de Europa, pero no así en España. “Contamos con 130.000 viviendas, de las que tan solo 6.800 están en España”, dijo Wann.

Comercializan estas viviendas con varias marcas en función del grado de gestión del alquiler que se ofrece a los propietarios. La de mayor presencia (con 5.000 propiedades) es la alemana Traum-FerienWohnungen, similar a Airbnb, en la que el propietario es quien gestiona sus viviendas en un modelo basado en el selfservice.

Pero en un mercado tan competitivo como el español, OYO Vacation Homes ha querido hacerse un hueco con un modelo de negocio diferente al de la plataforma americana, a la que no consideran competencia, y apuesta por el alquiler fullservice, que opera bajo su marca Belvilla. Con este servicio el propietario se olvida de la gestión de su segunda vivienda y deja en manos de OYO la limpieza, las fotos o el check-in, a cambio de una comisión mayor. "Los propietarios no son profesionales de la hostelería y por eso necesitan nuestros servicios", comentó. 

Wann matizó que en el caso del selfservice, OYO solo competirá con Airbnb en destinos exclusivamente vacacionales, ya que su negocio no se centra en los entornos urbanos. “Las regulaciones locales en España son muy estrictas y difíciles de cumplir. Nos facilitaría que hubiese unidad”, explicó Wann

En el modelo fullservice no competirá ni con esta ni con Booking, ya que se asociará con estas plataformas para anunciar sus viviendas. Sus rivales en este modelo son las pequeñas agencias que gestionan menos de un centenar de propiedades, explicó Wann en un entrevista para Business Insider España.

"Ofrecer ambos modelos es lo que nos hace únicos, nadie más hace eso", recalcó Wann.

Confían en el potencial de crecimiento del negocio

“Queremos asegurarnos de que nuestros huéspedes y propietarios tengan una buena experiencia y, si continuamos haciéndoles felices, creceremos”, confía el CEO.

Europa es un mercado que, de mover 26.000 millones de euros en 2010, se prevé que alcance los 45.000 millones de euros en 2020, por lo que desde el grupo indio ven que el potencial de crecimiento sigue siendo muy importante.

Según un informe de Phocuswright, en Europa hay 24 millones de viviendas vacacionales, de las que 8 millones son susceptibles de ser comercializadas y sus dueños no han encontrado una manera profesional de poner en uso esa casa. "Ahí es donde vemos una oportunidad”, comenta Wann. 

Desde la compra del grupo holandés, OYO "ha invertido mucho" en su rama de viviendas vacacionales y ahora tienen la mirada pueda en nuevos mercados como Reino Unido y Estados Unidos.

Y además