La pandemia podría estar dañando tu suelo pélvico: síntomas que pueden indicar un problema y ejercicios para fortalecerlo

mujer haciendo ejercicio
Getty Images
  • Algunos especialistas han alertado en The Washington Post que la fata de movimiento y el estrés derivados de la pandemia podrían estar afectando al suelo pélvico.
  • Cuando la musculatura del suelo pélvico se debilita puede ocasionar problemas de postura, micción, o incluso interferir en las relaciones sexuales.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

Quizá no te preocupes mucho por tu suelo pélvico, pero eso no significa que esta zona no requiera atención.

Compuesto de tejido conjuntivo, ligamentos y músculos, el suelo pélvico se ubica en la base de la pelvis. Es el encargado de sostener los órganos de la zona (vejiga y uretra, útero y vagina; y recto) y asegurar su normal funcionamiento.

Esto significa que cuando el suelo pélvico se debilita pueden surgir problemas vinculados a la postura, la micción, las evacuaciones intestinales o el sexo. 

Y aunque se tienda a vincular a un asunto que preocupa únicamente la mujeres embarazadas, los hombres también pueden experimentar estas consecuencias. 

Entre los principales síntomas que pueden debilitar el suelo pélvico está el parto, sí, pero también tener sobrepeso u obesidad, el estreñimiento crónico o cirugías abdominales y/o perineales.

Ciertos hábitos adoptados desde la pandemia también puede haber empeorado el estado del suelo pélvico, según remarcan algunos fisioterapeutas y urólogos a The Washington Post.

“La necesidad de [fisioterapia] pélvica se ha disparado en el último año”, asegura al medio Alicia Jeffrey-Thomas, fisioterapeuta de suelo pélvico en Greater Boston Urology (EEUU).

Entre las causas que se esconden tras este incremento: la combinación de estrés y falta de movimiento, como consecuencia de confinamientos y teletrabajo.

Así lo señala la especialista, quien a raíz del COVID-19 comenzó a publicar vídeos informativos sobre la salud pélvica en TikTok , muchos de los cuales se han vuelto virales.

Señales que indican que tu suelo pélvico no funciona bien

La disfunción del suelo pélvico es "un término amplio para cualquier cosa que esté sucediendo con esta zona que no sea un estado normal", explica al diario Heather Jeffcoat, presidenta electa de la Academia de fisioterapia para la salud pélvica de EEUU.

Lo que ocurre cuando los músculos están hiperactivos o hipoactivo. 

Según el Instituto del Suelo Pélvico, algunos síntomas que pueden indicar un debilitamiento del suelo pélvico incluyen:

  • Pequeñas pérdidas de orina con esfuerzos como la tos, estornudo, saltos…
  • Ganas de ir a orinar con más frecuencia que antes sin causa justificada
  • No conseguir aguantar los gases o las heces
  • Estreñimiento
  • Sensación de mayor apertura vaginal
  • Molestias en esa zona sin causa médica
  • Disfunción sexual (dolor en las relaciones, peor calidad en el orgasmo…) 

Empujar a la hora de hacer pis, miccionar en la ducha o nada más llegar a casa, son asimismo malos hábitos que pueden afectar negativamente a la musculatura de tu suelo pélvico, según comparte Jeffrey-Thomas en su perfil.

@scrambledjam

We are the sum of our actions. Little habits can have huge consequences down the line. #LearnOnTikTok #TikTokPartner #bladderretraining

♬ Bad Habits - Ed Sheeran

, ,

Aunque los problemas del suelo pélvico son comunes, los expertos aconsejan no considerar estos síntomas como "normales"

"El problema es que si hay algún problema no diagnosticado con la tensión o rigidez de los músculos pélvicos, puede empeorar las cosas", enfatiza Emily Slopnick, uróloga de la Clínica Cleveland.

Por lo que si experimentas alguno de los sintiomas anteriores, mejor consulta con un  médico.

Cómo fortalecer el suelo pélvico

canales de Youtube para hacer ejercicio en casa

Getty Images

Una de las técnicas más utilizadas para fortalecer los músculos del suelo pélvico es la conocida como ejercicios de Kegel. 

Su popularidad reside, entre otras cosas, en que son fáciles de poner en práctica desde casa o incluso mientras trabajas.

Los ejercicios de Kegel consisten sencillamente en la contracción de los músculos del suelo pélvico. Aunque para realizarlos antes debes identificar correctamente cuáles son los que debes contraer.

Como recomiendan desde Sanitas, para hacerlo, la próxima vez que vayas al baño a orinar intenta detener el chorro de manera voluntaria. 

"Esa es la acción que debes realizar durante los ejercicios, la contracción de los mismos músculos que permiten detener el chorro de orina", afirman.

En los hombres, los ejercicios de suelo pélvico consisten en realizar contracciones repetidas tanto de la zona del esfínter uretral, de la zona anal o de ambas.

"Se debe experimentar sensación de oclusión y elevación de estas estructuras hacia el interior de la pelvis", evidencia en Cuidate Plus Julio Fernández del Álamo, del Servicio de Urología de la Clínica Cemtro-ICUA, en Madrid.

Hay varios ejercicios de Kegel que desde Sanitas recomiendan:

  • El lento: contrae los músculos del suelo pélvico durante 5 segundos, mientras respiras suavemente, y luego los relajas durante 5 segundos más. Repetir 10 veces.
  • El rápido: contrae y relaja los músculos tan rápido como puedas, durante 2 o 3 minutos. Comienza con 10 repeticiones y auméntalas gradualmente hasta 50 repeticiones diarias.
  • El ascensor: se trata de contraer lentamente los músculos, imaginando que se trata de un ascensor que va subiendo lentamente y se detiene unos segundos en cada piso.
  • La onda: se realiza contrayendo primero los músculos que están alrededor de la uretra y luego los de la zona anal, relajándolos desde atrás hacia delante.

Una vez que hayas identificado los músculos del suelo pélvico, puedes hacer estos ejercicios en cualquier posición y momento del día.

Otros artículos interesantes:

Los mejores accesorios que puedes comprar para ejercitar el suelo pélvico

Sexo con protección, usando mascarilla y posturas que no impliquen la cercanía de los rostros: las recomendaciones de expertos de Harvard para mantener relaciones sexuales seguras

7 problemas de salud que puedes prevenir si duermes boca arriba

Te recomendamos

Y además