Los países ricos esperan tener a su población completamente vacunada en 2021: quiénes tienen más dosis aseguradas

Justin Trudeau, primer ministro de Canadá.
Justin Trudeau, primer ministro de Canadá.

REUTERS/Patrick Doyle

  • Los países ricos esperan tener a su población completamente vacunada el año que viene gracias a sus reservas de vacunas. 
  • Países como Canadá ya tienen suficientes dosis aseguradas como para inmunizar varias veces a su población. 
  • Mientras tanto, los países de bajos ingresos dependen de la voluntad de las farmacéuticas y las naciones de unirse a la alianza COVAX. 
  • Descubre más historias en Business Insider España.

Los fabricantes de vacunas que ya han informado de prometedores resultados de los ensayos de la fase III contra COVID-19 estiman que, entre todos, pueden fabricar dosis suficientes para más de un tercio de la población mundial a finales de 2021, informa Nature.

Dos de ellos, Pfizer y Moderna, ya han solicitado la autorización de emergencia para poder empezar a comercializar su vacuna en Estados Unidos y Europa y esperan que se pueda empezar a administrar este mismo año. 

A pesar de que esto son datos esperanzadores, todo apunta a que no habrá suficientes vacunas para toda la población hasta 2023 o 2024, según un estudio de la Universidad de Duke (Carolina del Norte, EEUU) del que se ha hecho eco la BBC que anticipa que, según los modelos de cálculo actuales, a pesar de que la capacidad de fabricación podrá incrementarse con medidas específicas, esta mejora será limitada, por lo que no habrá vacunas suficientes para todo el mundo al menos hasta 2023 o 2024. 

Se estima que ya se han comprado 6.400 millones de dosis y que otros 3.200 millones están en negociación o reservadas como "ampliaciones opcionales de acuerdos existentes".

El problema es que, en esta primera etapa de producción, la "gran mayoría" de las dosis de las vacunas que se han adquirido hasta el momento irán a países de altos ingresos y esto podría dejar atrás a los países menos desarrollados.

"Nos dirigimos a un escenario en el que los países ricos tendrán las vacunas y los países más pobres probablemente no tendrán acceso", apunta Andrea Taylor, la investigadora que ha liderado el estudio. 

De Pfizer a AstraZeneca: todos los detalles de las vacunas contra el coronavirus que llegarán a España y a Europa en los próximos meses

Es cierto que los países más pobres tienen algunas opciones, pero "las vacunas más prometedoras están cubiertas en gran parte por acuerdos de compra de países ricos", explica Rachel Silverman, analista política del Centro para el Desarrollo Global, un think tank con sede en Washington. 

"Hay muy pocas probabilidades de que llegue a los países de ingresos bajos y medios a fines del próximo año, al menos en cantidades significativas para la vacunación masiva", afirma. 

Un análisis de Goldman Sachs recogido por la CNBC ha hecho una estimación de cuándo serán aprobadas las principales vacunas en las distintas partes del mundo y confirma que Estados Unidos será el primer país en empezar a vacunar en diciembre. 

Según sus predicciones, los países autorizarían a las principales vacunas —Pfizer también ha solicitado la autorización de emergencia— a finales de año

Contando con los demás acuerdos que han adquirido, Reino Unido vacunaría a la mitad de su población en marzo mientras que la Unión Europea, Japón y Australia alcanzarían este nivel de inmunización en mayo. 

El propio cofundador de Microsoft Bill Gates, que ha liderado una iniciativa para financiar el desarrollo de vacunas, cree que si la vacuna contra la COVID-19 está lista pronto y se hace un esfuerzo por distribuirla a gran escala, la normalidad podría llegar a finales de 2021 en los países ricos.

La ciencia apuesta por probar una vacuna que lleva décadas en el mercado para luchar contra el COVID-19: "Hay una reserva de millones de dosis y es muy barata de fabricar"

Canadá, el país mejor posicionado ahora mismo: 9 dosis por persona

Los fabricantes de las tres vacunas que tienen más opciones de ser distribuidas de forma masiva (AstraZeneca, Pfizer y Moderna) estiman una capacidad de producción total de 5.300 millones de dosis para 2021, que podría cubrir entre 2.600 y 3.100 millones de personas, dependiendo de si la vacuna de AstraZeneca se administra en dos dosis o en una dosis y media. 

Una vacuna rusa podría aportar otros 500 millones de dosis fuera del país, según recoge Nature. 

Los 27 países miembros de la Unión Europea y otros 5 países de altos ingresos ya han reservado la mitad de todas estas dosis, aunque solo constituyen el 13% de la población. 

Contando el número de vacunas reservadas según la población, Canadá encabeza el grupo, con casi nueve dosis por persona. "Canadá ha hecho exactamente lo que esperaríamos que hiciera un país de altos ingresos, y ha hecho lo correcto por su país", dice Andrea Taylor de Duke a Nature

Los siguientes en la lista son: Estados Unidos con 7 dosis reservadas por persona, Reino Unido con más de 5 dosis reservadas por persona, Australia con 5 dosis por persona y la Unión Europa con más de 4 dosis reservadas por persona. 

Taylor reconoce que la distribución pinta un cuadro que "da miedo, porque faltan muchos países". 

Joaquín Duato (Johnson & Johnson) asegura que los datos de Moderna y Pfizer son una buena noticia para toda la industria: "No estamos en una situación de competitividad, es una crisis global"

Los activistas llevan desde el inicio de la pandemia denunciando que los países de mayores ingresos están acaparando las dosis 

Vacuna contra la gripe en Milán, Italia.Vacuna contra la gripe en Milán, Italia.

REUTERS/Flavio Lo Scalzo

Los fabricantes de vacunas estiman que serán necesarias por lo menos 10.000 millones de dosis para cubrir una demanda global, según el doctor Frank Heinricht, CEO del fabricante de frascos de vidrio Schot. El experto está asociado actualmente con gigantes farmacéuticos, como AstraZeneca, para envasar una vacuna.

Activistas de las Naciones Unidas y Cruz Roja Internacional han advertido que esa planificación anticipada de esos países dejará sin existencias a los países más pobres.

"No podemos confiar solo en la buena voluntad para asegurar el acceso", señala Arzoo Ahmed, del Consejo Nuffield de Bioética de Reino Unido, The Associated Press.

"Con el VIH/SIDA se necesitaron 10 años para que los medicamentos llegaran a los países más pobres. Si eso sucede con COVID-19, sería muy preocupante".

La doctora Soumya Swaminathan, jefa científica de la OMS, está preocupado por una posible "situación en la que haya dosis de la vacuna, pero estén sólo disponibles para algunos países".

"Necesitamos tener un consenso sobre eso para poder acordar compartir la vacuna de manera que proteja a los más vulnerables".

La carrera por la vacuna del coronavirus está lejos de tener un ganador claro pese a los primeros resultados: estas son las opciones de AstraZeneca y Johnson & Johnson

La inversión realizada para desarrollar la vacuna también influye en la distribución 

La reserva de millones de dosis de vacunas se realizó en muchos casos sin que los candidatos hubiesen dado muestras definitivas de eficacia. 

"A cambio del derecho a comprar un número determinado de dosis de vacunas en un período dado, la Comisión financiaría parte de los costes iniciales de los productores de vacunas a través de un compromiso anticipado de mercado. La financiación facilitada se consideraría un pago a cuenta de las vacunas que los Estados miembros compren realmente", explica la Comisión Europea, que presentó el 14 de agosto su estrategia para agilizar el desarrollo, la fabricación y el despliegue de vacunas eficaces y seguras mediante el Acuerdo de Compra Anticipada de vacunas contra el COVID-19.

"Como el coste elevado y el alto índice de fracaso hacen que la inversión en una vacuna contra el COVID-19 sea una decisión de alto riesgo para los desarrolladores de vacunas, estos compromisos permitirán hacer inversiones que, de otro modo, probablemente no se producirían", añade. 

Aunque eso hace que la distribución sea injusta, puesto que va las dosis van a parar a los países con más capacidad adquisitiva, también es lo que ha conseguido que se acelere el desarrollo de un proceso que normalmente dura 10 años y se pueda escalar la producción de una vacuna cuya demanda será global. 

Novavax, por ejemplo, ha recibido 1.600 millones de dólares de la Operación Warp Speed, la iniciativa estadounidense para acelerar la llegada de vacunas contra el COVID-19 y Johnson & Johnson también ha recibido 350 millones de dólares de la vacuna de la misma iniciativa. 

Lo que necesitas saber para estar informado

Lo que necesitas saber para estar informadoLo que necesitas saber para estar informado

¿Te gusta lo que lees?

Comienza tu día sabiendo qué piensan y qué les preocupa a los ejecutivos de las principales empresas del mundo con una selección de historias enviada por Business Insider España a primera hora cada mañana.

Recibe la newsletter

Moderna recibió 1.000 millones de dólares para poder llevar a cabo los ensayos y otros 1.500 millones de dólares para que Estados Unidos se asegurara 100 millones de dosis. La compañía ha reconocido que, sin esa inversión, la rapidez con la que ha creado su vacuna no habría tenido lugar. 

Por su parte, Pfizer, que recibió 100 millones de euros destinados al desarrollo y la fabricación de la vacuna del Banco Europeo de Inversiones y 375 millones de euros del Gobierno alemán, comercializará su vacuna a un precio menor en la Unión Europea que en Estados Unidos, donde no ha recibido respaldo. 

La industria farmacéutica acusa la crisis del coronavirus en la gestión de la caja: "El impacto ha sido bastante negativo"

Los países de menos ingresos dependerán de la voluntad de los demás y de las farmacéuticas 

Un grupo de operarios trata de cargar suministros médicos en un avión durante la pandemia del coronavirusUn grupo de operarios trata de cargar suministros médicos en un avión durante la pandemia del coronavirus

REUTERS/Hannibal Hanschke

La mayoría de los países de bajos ingresos acabarán dependiendo de las contribuciones de COVAX, un fondo conjunto para la distribución equitativa de las vacunas de COVID-19 dirigido por Gavi, un financiador de vacunas para países de bajos ingresos con sede en Ginebra (Suiza), la Organización Mundial de la Salud y la Coalición de Innovaciones en la Preparación para las Epidemias (CEPI) en Oslo.

Hasta la fecha ha conseguido reservar 700 millones de dosis de vacunas y quiere proporcionar 2.000 millones para finales de 2021, con el objetivo de dar cobertura al menos al 20% de la población de los países participantes y cuentan con el apoyo de 189 países se han adherido a COVAX.  En última instancia, los países con exceso de dosis podrían donarlas a COVAX.

No es así como se pretendía que funcionara el fondo, dice Taylor a Nature. "Pero creo que así es como las cosas van a funcionar", reconoce

De hecho, los acuerdos de compra anticipada de la Comisión Europea prevén que los países puedan donar las dosis que reserven a otros países. España, que cuenta ahora mismo con dosis reservadas como para vacunar al doble de su población, ha asegurado que donará los excedentes a países necesitados. 

Sin embargo, los países de menos ingresos también se enfrentan a otro desafío: sus infraestructuras podrían no estar preparadas para las exigencias de almacenamiento de algunas de las vacunas, que requieren que no se rompa la cadena del frío. 

La vacuna de Pfizer  preocupa en todos los países porque debe ser almacenada a 70 grados bajo cero. 

"Es difícil que las vacunas lleguen en condiciones óptimas", explicaba Miguel Fernández, el CEO de Merck, en el Smart Business Meeting celebrado por Business Insider España para ahondar en los retos y oportunidades de la industria farmacéutica. 

"En España y en general en países avanzados tenemos redes logísticas potentes para garantizar la cadena del frío", aseguraba Fernández, que hizo un llamamiento a la colaboración en el sector para asegurarse de que los países del Tercer Mundo puedan acceder a las vacunas. 

LEER TAMBIÉN: Las farmacéuticas en la carrera por la vacuna, ante el dilema de pelear por un mercado millonario mientras se cuestiona su legitimidad de hacer caja en medio de la pandemia

LEER TAMBIÉN: El CEO de Moderna espera que su vacuna se empiece a administrar el 21 de diciembre: estos son los países y colectivos que la recibirán primero y los desafíos a los que se enfrenta la compañía

LEER TAMBIÉN: Todo lo que debes saber sobre la vacuna del coronavirus de Moderna: quién está detrás, cuándo se aprobará, ventajas e inconvenientes

VER AHORA: 10 años de Instagram: qué le espera a la red social en el futuro