La pandemia amenaza 4,4 millones de empleos en el turismo español hasta 2024

Cuánto gana un recepcionista
Reuters
  • Un estudio de McKinsey prevé que el turismo nacional no se recuperará hasta 2024 y el internacional lo hará en 2025.
  • El informe destaca la necesidad de innovar impulsando la digitalización del sector y la colaboración entre sectores.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

La recuperación del sector turístico español tardará más de lo que los analistas estimaron al principio de la pandemia. 

El sector, que pasó de representar el 12,4% del PIB del país en 2019 a solo el 4,3% el año pasado, lucha por mantenerse a flote y cada vez parece más lejana la posibilidad de volver a los niveles previos a la crisis. 

En 2020, el peor año de la historia del turismo español, la industria perdió más de 100.000 millones de euros, mientras que España recibió 63 millones de turistas internacionales menos e ingresó 73.000 millones de euros menos de gasto turístico.

Según el informe sobre Turismo en España desarrollado por la firma McKinsey y que recoge Economía Digital, las fuertes restricciones a la movilidad y una gestión “ineficiente” en su reactivación y adaptación al nuevo contexto podrían provocar la pérdida de más de 250.000 millones de euros y 4,4 millones de empleos en el sector hasta el 2024.

El turismo doméstico se recuperará en 2024 y el internacional en 2025

El informe prevé que la recuperación del turismo nacional no se alcance hasta 2024, mientras que el internacional lo haría un año después. 

Entre los factores que afectan a la velocidad de recuperación del sector está el atractivo de los destinos domésticos, ya que aunque España es uno de los 3 países con mayores recursos naturales y culturales del mundo, según el Foro Económico Mundial, para la consultora no es suficiente y considera que habría que potenciarlo (en contrato Cataluña, Baleares y Andalucía) para compensar la pérdida de visitantes extranjeros

Otro factor clave es la dependencia del transporte aéreo, del que dependen muchos destinos de nuestro país, ya que estos viajes suponen el 82% de los movimientos de turistas en España.

Por otro lado, la salud e higiene es un factor del que España no puede presumir, ya que cuenta con 30 camas de hospital por 10.000 habitantes, frente a otros destinos como Francia, con 65 camas; Alemania, 83 camas; o Japón, con 134 camas.

Además, la dependencia de los viajes de negocios y la situación actual que no los promueve hacen de este punto otro factor que perjudica a nuestro país para la recuperación. En España los viajes de negocios representan el 17% del gasto en viajes domésticos, frente a por ejemplo un 7% en el caso de Portugal. 

El quinto factor que analiza McKinsey es el de la sostenibilidad, una de las tendencias estrella en el sector, aunque en este sentido España ocupa el puesto 14 a nivel internacional, según el Yale Center for Environmental Law & Policy.

El camino a la recuperación

McKinsey advierte de que no solo las empresas directamente dedicadas al turismo se ven afectados por la coyuntura actual, sino que “también sufren una innumerable cantidad de empresas pequeñas que, para mantenerse a flote, dependen de un flujo constante de transeúntes, tales como los centros comerciales, los restaurantes y las tiendas de ventas al por menor”.

McKinsey señala además la importancia de cooperar entre sectores, dado que el impacto de la pandemia en el turismo español se ha trasladado a otros sectores, como el inmobiliario y el financiero, lo que multiplica los efectos negativos.

Por último, McKinsey apunta a la necesidad de reimaginar por completo el modelo de negocio el turismo MICE (congresos, convenciones, eventos, ferias y viajes de incentivo), los viajes en grupo, los cruceros, los viajes de negocios individuales y los segmentos urbanos, que representan el grueso del PIB del turismo español, ya que serán los más afectados por la pandemia y necesitarán más tiempo para recuperarse.

Las empresas turísticas no han recibido en España ni un euro de las ayudas directas prometidas en marzo, al contrario que en otros países europeos

El estudio destaca la necesidad de innovar impulsando la digitalización del sector y la colaboración entre sectores, conjugando las competencias de entidades privadas y públicas en la promoción de los destinos turísticos locales.

LEER TAMBIÉN: La pandemia saca a la luz el mayor engaño del sector turístico: el bienestar

LEER TAMBIÉN: El sector turístico califica de "cortos, limitados y confusos" la cuantía y el reparto de los fondos europeos

LEER TAMBIÉN: "Todo momento es bueno para invertir en el sector turístico", según Suzanna Chiu, directora de Amadeus Ventures

VER AHORA: Clubhouse desata la guerra de los audios: todas las claves de la exclusiva aplicación que te permite conversar con famosos y expertos