La pandemia está cambiando la personalidad de muchas personas y los gerentes deben tomar nota si no quieren perder empleados

Inside Out de Pixar

Disney/Pixar

  • Una encuesta ha dejado claro que la mayoría de los estadounidenses ha visto un cambio en su personalidad por culpa de la pandemia del coronavirus. 
  • Explican que se sienten más conscientes, abiertos, empáticos e inteligentes. 
  • Los psicólogos, sin embargo, se muestran escépticos y se preguntan cuánto tiempo durará el cambio una vez la vida vuelva a la normalidad. 
  • Descubre más historias en Business Insider España

Decir que Evan Shearin está dejando la pandemia con una versión de sí misma más amable, gentil e inteligente puede sonar raro, pero no está fuera de lugar. 

El joven consultor de software de 30 años tenía más tiempo para aprender cosas nuevas. Tuvo tiempo para mejorar en la cocina, estudiar lecciones de guitarra, probó suerte con la jardinería e incluso obtuvo algunas titulaciones profesionales de todo tipo. 

También se preocupa más por los demás. 

"He estado usando mascarillas, teniendo en cuenta el distanciamiento social y preocupándome por la desinfección no solo para protegerme, sino para cuidar a los demás", dijo. "Creo que mucha gente siente que ha cambiado durante el transcurso de la pandemia".

Estos 2 gráficos explican cómo ha evolucionado el empleo temporal y a jornada completa en España y el resto de Europa durante el coronavirus

Una encuesta de Oracle a 2.000 estadounidenses que se publicó el pasado lunes deja claro que la crisis del COVID-19 ha cambiado por completo su personalidad. Explican que se sintieron más inteligentes, empáticos, conscientes y abiertos a nuevas experiencias.

Un tiempo tan difícil como el vivido por la pandemia ha afectado a cómo viven y trabajan e incluso lo que buscan en su carrera profesional. 

Los empleadores deben tomar nota de todo esto, explica Nate Skinner, vicepresidente senior global de marketing de Oracle. 

"Los gerentes necesitan escuchar más que nunca", explica, y agrega: "Necesitan saber dónde están las personas, cómo perciben lo que están haciendo actualmente y averiguar qué es lo siguiente que quieren hacer".

"De lo contrario, van a perder gente".

"Cualquier otra cosa que no sea Zoom en pijama es de gran interés"

En un contexto de muerte, desesperación e incertidumbre es normal que la gente sienta que la pandemia les ha cambiado. 

"Los grandes eventos traumáticos de la vida pueden hacer que las personas se vean a sí mismas de manera diferente", cuenta Matthew Pearsall, profesor de comportamiento organizacional en la Escuela de Negocios Kenan-Flagler de la Universidad de Carolina del Norte en Chapel Hill. "Y a veces, si el impacto es lo suficientemente grande, los cambios persisten y comienzan a arraigar nuevos hábitos, sentimientos y enfoques, que después de un tiempo se convierten en personalidad".

La encuesta realizada por Oracle no refleja de manera exhaustiva a los estadounidenses. Sin embargo, Pearsall, una persona que estudia el desempeño y la adaptación del equipo, tiene claro que es una instantánea muy acertada del sentimiento de los americanos sobre sí mismos. 

"Es un estudio muy representativo de las impresiones de la gente", sugiere. 

Casi el 90% de los encuestados afirmaron ver un cambio en al menos uno de los rasgos de su personalidad debido al COVID-19. 

Los rasgos OCEAN, conocidos por los psicólogos como los "Cinco Grandes", son: apertura (creativa y en busca de novedades), escrupulosidad (orientada a los detalles y amante de las estructuras), extroversión (social y conversadora), simpatía (empática y cooperativa) y neuroticismo (propenso a preocuparse).

Alrededor del 40% de los encuestados se han sentido más conscientes. La gente ha tenido que adaptarse al cambio y la pandemia ha agudizado la necesidad de buenas prácticas de higiene como lavarse las manos correctamente o desinfectar pomos de las puertas. 

El 38% respondió que estaba más abierto a nuevas experiencias, un hallazgo que Ben Dattner, un psicólogo organizacional, atribuyó al aburrido tedio de la vida pandémica. 

Probar cosas nuevas e incluso contemplar la posibilidad de probarlas tiene el efecto de hacer que las personas tengan la mente más abierta, explica Alice Boyes, ex psicóloga clínica y autora de The Healthy Mind Toolkit. 

"Se trata de apreciar la creatividad, la curiosidad y la variedad", agrega.

La apertura a menudo se correlaciona con la fantasía, otro pasatiempo común de una pandemia.

"La monotonía de estar en casa hizo que mucha gente fantaseara con lo que les gustaría hacer en su lugar", apunta. "La gente realmente no podía salir de sus casas, así que pensaron dónde les gustaría estar y qué les gustaría estar haciendo".

"Realmente no creo que vuelva a ser como era''

Casi tres cuartas partes de las personas encuestadas afirmaron que habían leído y aprendido más durante la pandemia y que se han sentido más inteligentes. Las personas adquirieron nuevos pasatiempos, se volvieron más observadores y aprendieron nuevos trucos. 

El estudiante universitario Mackenly Jones, un diseñador web independiente, dejo claro que no solía ser un gran lector. Sin embargo, durante el transcurso de la pandemia leyó docenas de libros, dedicó más tiempo a sus tareas escolares y obtuvo una certificación de drones voladores. 

Casi un tercio de los encuestados declararon sentirse más agradables, amables y comprensivos. La razón podría ser la soledad: la ausencia de conectar con otras personas ha hecho que muchos deseen estar cerca de otros. 

Kristen Bolig, que dirige SecurityNerd, una web para información de seguridad del hogar, afirma que se convirtió en una gerente más compasiva. 

"Me parece que estoy más interesada en conectarme con mis empleados a nivel personal", cuenta. "Les pregunto por sus familias y cómo se sienten".

Sarah Wingate, quien vive en Charleston, Carolina del Sur, y es gerente de TechnologyAdvice, una compañía de medios B2B, tiene claro que la pandemia ha sido un torbellino emocional y la "experiencia más transformadora" de su vida.

Una amiga cercana murió este año y también perdió a otros miembros de su familia. También se comprometió con su novio y comenzó un nuevo trabajo, que ha sido una fuente de desafío y alegría. "Soy una persona diferente ahora", relata. "Realmente no creo que vuelva a ser como era".

Nueva identidad, nuevo trabajo

A medida que la pandemia empieza a aflojar, los viejos hábitos regresan y empieza a aflorar una gran pregunta: ¿hay que asumir que la gente volverá a ser peor y más tonta?

El coronavirus se ha prolongado lo suficiente como para que las personas hayan podido cambiar por completo, pero los expertos dejan claro que la respuesta depende de cómo sea la vida tras la pandemia. 

Los horarios de trabajo hibridas y flexibles pueden ayudar a respaldar las nuevas formas de vida y de hacer el trabajo de las personas al brindarles la oportunidad de aprender y probar cosas nuevas en su tiempo de inactividad. Por ejemplo, los empleados pueden querer tomar clases, explorar un pasatiempo u ofrecerse como voluntarios para una causa que les importa. 

Además de querer tener más voz sobre cuándo y dónde trabajan y estar dispuestos a abandonar el barco si no lo consiguen, los empleados buscan una mayor satisfacción en el trabajo, explica Pearsall. 

El mayor interés en el cambio de trabajo es una prueba fundamental, agrega. Mucha gente ha pensado más profundamente sobre la alineación o la desalineación de sus carreras, principios y prioridades de vida. 

"Están diciendo: 'Oye, esto es lo que valoro, y hasta cierto punto, la personalidad refleja valores, y quiero hacer algo diferente'". 

Las organizaciones deben abordar estos desafíos de frente, explica Skinner de Oracle. Después de todo, con el aumento de las tasas de vacunación, la reapertura de las grandes ciudades y el aumento del trabajo remoto, quienes buscan empleo tienen más opciones.

Los gerentes deben ofrecer oportunidades para que los empleados aprendan nuevas habilidades, se expongan a nuevas ideas y se conecten con sus equipos y la misión de su organización.

Su consejo para los jefes: "No espere a que sus empleados pregunten", agrega. "Debes ser proactivo."

Este artículo fue publicado originalmente en BI Prime.

Otros artículos interesantes:

El aumento del teletrabajo durante el coronavirus está agravando la desigualdad laboral en Madrid, París, Berlín y Londres

7 podcasts para aprender inglés y mejorar tu pronunciación y comprensión oral

Cómo la ansiedad derivada de la pandemia ha generado grandes supertendencias en las que invertir, según Credit Suisse