La pandemia agita el terreno de los agregadores de movilidad que ayudan a los trabajadores a usar otros medios de transporte

Motos en Taipei, Taiwan, durante la pandemia del coronavirus.
Motos en Taipei, Taiwan, durante la pandemia del coronavirus.
REUTERS/Ann Wang
  • Diferentes startups del sector de los agregadores de movilidad están recibiendo un impulso a pesar de la pandemia del coronavirus, ¿o a causa de ella?
  • No tiene sentido tener que descargar y registrarse en una aplicación móvil diferente para cada servicio: ese es un mantra que las empresas llevan repitiendo meses, y la tendencia parece estar afianzándose.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

Ir al trabajo todos los días es algo que se acabó hace casi un año para millones de personas de todo el mundo. Y continúa siendo así para muchos. El COVID no ha remitido y el panorama hace que multitud de compañías de movilidad sigan recortando en gastos y personal hasta que la situación remita. Pero no en todos los casos: algunas empresas de la industria se han expandido.

Es el caso de la startup Hip, que conecta a personas con autobuses y lanzaderas de terceros a través de su app. Como tantas, mientras duraron los confinamientos más estrictos experimentó un enorme parón, pero decidió crecer en lugar de recortar. Creó una opción B2B, para empresas, en su plataforma, un movimiento que buscaba atraer a compañías y fabricantes preparados para volver a llevar a los trabajadores a sus oficinas cuando fuese posible.

"En lugar de retraernos, nos lo jugamos a todo o nada y aumentamos nuestra plataforma", ha explicado el CEO de Hip, Amiad Solomon, en una entrevista reciente, apuntando que la decisión llegó tras mantener largas conversaciones con grandes empresas que no sabían cómo conseguir que sus trabajadores volvieran a las oficinas de una forma segura.

Y la apuesta les salió bien. Según el CEO, la empresa, que tiene a 20 personas en sus oficinas de Nueva York y Tel Aviv, no solo ha conseguido nuevos clientes, sino también levantar 12 millones de dólares en una ronda de financiación liderada por NFX y Magenta Venture Partners, con la participación de AltaIR Capital y ex altos cargos de Uber, Booking.com y Google.

Pero el caso de Hip no es único: otras compañías del sector de los agregadores de movilidad han visto cómo ha crecido el interés de los inversores por ellas pese al ventarrón de cara que ha traído consigo el COVID.

Mientras que en el caso de Hip las compañías pueden subir los datos de sus empleados junto con sus direcciones para ayudar a las corporaciones a decidir qué necesidades y costes tendrían esos desplazamientos, conectándolas con empresas de autobuses y lanzaderas (y siempre teniendo en cuenta que minimizar las posibilidades de contagio es lo más importante, aseguran), el pasado verano ha nacido la española Goublue, un BlaBlaCar para empresas dentro del programa de aceleración Bankia Fintech.

La aplicación no está en abierto en la Play Store, sino que cuando las compañías contratan los servicios de la startup, esta la pone a su disposición a cambio de una suscripción mensual. Gloublue facilita su implantación no solo con una app en la que cada trabajador incluye el trayecto que suele hacer o el que quiere hacer, lo que aparte de contribuir a contaminar menos supone un  ahorro económico de los trabajadores, sino con un sistema de gestión de la flota.

La pandemia transforma la movilidad en las ciudades: los usuarios de bicicletas, motos y patinetes aumentaron un 7% en España frente a la caída del coche y el transporte público

"Ahora que estamos trabajando en el lado de las empresas, estamos viendo cuántas oportunidades hay. Creo que nos moveremos más y más en esta dirección de proveer de sistemas con software moderno y conexiones entre ese software y los proveedores de medios de transporte, para ser el pegamento que une a las compañías y sus necesidades de transporte con el mundo de nuestros proveedores y socios", ha opinado Solomon.

En ese mismo sentido el agregador de servicios de movilidad español Meep acaba de levantar 4 millones de euros en una ronda liderada por Liil Ventures, en cuyo porfolio están empresas como Cabify, WhereIsMyTransport, Miles, o el nuevo sistema de mapas what3words. Con ese dinero la empresa busca expandirse a otras 11 ciudades durante 2021, alcanzando un total de 18. Su CEO, Guillermo Campoamor, lo ve como un impulso para "continuar mejorando la accesibilidad de un sistema de transporte hasta ahora infrautilizado".

El agregador de servicios de movilidad Meep estará en 11 ciudades el año que viene: "Queremos que todas se sumen a esto del Mobility as a Service"

Otra empresa de sector a punto de anunciar una ronda de financiación es Iomob, otra española que integra los transportes de una ciudad, o de varias, en una misma app, pero únicamente lo hace para terceros, ofreciéndoles su tecnología y sin su nombre. Por ahora Iomob ha levantado más de un millón de euros y busca ser un unicornio, es decir, una empresa valorada en más de 1.000 millones de dólares.

Y el CEO reveló en una entrevista con Business Insider España que no van por mal camino: en octubre de 2020 iban camino de facturar más de un millón de euros y casi habían triplicado los clientes que tenían antes de la pandemia.

Por último, la joint venture participada por Mercedes ViaVan quiere expandirse en España a lo largo de los próximos meses. La matriz de ViVan Via está valorada en 2.250 millones de dólares (unos 1.922 millones de euros), según su última ronda de financiación, que tuvo lugar en marzo (Series E) y con la que levantó 200 millones de dólares (alrededor de 170 millones de euros).

2020 ya era visto por muchos actores del sector de la movilidad como el año en que despegarían los agregadores, bajo el pretexto de que los usuarios están cansados de necesitar descargar y registrarse en una aplicación móvil diferente para cada servicio. Es una tendencia hacia la que ya se dirigían cada vez más gigantes como Uber y Cabify y que ahora se ve favorecida por el actual proceso de concentración en el sector... e incluso impulsado por la pandemia.

LEER TAMBIÉN: Bolt, el Uber europeo que ya vale alrededor de 3.500 millones de euros, se lanza a las franquicias para llegar a más países: "Es una gran oportunidad para emprendedores locales"

LEER TAMBIÉN: Las empresas de sharing no pagan por el uso que hacen del espacio público: la tasa de Barcelona abre el camino para que los ayuntamientos recauden millones de euros cada año

LEER TAMBIÉN: Uber incorpora en España un sistema para que los usuarios puedan verificar que se suben al coche correcto

VER AHORA: José Miguel Aparicio, CEO de Audi España: “Los vehículos se van a transformar en plataformas de software que nos conectarán con nuestros clientes”