El inventor de uno de los elementos fundamentales de las actuales baterías trabaja en una nueva forma de carga que permitiría ganar 800 kilómetros de autonomía en 10 minutos

El mercado las baterías para vehículos eléctricos está actualmente liderado por China, que produce un 75% de las mismas.
El mercado las baterías para vehículos eléctricos está actualmente liderado por China, que produce un 75% de las mismas.

Vlad Dmytrenko / Getty Images

  • El científico marroquí Rachid Yazami, autor de un descubrimiento clave para las actuales baterías recargables, trabaja en una batería capaz de cargar 800 kilómetros en 10 minutos.
  • Esta invención daría lugar a baterías más duraderas, que podrían alcanzar los 10 años, según aseguró el investigador a The Register.
  • Reducir el tiempo de carga y aumentar la disponibilidad de puntos de recarga son dos elementos clave para la popularización del coche eléctrico.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

El científico marroquí Rachid Yazami es el autor de una de las grandes innovaciones que han dado a la era actual de las baterías eléctricas: la invención del ánodo de grafito, clave en las actuales baterías recargables de iones de litio. Este investigador, que ha trabajado en Francia, California (EEUU) y Japón, ahora lo hace en Singapur, al frente de una empresa denominada KVI Battery, con la que pretende liderar el siguiente salto de esta tecnología.

El próximo paso de las baterías, según este experto, será la carga rápida, para lo cual su compañía está trabajando de una forma diferente: controlando durante el proceso de carga el voltaje (la diferencia de potencial entre dos puntos) en lugar de la corriente (el flujo de electrones), lo que según sus investigaciones permitiría una carga más rápida y dar una vida útil mayor a las actuales baterías.

"Esta tecnología permitiría una carga rápida y extender al vida útil de la batería al reducir su estrés. En lugar de conservar la batería durante 5 años, podrías mantenerla 10, porque la forma en la que se carga no genera altas temperaturas ni una alta corriente", asegura Yazami en una entrevista a The Register, en la que asegura que con este método pretende conseguir una carga de 800 kilómetros de autonomía en unos 10 minutos.

Facilitar la carga en casa es un paso clave para impulsar el coche eléctrico, según un estudio de la startup española Wallbox

Según el científico marroquí, las baterías actuales tienen otros problemas, como la densidad, lo que afecta a su capacidad para almacenar más o menos energía —algo en lo que asegura que también está trabajando— y en su seguridad, ya que se conocen casos de accidentes fatales por baterías incendiadas, como un Tesla Model S en 2019.

"Necesitamos una tecnología que sea proactiva varias semanas antes o incluso un mes. El usuario final debe saber si tiene una batería débil o con riesgos. En ese caso deberías poder elegir si cambiar la batería, repararla o no utilizarla. Esto mejoraría la seguridad", asegura Yazami a The Register.

El tiempo de carga, una de las claves para la expansión del coche eléctrico

Reducir el tiempo de carga es, junto a la disponibilidad de infraestructura de recarga, uno de los elementos clave que tiene que solucionar la industria del coche eléctrico para favorecer su adopción masiva por parte de los consumidores.

Entre las grandes compañías del sector, la japonesa Toyota asegura que está trabajando en una batería de estado sólido —una tecnología diferente a la de iones de litio, que utiliza un electrolito sólido en lugar de líquido lo que reduce su degradación y aumenta su vida útil— que podría permitir una recarga completa, de 500 kilómetros, en 10 minutos.

Los lentos tiempos de carga ahuyentan a los potenciales compradores de coches eléctricos: estas 5 startups están creando las baterías de carga rápida que podrían conquistarlos

La compañía israelí StoreDot anunció en enero que había desarrollado una batería de iones de litio para coches eléctricos que puede cargarse en tan solo 5 minutos, sustituyendo el electrodo de grafito por nanopartículas semiconductoras que facilitan la circulación de los electrones. Esta startup, que forma parte de un grupo de 5 compañías emergentes que están avanzando en este terreno, ha levantado más de 107 millones de euros, según Bloomberg

Otra opción es la carga en marcha, que suena futurista, pero que unos investigadores de la Cornell University de Nueva York (Estados Unidos) aseguran que sería posible instalando unas placas metálicas en las carreteras que permitirían cargar un coche eléctrico mientras está en movimiento, en lo que sería un "carril de carga", que no se espera que pueda estar disponible hasta dentro de 5 ó 10 años como pronto.

Otros artículos interesantes:

Esta startup británica de coches eléctricos promete un 30% más de autonomía colocando la batería en vertical entre los asientos en lugar de en el suelo

Los lentos tiempos de carga ahuyentan a los potenciales compradores de coches eléctricos: estas 5 startups están creando las baterías de carga rápida que podrían conquistarlos

Las baterías para coches eléctricos que se recargan en 5 minutos están mucho más cerca de lo que imaginas