Pasar al contenido principal

Así es PaladinAmber, la 'streamer' que se ha hecho famosa a base de poner a los trolls en su sitio

La 'streamer' PaladinAmber.
Twitch/ PaladinAmber
  • En los últimos días hemos sabido de una usuaria de Twitch capaz de hacer sombra a Belle Delphine. Se trata de la 'streamer' Amber Wadham, más conocida como “PaladinAmber” o como la 'streamer' que pone a los trolls en su sitio.
  • La 'streamer', de 23 años y originaria de Australia, no ha hecho más que ganar seguidores en su cuenta de Twitch durante los últimos días (hasta sobrepasar los 34.000), gracias a su efectiva técnica contra la toxicidad en el chat.
  • Cada vez que la 'streamer' recibe un mensaje sexista o inapropiado, responde con un brillante juego de cámaras y un humor muy perspicaz, invitando a los usuarios a abandonar el canal en ese mismo momento. 

Cada vez son más las 'streamers' y 'youtubers' que echan mano de la creatividad y el humor para librarse de los trolls y demás usuarios tóxicos que pueblan los directos en ambas redes sociales.

Recientemente asistíamos al caso de Belle Delphine, una influencer que adquirió el grado de "genio" al responder a las peticiones sexuales de sus seguidores con uno de los mayores 'troleos' en PornHub. Semanas después, Delphine volvía a ser el centro de atención, tras poner a la venta frascos con agua de su bañera. De nuevo, otra forma creativa de combatir 'trolleo' con más 'trolleo', y de callar a sus seguidores más molestos. 

No obstante, en los últimos días hemos sabido de una usuaria de Twitch capaz de hacer sombra a Belle. Se trata de la 'streamer' Amber Wadham, más conocida como “PaladinAmber” o como la 'streamer' que está poniendo a medio Internet en su sitio. 

La joven, de 23 años y originaria de Australia, no ha hecho más que ganar seguidores durante los últimos días (hasta sobrepasar los 34.000), gracias a su efectiva técnica contra la toxicidad en el chat.

Cada vez que la 'streamer' recibe un mensaje sexista o inapropiado (véase, una pregunta acerca de su orientación sexual, estado sentimental o directamente, una propuesta sexual), responde con un brillante juego de cámaras y un humor muy perspicaz, invitando a los usuarios a abandonar el canal en ese mismo momento. 

En el vídeo que le dio la fama, la 'streamer' recibe una oferta económica por parte de un usuario a cambio de mostrar sus pies. Valiéndose de una secuencia que imita el clásico comercial nocturno, Wadham improvisa una irónica respuesta sobre cómo pagar 19.95 dólares para "largarse inmediatamente de su canal, porque no quiere tener nada que ver con fetichistas".  

A este vídeo le siguieron muchos otros con una estructura similar, en los que Amber Wadham finge seguirle el juego a sus seguidores para después mostrar su absoluto rechazo e indignación hacia sus comentarios.

En una entrevista reciente en el medio Kotaku, Wadham confesaba que la fama ha traído consigo un efecto indeseado: la viralidad de sus vídeos ha atraído a más trolls a su canal, dispuestos a encontrar el comentario más ofensivo y sexista con el objetivo de provocar a la 'streamer' y que ésta les responda con otro momento brillante. En la misma entrevista, la 'streamer' aseguraba que el sexismo y el racismo no tienen cabida en su canal, y que por tanto cortará cualquier comentario similar de raíz. 

El acoso en Twitch no tiene nada de nuevo, llegando incluso a derivar en acoso en la vida real, con usuarios desplazándose hasta la residencia de las 'streamers', como es el caso de Jinnytty o más recientemente, el de la 'streamer' Alinity, acusada de maltratar a sus mascotas tras un directo en el lanzó a su gato por los aires. 

Y además