Pasar al contenido principal

Padres y trabajadores: por qué deberías tener una política de conciliación para retener el talento de tu empresa

Unos padres con su hija
Unos padres con su hija Pixabay
  • En el último medio siglo, los perfiles de los trabajadores han cambiado tanto que en la actualidad es más importante la flexibilidad y la conciliación que el sueldo.
  • Favorecer la conciliación es una de las estrategias a las que cada vez recurren más empresas para retener el talento.
  • Esto es lo que puedes hacer para retener a los trabajadores que también son padres y madres.

El perfil desgastado del trabajador del siglo XX —hombre, con o sin estudios y sustento de su familia— hace tiempo que murió. En su lugar, hoy en día se erige una clase trabajadora diversa y compleja, sin (tantas) barreras de acceso para las mujeres que también desean ser madres y con hombres que cada vez asumen más tareas en casa... No es de extrañar que la conciliación sea una cuestión de Estado en Europa.

Algunas empresas siguen descolocadas ante esta realidad en permanente transformación y simplemente basan su capacidad para atraer y retener talento en cuestiones meramente económicas; sin embargo, la mayoría ya ha empezado a asumir que para los trabajadores no son tan importantes el salario o los bonus.

Evidentemente, aún hay quienes están dispuestos a sacrificar calidad de vida o tiempo en familia con tal de añadir un cero a su nómina, pero la flexibilidad laboral y la conciliación familiar son dos aspectos fundamentales para la mayoría de los trabajadores, tal y como apuntan los últimos datos de la Guía del Mercado Laboral 2019 elaborada por Hays en España.

Ahora hay más evidencias de que la mejor política para retener talento está relacionada con estos dos elementos.

Según un artículo de Daisy Wademan Dowling, fundadora y CEO de la consultora Workparent, publicado en Harvard Business Review, hay varias razones por las que cualquier empresa debería adaptar su política de retención de talento a aquellos trabajadores que también son padres y madres. Estas son 4 de ellas:

1. La densidad demográfica de los padres y madres

Un hombre y un niño pintan con brochas una pared
Getty Images

Quizás ya no sea habitual ver núcleos familiares con más de dos hijos y ni siquiera los momentos vitales para el embarazo son los mismos que hace una generación, pero lo cierto es que la densidad poblacional de los trabajadores que también son padres o madres es muy alta.

En España, la población entre los 25 y los 54 años —conocida como edad laboral máxima— representa el 45,24% de la población total, según datos de 2017. Y aproximadamente la mitad de ese espectro poblacional está conformado por padres y madres.

En las sociedades actuales, con núcleos familiares muy diversos —pareja con hijos, monoparentales, divorciados, familias numerosas—, no es de extrañar que la conciliación gane terreno a otros atractivos de la empresa.

2. Las familias con los dos padres trabajando son 3 veces más habituales que hace 20 años

Dos madres con su hija
Dos madres con su hija. Getty Images

Otro motivo es que, como explica Dowling en el artículo, las familias con los dos padres trabajando son 3 veces más habituales que hace 20 años.

Este hecho implica que la atención de los menores suele quedar a cargo de un tercero —en España, los abuelos suelen ocupar ese rol, especialmente desde la crisis—, pero la demanda de flexibilidad en los horarios es cada vez mayor.

Además, las innovaciones tecnológicas permiten cada vez más puestos con posibilidad de teletrabajo, una modalidad que permite a los padres y madres ocuparse de sus hijos sin tener que acogerse (forzosamente) a una jornada reducida.

3. La demanda de flexibilidad es cada vez mayor

Una padre junto a su hija
Pixabay

No solo el citado informe de Hays; hay numerosos estudios recientes en los que se apunta que la flexibilidad en el trabajo es uno de los principales incentivos a la hora de elegir o cambiar de trabajo.

Es más, los hombres, que tradicionalmente eran más reacios a pasar tiempo cuidando de sus hijos, cada vez manifiestan más interés por pasar tiempo en casa y valoran cada vez más la conciliación, tal y como destaca este reciente artículo de CNBC.

4. Una política de conciliación también atrae el talento

Una madre con sus hijos en la oficina
Una madre con sus hijos en la oficina. Getty Images

Una política de conciliación es más sexy que un paquete de incentivos a fin de año: la manera de tratar a tus empleados no solo sirve para que una empresa ponga su sitio web que es "un gran lugar para trabajar", sino que la opinión que compartan los empleados también ayuda a atraer talento de fuera.

"Cómo tratas a los empleados que son padres es un indicador de cómo tratas el talento en general, especialmente a los ojos de los candidatos o de los empleados más jóvenes", sostiene Dowling.

Y además

Lo más popular