Una quinta parte de los países no recibirán ninguna vacuna hasta 2022, mientras las naciones ricas vacunan a una persona cada segundo

Un sanitario prepara una inyección con la vacuna de AstraZeneca y Oxford.

REUTERS/Yves Herman

  • La iniciativa para el despliegue de vacunas COVAX no está cumpliendo sus objetivos. 
  • Una quinta parte de los países de todo el mundo, principalmente pobres, no recibirán vacunas contra COVID-19 hasta 2022.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

"El mundo está al borde de un fracaso moral catastrófico, que se pagará con vidas y medios de subsistencia en los países más pobres del mundo", sentenciaba el director general de la Organización Mundial de la Salud, Tedros Adhanom Ghebreyesus, en la sede de Ginebra el pasado mes de enero.

Para entonces, se habían administrado 39 millones de dosis de vacunas en todo el mundo —ahora ya se registran más de 400 millones de dosis en 138 países—. Pero sólo 25 inyecciones en un país de bajos ingresos cuando la intervención de Adhanom.

Hasta la fecha, los cálculos de Médicos sin Fronteras estiman que hasta 2022 una quinta parte de estos no recibirán ni una única dosis de las vacunas, data InfoLibre.

Mientras, la iniciativa para garantizar el acceso equitativo a las vacunas, COVAX, sigue sin cumplir sus objetivos —cuando ningún país del mundo debía haber superado el 20% de inmunizados hasta que todas las naciones lo consiguiesen, ahora es sólo el 3% en junio—. 

La vacuna del COVID-19 todavía podría tardar años en llegar a los países con menos recursos: estos son los grandes retos para su distribución mundial

La India y Sudáfrica plantearon a la Organización Mundial del Comercio suspender temporalmente las patentes de la vacuna, pero los países más poderosos han mantenido una estrategia de hacer preguntas a los patrocinadores de la propuesta por escrito, repreguntar e intentar cierta parálisis, conforme a las declaraciones de Raquel González, responsable de Relaciones Internacionales de Médicos sin Fronteras España al medio

En esta misma línea, Vanessa López, directora de Salud por Derecho, insiste en que la liberación de las patentes es una solución imprescindible también para los países más ricos, para el impulso de las propias campañas de vacunación.

Con los datos disponibles, hasta el próximo año no llegarían dosis a una quinta parte de los países. A pesar de que el plan del 3% para junio ha conseguido que lleguen inyecciones a Somalia, Jordania, Ghana, Costa de Marfil, Honduras o El Salvador.

"Hasta 2022, una quinta parte de los países no recibirán ninguna vacuna", revela González.

Los países ricos esperan tener a su población completamente vacunada en 2021: quiénes tienen más dosis aseguradas

Otros estudios, uno de ellos de la Universidad de Duke (EEUU), estiman que no habrá suficientes vacunas para toda la población hasta 2023 o 2024 como pronto

"Nos dirigimos a un escenario en el que los países ricos tendrán las vacunas y los países más pobres probablemente no tendrán acceso", reconocía la autora líder de la investigación Andrea Taylor.

En esta misma línea, una analista política del Centro para el Desarrollo Global, un think tank con sede en Washington, EEUU, Rachel Silverman, alertan que hay muy pocas probabilidades de que llegue a los países de ingresos bajos y medios a fines del próximo año, al menos en cantidades significativas para la vacunación masiva.

Un informe de la Alianza People's Vaccine más reciente, a la que pertenece Oxfam Intermón, publicado el pasado 10 de marzo, siguió dejando en evidencia que la mayoría de los países en desarrollo no han podido administrar ni una sola dosis de las vacunas, cuando en el último mes las naciones más ricas vacunaban a ciudadano por segundo.

"Es totalmente injusto que los países ricos, que tienen ya suficientes vacunas para proteger a su ciudadanía, sigan bloqueando la exención de los derechos de propiedad, que podría ayudar a los países más pobres a conseguir las vacunas que necesitan", ha denunciado Muhammad Yunus, nobel de la Paz y uno de los líderes de la Alianza People's Vaccine, recoge Oxfam International.

Otros artículos interesantes:

La vacuna del COVID-19 todavía podría tardar años en llegar a los países con menos recursos: estos son los grandes retos para su distribución mundial

Los países ricos están reservando todas las dosis de la vacuna contra el coronavirus, lo que significa que los más pobres tendrán que esperar

No habrá vacunas para toda la población mundial hasta 2023 o 2024, según la Universidad de Duke

Te recomendamos

Y además