Los pacientes trasplantados están consiguiendo terceras dosis clandestinas de la vacuna contra el coronavirus para conseguir mayor protección, y algunas parecen estar funcionando

Un doctor pone una segunda dosis de la vacuna contra el coronavirus a un paciente que acaba de recibir un trasplante de corazón el pasado 20 de febrero en Estrasburgo, Francia.
Un doctor pone una segunda dosis de la vacuna contra el coronavirus a un paciente que acaba de recibir un trasplante de corazón el pasado 20 de febrero en Estrasburgo, Francia.

Frederick Florin/AFP via Getty Images

  • A las personas con órganos trasplantados puede resultarles difícil obtener los mismos beneficios de las vacunas que a otras personas.
  • Un nuevo estudio sugiere que darles 3 dosis de vacunas COVID-19, en lugar de 2, puede ayudar.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

Para decenas de miles de estadounidenses inmunodeprimidos, la vacunación completa contra el COVID-19 no ha supuesto una protección total contra la enfermedad. Recibir una tercera dosis de vacuna podría ayudar a solucionar el problema, al menos para algunos de esos pacientes.

Un nuevo estudio llevado a cabo en pacientes que han recibido un trasplante de un órgano (y que obligó a que estos obtuvieran una dosis extra ilícita de la vacuna) sugiere que una tercera dosis podría ser interesante para personas inmunodeprimidas. 

De los 30 pacientes que participaron en el estudio, publicado el pasado lunes en la revista Annals of Internal Medicine, 12 consiguieron altos niveles de anticuerpos después de recibir la tercera dosis y dos pacientes tuvieron pocos anticuerpos aunque suficientes como para que estos fueran detectados. El resto de 16 pacientes siguieron sin anticuerpos tras la tercera dosis de refuerzo.

Por otra parte, no parece que fuese un factor realmente relevante el hecho de que los pacientes recibieran dosis de vacunas distintas. Hubo éxito relativo con todo tipo de combinaciones de terceras dosis de Pfizer, Moderna y Johnson & Johnson (ninguno de los pacientes había recibido vacuna de Johnson & Johnson inicialmente).

"La gente quiere volver a sus vidas, y harán lo que haga falta para conseguirlo: volver a su trabajo, a la iglesia, volver a ver a sus nietos", ha explicado el Dr. William Werbel, médico experto en enfermedades infecciosas en la Universidad Johns Hopkins que dirigió el estudio. "Muchos de estos pacientes se sienten entre frustrados y desesperados".

Con la esperanza de que la tercera dosis pueda ser un billete de vuelta para retomar muchas de las actividades que ahora no pueden hacer, muchos pacientes se han mostrado dispuestos a seguir explorando posibilidades. Por ahora, este cierto éxito conseguido por la tercera dosis es una prometedora señal de que la vacuna contra el coronavirus puede ser segura y efectiva, y de que los efectos segundarios de una tercera vacuna podrían ser bastante parecidos a los de la segunda. 

Cientos de pacientes trasplantados han recibido ya una tercera dosis de la vacuna

Edgardo Diaz, de 30 años, se prepara para salir a correr en el barrio de Oak Forest, en Illinois, el pasado 17 de junio de 2020. Él fue uno de los primeros pacientes que, tras recibir un trasplante de pulmón, se recuperó tras recibir plasma con COVID-19.
Edgardo Diaz, de 30 años, se prepara para salir a correr en el barrio de Oak Forest, en Illinois, el pasado 17 de junio de 2020. Él fue uno de los primeros pacientes que, tras recibir un trasplante de pulmón, se recuperó tras recibir plasma con COVID-19.

Zbigniew Bzdak/Chicago Tribune/Tribune News Service via Getty Images

Werbel explica que hay ya "centenares" de pacientes de trasplantes en todo EEUU que se están haciendo a la idea de que necesitan recibir una tercera dosis de la vacuna, incluso si esta práctica no está recomendada oficialmente. 

Más bien al contrario, dado que muchos enfermos son activos en la red nacional de trasplantes que conecta pacientes y doctores para compartir experiencias y buenas prácticas, es lógico que esto ocurriera, opina el doctor.

"Básicamente, nosotros hemos tenido el privilegio de trabajar con pacientes que han dicho 'Oye, me van a vacunar la semana que viene. ¿Cómo puedo ayudar a saber a los expertos si esto funciona?'", relata Werbel. "Tengo que decir que no sabía que la gente se lo estaba planteando en estos términos, porque no es, digamos, el modo correcto, el que está permitido". 

Werbel define los hallazgos de este nuevo estudio, que aún son preliminares, como "alentadores". Esto, a pesar de que la tercera dosis no fue un éxito rotundo, pues solo aumentó el número de anticuerpos de manera significativa en la mitad de los participantes. 

Esto no significa necesariamente que los 16 pacientes del estudio en los que no se detectaron anticuerpos no recibieran ningún beneficio de la tercera dosis; los anticuerpos son solo una pieza más en el puzle que determina la inmunidad de una persona ante el coronavirus. El estudio sí sugiere, en cambio, que podría haber algo en el modo en que funciona su sistema inmune que no está logrando protegerles del todo bien después de recibir la vacuna.

"Estos pacientes toman medicamentos específicos para evitar que su cuerpo rechace el nuevo corazón, el pulmón, el riñón, o cualquier otro órgano que sustituya al que está dañado", añade Werbel. "Estas medicinas están específicamente diseñadas para reducir la capacidad del cuerpo de reaccionar ante elementos nuevos. Es por esto que estos pacientes no siempre generan una buena respuesta a las vacunas".

En Francia, por ejemplo, el Gobierno ha respaldado el uso de terceras dosis de la vacuna para pacientes que han recibido trasplante de órganos o que tienen sus sistemas inmunes deprimidos.

Las pruebas de que el refuerzo de la vacuna puede funcionar

Este estudio es uno de los primeros que muestra que la mezcla de dosis de la vacuna contra el coronavirus en segura y efectiva (al menos para la mayoría).

"Es difícil generalizar este estudio a la población sana precisamente porque esta población produce muchos anticuerpos y otras respuestas inmunitarias a estas vacunas", sentencia Werbel.

Los efectos secundarios después de una tercera dosis fueron similares a los experimentados después de la segunda, incluyendo cierta fatiga y dolor en el brazo. El cuerpo de un paciente rechazó un corazón siete días después de recibir la tercera dosis, pero no está claro si esto guarda relación con la administración de la vacuna.

Werbel se muestra cauto y afirma que aún es muy pronto para decir cómo de protegidos quedarán este tipo de pacientes a través de la vacunación. 

"Los pacientes que reciben trasplantes no se deberían considerar realmente protegidos o vacunados hasta que sepamos más, lo que significa que es muy importante que la gente a su alrededor se vacune", explica el doctor.

Otros artículos interesantes:

Estos son los efectos secundarios de la vacuna Janssen más frecuentes, según el prospecto

6 efectos secundarios que ya han identificado de las dosis de refuerzo de las vacunas de COVID-19

¿Puedes tomar el sol después de recibir la vacuna contra el coronavirus?

Te recomendamos

Y además