Pasar al contenido principal

Más allá de la aritmética: las claves de los pactos más probables para gobernar Andalucía

Susana Díaz, líder del PSOE de Andalucía.
Susana Díaz, secretaria general de la federación andaluza del Partido Socialista Obrero Español. Flickr / PSOE Andalucía
  • Tras las elecciones autonómicas en Andalucía, el retroceso de PSOE, PP y Adelante Andalucía, la subida de Ciudadanos y la irrupción de Vox dejan entrever varios posibles pactos.
  • PP y Ciudadanos no descartan pactar con la extrema derecha y festejaron este domingo que "el cambio" va a llegar a la Junta de Andalucía.
  • La presidenta en funciones de la Junta, la socialista Susana Díaz, ha hecho un llamamiento a los "partidos constitucionalistas" para evitar la entrada de la extrema derecha en las instituciones.

Los resultados de las elecciones autonómicas andaluzas han puesto patas arriba el panorama político regional, dominado por el PSOE desde el Gobierno preautónomico de 1978, y también las habituales cábalas sobre pactos poselectorales. Y todo ello, a pesar de que el panorama parlamentario ha quedado más fragmentado y será más impredecible que nunca antes.

  • PSOE: 33 escaños (14 menos que en 2015) y 1.009.243 votos (400.000 menos) 
  • PP: 26 escaños (8 menos) y 749.275 votos (300.000 menos)
  • Ciudadanos: 21 escaños (12 más) y 659.631 votos (300.000 más)
  • Adelante Andalucía: 17 escaños (4 diputados) y 584.040 votos (290.000 menos)
  • Vox: 12 escaños y 395.978 votos

Posibilidad 1: Acuerdo PP+Ciudadanos+Vox

  • PP (26) + Ciudadanos (21) + Vox (12) = 59 diputados.
  • Superaría en 4 escaños los necesarios para la mayoría absoluta.
  • Principal problema: los candidatos tanto de PP como de Ciudadanos presentarán candidatura a la investidura.

Tras el final del recuento electoral, el júbilo en las sedes de PP, Ciudadanos y Vox y las primeras declaraciones de sus líderes hablando de "cambio" dan a entender que PP y Ciudadanos no descartan llegar a un acuerdo entre ellos para desalojar a Susana Díaz del Palacio de San Telmo, la sede del Gobierno andaluz. Una posibilidad en la que tendrán que contar con el apoyo explícito o la abstención de Vox.

Sin embargo, el candidato popular, Juan Manuel Moreno, y el de Ciudadanos, Juan Marín, ya han anunciado que, a pesar de haber defendido anteriormente que gobierne la lista más votada, se presentarán a la investidura. Marín aseguró este pasado domingo que pedirá el apoyo de PP y PSOE, sin mencionar si su partido contará con la extrema derecha para formar Gobierno.

Leer más: Estas son las comunidades donde se venden más viviendas: Andalucía y Valencia, a la cabeza

Mientras, el PP ha anunciado reuniones con Vox para analizar posibles acuerdos poselectorales, pero no ha dejado clara su postura sobre Ciudadanos y parece improbable que apoye un Gobierno autonómico liderado por el partido naranja, que quedó en tercer lugar pero a solo 2 puntos del PP. Tampoco ha aclarado si pedirá el apoyo de Ciudadanos para una coalición de derecha liderada por su formación.

Posibilidad 2: Acuerdo Ciudadanos+PSOE con la abstención del PP o de Adelante Andalucía

  • PSOE (33) + Ciudadanos (21) = 54 diputados
  • El acuerdo, en el que Ciudadanos llevaría la voz cantante, necesita de la abstención de otro partido para prosperar
  • Principal problema: es difícil que el PSOE apoye a un Ejecutivo liderado por la tercera fuerza política, que tiene otras opciones para gobernar

Al otro lado del arco parlamentario, la todavía presidenta de la Junta andaluza, Susana Díaz, aseguró este domingo tras la difusión de los resultados electorales que propondrá a los partidos democráticos la formación de un dique contra la extrema derecha. Este mensaje, similar al de la candidata de Adelante Andalucía, Teresa Rodríguez, parece plantear un acuerdo a sus antiguos socios o incluso al PP.

Leer más: Melilla, Extremadura y Andalucía copan 3 de las 6 regiones con más desempleo de toda Europa

El llamamiento de Susana Díaz no ha encontrado todavía eco en Ciudadanos, que apoyó su Gobierno ahora saliente, ni en el PP o Adelante Andalucía. Sin embargo, siguiendo los argumentos de la presidenta andaluza saliente, no se puede descartar que el PSOE termine apoyando al candidato de Ciudadanos en una negociación a tres bandas que exigiría la abstención de otro partido, sea PP o Adelante Andalucía.

Con esta posibilidad, Ciudadanos evitaría la imagen de pactar con la extrema derecha a pocos meses de las elecciones municipales o de un posible adelanto a nivel nacional y el PSOE podría conservar al menos una fracción de su poder en Andalucía. Sin embargo, al menos por el momento, los mensajes de los líderes políticos tras el recuento dan a entender que este escenario es el menos probable.

Te puede interesar