La pandemia de COVID-19 reduce las emisiones de dióxido de carbono a los niveles de 2006

Emisiones de CO2.
REUTERS/Wolfgang Rattay
  • Las emisiones de dióxido de carbono se han reducido en abril alcanzando un mínimo histórico a los niveles de 2006, disminuyendo en un 17% respecto al mismo periodo de 2019.  
  • El confinamiento, las restricciones de movimiento, el parón en el consumo de energía y en la quema de los combustibles fósiles por la pandemia COVID-19, son algunas de las principales razones. 
  • En España, los valores han alcanzado una reducción máxima del 30%, superando la media europea que data de una reducción de 26% en las emisiones de CO2. 
  • Descubre más historias en Business Insider España.

Los niveles de emisión de dióxido de carbono que agudizan el cambio climático se han reducido gracias al confinamiento por la pandemia de COVID-19 un 17% en abril respecto a la media de 2019, a un nivel mínimo histórico que no se alcanzaba desde 2006, según un estudio publicado en Nature Climate Change

"El confinamiento de la población está conduciendo a cambios drásticos en el uso de energía, con impactos esperados en las emisiones de CO2. (...) Las emisiones globales diarias de CO2 disminuyeron en –17% a principios de abril de 2020, en comparación con los niveles medios de 2019", concluyen los autores del estudio. 

Mientras, en España se han situado en un 30% menos, superando la media europea de una disminución de 27%, según el informe. 

Leer más: Científicos desarrollan un catalizador que consigue convertir el dióxido de carbono en sustancias útiles para la industria

Desde la última década, las emisiones de CO2 aumentaban cada año cerca de un 1% —excepto en 2019 que se mantuvo estable, según el informe.

Pero, el estudio estima que en la medida que avancen o se mantengan las diferentes desescaladas a nivel mundial, podrían en 2020 reducirse las emisiones en hasta un 7% —o hasta -4% si las restricciones se levantan en junio. 

No obstante, Corinne Le Quéré, profesora de cambio climático en la Universidad de East Anglia, Inglaterra, y autora principal del estudio, ha señalado a The Guardian que, a pesar de ser una caída realmente significativa, al mismo tiempo, queda el 83% de las emisiones globales, lo que muestra lo difícil que es reducirlas con cambios sólo en el comportamiento.

Aunque consideran que algunas de las prácticas de distanciamiento social podrían ayudar a reducir el CO2 y la contaminación del aire —unas restricciones que Harvard estima que podrían extenderse hasta 2022 y Corea del Sur intenta implementar en el día a día

Leer más: Estas mascarillas diseñadas para vacas no tienen nada que ver con el coronavirus, pero pueden ayudar a salvar el planeta

Para obtener dichos resultados, los investigadores analizan las medidas de confinamiento de 69 países que representan el 97% de las emisiones de gases de efecto invernadero del mundo

"Dada la falta de datos de emisiones de CO2 en tiempo real, diseñamos un enfoque alternativo para estimar las emisiones a escala de país basado en un índice de confinamiento (IC) concebido para capturar la medida en que diferentes políticas afectan las emisiones y los datos diarios de actividad disponibles para 6 sectores económicos", detallan. 

De estos 6 sectores, energía representa el 44,3% de las emisiones globales de CO2 fósil, industria el 22,4%, transporte terrestre 20,6%, edificios públicos y comercio un 4,2%, residencial un 5,6% y aviación un 2,8%. Pero, según los resultados, la mitad de la disminución de las emisiones se debe especialmente al transporte terrestre que redujo su actividad en un 50%. 

Asimismo, destacan que según el histórico, en época de crisis a la disminución moderada (como el 4 o 7% esperado para finales de 2020) le sigue con un repunte incluso por encima de la media. 

"Por ejemplo, en la crisis financiera mundial de 2008-2009, las emisiones mundiales de CO2 disminuyeron un –1,4% en 2009, seguidas inmediatamente por un crecimiento de las emisiones de +5.1% en 2010, muy por encima del promedio a largo plazo. Y volvieron a sus valores anteriores progresivamente como si la crisis no hubiera ocurrido" —lo que podría conducir a una crisis climática incluso peor de la esperada que podría provocar el incremento del nivel del mar, peores tormentas o el aumento de sequías.

LEER TAMBIÉN: Las claves para entender qué va a cambiar con la ley de cambio climático que acaba de relanzar el Gobierno y por qué será crucial para salir de la crisis del coronavirus

LEER TAMBIÉN: Chep, el gigante de los palés y contenedores logísticos, revela cómo ha planificado la demanda para evitar el colapso de las cadenas de suministro durante el confinamiento

LEER TAMBIÉN: Los Gobiernos y farmacéuticas están invirtiendo una fortuna para encontrar una vacuna del coronavirus, pero las anteriores epidemias recuerdan que los tratamientos y la prevención pueden ser incluso más importantes

VER AHORA: El Black Friday del año del coronavirus: una antesala de las compras navideñas con un consumo contenido

    Más:

  1. Coronavirus
  2. Medio Ambiente
  3. Emisiones coche
  4. Trending
  5. Top